regreso





Nuestra Historia se hace con la migración y la relación con nuestra Diáspora. Todos los avances económicos, sociales y culturales los debemos a estos dos vectores, cuya conciliación nos ha ganado el reconocimiento de nuestros socios internacionales.





Los √ļltimos cien a√Īos, Portugal ha experimentado tres grandes movimientos de emigraci√≥n y un gran retorno.

El primer movimiento ocurri√≥ en los a√Īos 40 del siglo pasado. La Segunda Guerra Mundial hab√≠a terminado, y aunque Portugal no hab√≠a participado dirrectamente, ten√≠a que sentir los efectos econ√≥micos debido a su ubicaci√≥n geogr√°fica sa. Era entonces un pa√≠s agotado, con una poblaci√≥n mayoritariamente viviendo en un interior olvidado, pobre y sin esperanza.

Los que entonces partieron hu√≠an del hambre que pasaba y de un futuro que se les negaba. En su aplastante mayor√≠a, analfabetos y sin calificaciones, buscaban pa√≠ses cuya lengua, la cultura y la historia eran muy semejantes a la que dejaban. Ruman√≠a a las colonias, a Brasil, pero tambi√©n a Argentina y Venezuela. Los archipi√©lagos portugueses, los contactos que ten√≠an con los barcos de los Estados Unidos y Canad√° se aventuraron a buscar el sue√Īo americano.

Los a√Īos sesenta asistieron a la nueva leva de gente partiendo.

La Guerra Colonial y la dictadura obligaron a miles de j√≥venes a pasar "a salto" a Francia y Alemania. Aunque la mayor√≠a de los j√≥venes procedentes del interior y los ni√Īos, la tipolog√≠a de estos nuevos migrantes hab√≠a cambiado. Ya exist√≠a una cierta, le llamamos "elite intelectual" que por razones pol√≠ticas parti√≥ hacia una Europa que crec√≠a a nuestras puertas y nos hac√≠a conscientes de nuestra peque√Īez y retraso. Desde hace m√°s de una d√©cada de Portugal se despidi√≥ de los hombres que "pan lavrassem" y para cantar la libertad.

La revoluci√≥n de abril trajo consigo la descolonizaci√≥n y arrastr√≥ medio mill√≥n de refugiados de √Āfrica. Su mayor√≠a no era "retornado" porque nunca hab√≠a vivido en la metr√≥poli y todos hu√≠an de la realidad que hab√≠an conocido y que fuera su vida hasta el momento. Eran, pues, refugiados.





En un a√Īo el pa√≠s supo reinstalar e integrar a estas personas.

El papel de RNAi con todos los defectos que se pueden se√Īalar, era tit√°nica en el proceso y la respuesta portuguesa en esos d√≠as de angustia por tantos hombres y ni√Īos mulhees sin conexi√≥n a tierra, fue heroica. No s√≥lo a t√≠tulo estatal, sino al nivel de la ciudadan√≠a, de las personas, de la solidaridad. Por supuesto, tambi√©n era un momento de contracci√≥n de desconfianza, pero fue clave al mismo tiempo un momento de la recepci√≥n y el resultado fue que al menos una d√©cada, Portugal ha evolucionado econ√≥mica, social y culturalmente que no hab√≠an evolucionado en los casi cinco que permaneci√≥ cerrado a los nuevos vientos y nuevas ideas. Fruto de la libertad y de la revoluci√≥n? S√≠, sin duda. Pero tambi√©n del esfuerzo de los que hab√≠an vivido con horizontes mucho m√°s amplios y que conoc√≠an un Mundo de varios colores.

Ya en este siglo y después de haber pasado de país de emigración a padres de acogida y destino inmigratorio, he aquí que nuestros jóvenes mejor preparados, son "invitados" a emigrar. Y lo hicieron. No sin lágrimas ni resentimientos contra un país que les negaba la posibilidad de vivir diganmente en su tierra, pero lo hicieron.

En este momento Portugal necesita con urgencia el regreso de estos jóvenes y el gobierno tiene que participar en gran medida en la atracción de los programas con el fin de permitir que estos jóvenes altamente cualificados regresan a su país, el país que invirtió en su formación, pero no sabía la bodega .

¬°No se trata de tarea f√°cil! Mientras que en las dos levas anteriores los que partieron lo hac√≠an con la firme intenci√≥n de volver un d√≠a por m√°s tarde que se hubiera sentido siempre emigrantes de hecho, la generaci√≥n 2000 es la generaci√≥n que mira a Europa como su casa y como tal ya no tiene tan fuerte el sentimiento de "extra√Īo en una tierra extra√Īa". Son los j√≥venes de los programas Erasmus, de los vuelos low cost, de los contactos v√≠a Skype y Watshapp, de la cultura universal de Internet, multiling√ľes.

Pero son nuestros j√≥venes. Los que queremos con nosotros, los que necesitamos no s√≥lo afectivamente, sino por razones demogr√°ficas y econ√≥micas. Son la generaci√≥n m√°s bien preparada de siempre y contin√ļan saliendo hacia otros pa√≠ses donde son recibidos con las perspectivas que no les damos.

Programas como el REGRESAR que propone la reducci√≥n del IRS en los cuatro a√Īos siguientes a su retorno, son optimas ideas. Pero poco exploradas, poco conocidas y que plantean innumerables cuestiones. Desde luego a lo que se impone: ¬Ņqu√© acecha a quien regresa pero acaba por no quedarse, sea por falta de oportunidades o sea por voluntad propia, antes que se cumplan los cuatro a√Īos?

¬ŅY ser√° suficiente una reducci√≥n de impuestos, por m√°s ben√©fica que sea, para atraer a quien sali√≥?

¬ŅSer√°n suficientes los Gabinetes de Apoyo al Emigrante esparcidos ya un poco popr todo el pa√≠s?

No creo. Hay que completar estