Reino Unido y la Uni√≥n Europea firman un acuerdo, la saga del Brexit llega a su fin despu√©s de 4 a√Īos





Incluso parec√≠a planeado. En un a√Īo en el que el mundo espera la Navidad atrapado en casa por la pandemia del Covid-19, los brit√°nicos recibieron el jueves (24) el regalo que hab√≠an estado esperando durante m√°s de cuatro a√Īos: la saga del brexit ha terminado.





Tras meses de negociaciones entre sus cumbres, el gobierno del Reino Unido y la Uni√≥n Europea (UE) cerraron finalmente un acuerdo comercial para regular c√≥mo ser√° la relaci√≥n entre ellos a partir del pr√≥ximo a√Īo, √ļltimo paso que quedaba para sellar la separaci√≥n. entre Londres y Bruselas.

El divorcio que ha monopolizado la pol√≠tica europea desde junio de 2016 termina as√≠ felizmente, con ambas partes como amigos en lugar de rivales. Y con un per√≠odo de transici√≥n acordado de 5,5 a√Īos hasta que todas las nuevas reglas entren en vigor al 100%.

El anuncio oficial del acuerdo fue comunicado por la oficina del primer ministro brit√°nico, Boris Johnson.

¬ęEl acuerdo est√° hecho. Todo lo que se prometi√≥ a los brit√°nicos en el refer√©ndum de 2016 y las elecciones del a√Īo pasado se cumple con este acuerdo¬Ľ, dice el texto. ¬ęRecuperamos el control de nuestro dinero, nuestras fronteras, leyes, comercio y aguas de pesca¬Ľ.

En una conferencia de prensa posterior al anuncio, el primer ministro agreg√≥: ¬ęHemos resuelto hoy un problema que ha plagado nuestra pol√≠tica durante d√©cadas y depende de nosotros, todos juntos, como una naci√≥n nueva y verdaderamente independiente darnos cuenta de la inmensidad de este momento y sacar lo mejor de √©l. ¬ę.

Más reflexiva, la alemana Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea (el brazo ejecutivo del bloque), citó a Shakespeare, los Beatles y al poeta TS Eliot.





¬ęAl final de una negociaci√≥n exitosa, por lo general siento alegr√≠a. Pero hoy solo siento una satisfacci√≥n tranquila y, francamente, alivio¬Ľ.

Dijo que ¬ęel partido es una¬Ľ dulce tristeza ¬ęy, citando a TS Eliot, dijo que¬Ľ lo que llamamos principio suele ser el final ¬ę. Y llegar al final suele ser un comienzo ¬ę.

Los británicos temían que la falta de un acuerdo comercial arrojara al caos al Reino Unido a principios de 2021, sumándose a la crisis económica y dando lugar a un escenario de desabastecimiento generalizado, ya que la mayoría de los productos y materias primas llegan al país a través de afiliados. Los Estados unidos.

Como las dos economías son interdependientes después de décadas de integración (casi la mitad del comercio exterior británico es con el bloque europeo), este escenario causaría problemas a ambas partes.

Los estudios se√Īalan, por ejemplo, que el Reino Unido podr√≠a quedarse sin productos si no hay un acuerdo, incluidas flores, verduras, vegetales, material de construcci√≥n e incluso semen para inseminaci√≥n artificial.

Para detener esto, Boris y Von der Leyen aceleraron las negociaciones en los √ļltimos d√≠as y comenzaron a hablar por tel√©fono a diario.

Sin embargo, tras los numerosos retrasos del brexit, muchos brit√°nicos todav√≠a sospechaban de la posibilidad de que el asunto pudiera resolverse a tiempo. El clima solo comenz√≥ a cambiar incluso en la ma√Īana del mi√©rcoles (23), cuando surgieron las primeras noticias de que un acuerdo estaba cerca.

De hecho, el final de la saga fue tan sorprendente que los representantes europeos incluso atribuyeron el acuerdo a la alineaci√≥n de las estrellas. Los diplom√°ticos tambi√©n dijeron que hab√≠an pasado las √ļltimas horas con los dedos cruzados esperando este tipo de milagro navide√Īo. Incluso la BBC, tradicionalmente ac√©rrima, ha dejado de lado la seriedad brit√°nica y ha aconsejado a sus periodistas de cobertura que beban vino.

El Reino Unido abandonó oficialmente la Unión Europea el 31 de enero, pero la fecha en realidad fue solo el comienzo del proceso de separación. Desde entonces, ha comenzado una etapa de transición, en la que Londres se ha comprometido a seguir respetando la legislación europea.

Este per√≠odo se extiende hasta finales de a√Īo, y la idea desde el principio era que las dos partes utilizar√≠an estos 11 meses para negociar un acuerdo definitivo.

Si nada se cerraba antes del 1 de enero, la relación entre europeos y británicos se regiría por los tratados internacionales y por las reglas de la OMC (Organización Mundial del Comercio), que son más restrictivas.

En otras palabras, la relación entre los dos sería similar a la que tiene hoy Brasil con los británicos. Esto significa que Bruselas y Londres aumentarían sus impuestos de importación y exportación y crearían una serie de barreras aduaneras y fronterizas.

El acuerdo, que trata con un estimado de ¬£ 668 mil millones en negocios (R $ 4,7 billones), se describe en m√°s de 2.000 p√°ginas y ahora a√ļn no ha sido aprobado por los parlamentos de ambos lados y luego confirmado por los l√≠deres de los 27 pa√≠ses que se integran. el bloque. Y todo esto debe suceder hasta el 31 de enero para que el tratado entre en vigor el 1 de enero.

Como no habr√° tiempo para esto, la tendencia es que el documento sea aprobado solo por la Legislatura brit√°nica el pr√≥ximo mi√©rcoles (30) y por el Ejecutivo de cada uno de los pa√≠ses del bloque antes de fin de a√Īo.

Así, el acuerdo entraría en vigor de forma provisional el 1 de enero, pendiente de la aprobación final por parte del Parlamento Europeo (que se prevé que se produzca a principios de 2021).

La expectativa es que todas estas confirmaciones se llevar√°n a cabo con relativa fluidez, ya que la UE ha estado informando a diario a los jefes de gobierno del bloque y declarando c√≥mo iba la negociaci√≥n, por lo que ning√ļn pa√≠s deber√≠a oponerse a lo acordado.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que espera que Alemania pueda decidir r√°pidamente si apoya el pacto. ‚ÄúEl gobierno federal ahora examinar√° de cerca el texto del acuerdo. Pero no partimos de cero. La Comisi√≥n mantuvo informados a los Estados miembros durante todo el proceso de negociaci√≥n ‚ÄĚ, dijo.

Emmanuel Macron, el presidente franc√©s, a√Īadi√≥ que ¬ęel acuerdo con Reino Unido es fundamental para proteger a nuestros ciudadanos, nuestros pescadores, nuestros productores. Nos aseguraremos de que as√≠ sea¬Ľ.

Los laboristas, la oposición al actual gobierno británico, ya ha indicado que deben votar a favor del acuerdo. Boris puede enfrentar algunas traiciones dentro de su Partido Conservador por parte del ala más radical pro-brexit, pero la mayoría de los parlamentarios del acrónimo también deben apoyar la medida.

A√ļn no se han publicado todos los detalles del plan, pero la base del mismo hab√≠a estado vigente durante meses. Afirma que, como regla general, no habr√° aranceles entre el Reino Unido y los pa√≠ses de la UE.

Esta medida, sin embargo, solo será válida para productos fabricados principalmente en cada lado. Un automóvil fabricado en el Reino Unido, por ejemplo, solo estará exento si al menos el 60% de sus piezas son británicas o de países de la UE. De lo contrario, se gravará el vehículo, como si fuera importado.

También habrá excepciones en algunas áreas, principalmente entre productos agrícolas, donde se crearán limitaciones. El comercio de patatas, por ejemplo, será gratuito, pero se restringirá la venta de semillas de tubérculos, algo que enfureció a Escocia, un importante productor de hortalizas.

Tampoco habrá una cuota específica de productos que se puedan vender al otro lado. En las negociaciones internacionales, como es el caso, los acuerdos a menudo establecen que un producto determinado está exento de exportación hasta un límite anual; una vez que se alcanza esta cantidad, se grava.

En las negociaciones entre Brasil y la UE, por ejemplo, los agricultores brasile√Īos pueden exportar 180 mil toneladas de az√ļcar al a√Īo al bloque, que est√°n exentos, pero por encima de eso habr√° impuestos. Dicho mecanismo no existir√° en el tratado de Londres-Bruselas para garantizar que no habr√° tasas entre ellos.

Además del aspecto económico, esta medida facilitará que la frontera entre Irlanda (Estado miembro independiente de la UE) e Irlanda del Norte (parte del Reino Unido) siga funcionando sin necesidad de una frontera física.

En tratados anteriores, Londres ya se había comprometido a no crear una frontera rígida en la región. Para que esto funcione, Irlanda del Norte seguirá cumpliendo las normas de la UE.

Por este motivo, se crear√° una oficina de aduanas para controlar los productos en la frontera mar√≠tima entre Irlanda del Norte y la isla de Gran Breta√Īa (donde se ubican Inglaterra, Escocia y Gales, el resto de naciones que forman Reino Unido).

Sin un acuerdo comercial, las dos partes tendrían que hacer cumplir una serie de tarifas, que en la práctica dividirían al país en dos.

El nuevo acuerdo, que acerca las normas brit√°nicas y europeas, aliviar√° esta situaci√≥n y reducir√° la burocracia. B√°sicamente, solo los productos frescos, como los huevos y la carne, deber√≠an tener alg√ļn tipo de restricci√≥n para circular entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

La cuestión de la frontera irlandesa siempre ha sido una prioridad en la negociación porque existía el temor de que la devolución de una moneda física allí provocara un retorno de la violencia en la región.

Sin embargo, debido a la velocidad a la que tendr√° que implementarse el acuerdo, los analistas dicen que es probable que el escenario sea un caos en las fronteras brit√°nicas en los primeros d√≠as de 2021, con largas filas formadas mientras los funcionarios de aduanas intentan adaptarse a las nuevas reglas. Las cadenas de supermercados ya han advertido que algunos productos pueden faltar durante alg√ļn tiempo hasta que la situaci√≥n se normalice.

Otro punto importante en las negociaciones es el acceso que tendrán los pescadores europeos al mar británico, un tema políticamente sensible para Boris y para países vecinos como Francia y Bélgica.

Seg√ļn la prensa brit√°nica, Londres se ha comprometido a incrementar la cantidad de pescado que los europeos pueden capturar cada a√Īo a cambio de concesiones en otras zonas.

En un documento interno publicado por el periódico The Guardian, el 43% de las cláusulas del nuevo acuerdo eran las que quería el gobierno británico, frente a solo el 17% de la UE; en el otro 40%, las dos partes renunciaron a algo.

Seg√ļn el primer ministro, el Reino Unido no necesitar√° someterse al Tribunal de Justicia de la Uni√≥n Europea; la UE insisti√≥ en que las posibles violaciones del acuerdo se resuelvan en esa instancia. Boris estaba en contra, ya que permanecer√≠a sujeto al sistema judicial del bloque.

Esto es importante porque las dos partes han acordado una cláusula que establece lo que se denomina igualdad de condiciones. Esto significa que el Reino Unido no puede conceder a sus productores subvenciones que les otorguen una ventaja sobre los productores europeos. La regulación británica también debe estar alineada con la regulación europea, para que todas las partes sigan la misma regla.

Si hay desacuerdos sobre estos aspectos, el asunto debe ir a los tribunales, de ahí la importancia de determinar qué tribunal debe conocer los casos.

Además del aspecto comercial, el documento también establece cómo será la cooperación entre Londres y Bruselas en el ámbito de la seguridad. Debe determinar, por ejemplo, si un lado podrá acceder a la base de datos de los servicios de inteligencia por el otro y cómo funcionará la extradición de criminales.

El acuerdo tambi√©n abre el camino para la firma de la cooperaci√≥n en otras √°reas, principalmente en materia de inmigraci√≥n y mercado financiero; estas negociaciones espec√≠ficas est√°n previstas para el pr√≥ximo a√Īo.

Independientemente de los términos del documento y de lo que queda por acordar, sin embargo, el principal vencedor de la negociación fue el propio Boris, un ardiente partidario de la salida del país de la UE que logró cerrar un acuerdo que muchos consideraban imposible.

Después de todo, el largo proceso de separación derrocó a los dos predecesores del primer ministro, llevó a dos elecciones nacionales y allanó el camino para que él mismo se hiciera cargo del país y, finalmente, cumpliera su antigua promesa de brexit.


RECUERDA LOS EPISODIOS CLAVE DEL BREXIT

Enero de 2016

El entonces primer ministro David Cameron anunci√≥ su intenci√≥n de convocar una consulta popular sobre la pertenencia del Reino Unido a la Uni√≥n Europea, que tuvo lugar en enero de 1973. Es un gui√Īo al ala del Partido Conservador que quiere la separaci√≥n: el l√≠der est√° convencido de que el apoyo a la idea es minoritario

Junio ‚Äč‚Äčde 2016

En el plebiscito, el ‚Äúsalir‚ÄĚ sorprende y obtiene el 52% de los votos, frente al 48% del ‚Äúquedo‚ÄĚ. Cameron, quien hizo campa√Īa por la segunda opci√≥n, renuncia al d√≠a siguiente de la votaci√≥n.

Julio de 2016

Hasta entonces ministra del Interior, la moderada ‚Äúremanente‚ÄĚ Theresa May asciende a la direcci√≥n conservadora y, por extensi√≥n, al cargo de Primera Ministra

Marzo de 2017

Mayo activa el art√≠culo 50 del Tratado de Lisboa, que regula la desconexi√≥n de los pa√≠ses miembros de la UE. Comienza la cuenta atr√°s de dos a√Īos para el D√≠a D del Brexit

Junio ‚Äč‚Äčde 2017

Despu√©s de convocar elecciones anticipadas para ampliar su mayor√≠a en el Parlamento y fortalecerse en la negociaci√≥n del brexit, la premier hace un viaje: su base disminuye y comienza a depender del Partido Unionista Democr√°tico, una peque√Īa leyenda de Irlanda del Norte, pero en voz alta. anti-UE

Julio de 2018

El primer plan de May para salir del bloque es considerado demasiado dócil por varios de sus ministros, que abandonan el gobierno.

Noviembre de 2018

La líder conservadora anuncia que ha llegado a un acuerdo con los europeos. A fin de mes, presidentes y primeros ministros del continente aprueban el pacto de salida

Diciembre de 2018

Ante una inminente derrota en el Parlamento, el Ejecutivo retira abruptamente el acuerdo de la agenda. Dos días después, May sobrevive a una moción de desconfianza en su propio partido.

Enero de 2019

En el mayor revés para un gobierno británico en la era moderna, los diputados rechazan el proyecto de ley por una diferencia de 230 votos. El Partido Laborista, la principal fuerza de oposición, ve una oportunidad para derrocar a May y, tal vez, para forzar unas elecciones generales, pero los conservadores detienen el movimiento.

Marzo de 2019

Al no poder obtener cambios significativos en el acuerdo fuera de la UE, el primer ministro lo presenta nuevamente a la C√°mara de los Comunes. La derrota esta vez es por 149 votos.

El 29 de marzo, Día D, una tercera consulta termina en otro revés, ahora por una diferencia de 59 votos.

Abr. De 2019

Tras incumplir la condición marcada por el bloque de aplazamiento de la salida hasta el 22 de mayo -para aprobar el acuerdo en el Parlamento hasta el 29 de marzo-, se acordó un nuevo plazo: 31 de octubre de 2019.

Mayo de 2019

May anuncia que dimitirá el 7 de junio, tras una nueva propuesta, que abrió la posibilidad de un segundo referéndum Brexit, para ser mal recibido por sus aliados. A pesar de los intentos de salir del bloque, el Reino Unido participa en las elecciones al Parlamento Europeo, una de las entidades de la UE

Octubre de 2019

Bruselas concede un tercer aplazamiento al Reino Unido por la salida del bloque: 31 de enero de 2020

Diciembre de 2019

Boris Johnson es elegido Primer Ministro del Reino Unido. El conservador hizo campa√Īa a favor del brexit y promete que el pa√≠s abandonar√° la UE a fines del 20 de enero.

20 de enero

El Parlamento británico aprueba la segunda votación de separación con la UE; términos reciben la bendición de la reina. A finales de mes, el Parlamento Europeo ratifica el pacto, que entra en vigor

31. 20 de enero

Exactamente a las 11 pm hora de Londres (8 pm Brasilia), el Reino Unido abandona formalmente la Unión Europea; comienza el período de transición

13 de diciembre de 20

Fecha límite para negociar un pacto que regule las relaciones económicas entre las dos partes. El Reino Unido y la UE no llegan a un entendimiento y deciden continuar los diálogos

24.20 de diciembre

El Reino Unido y la Unión Europea finalmente concluyen un acuerdo comercial

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *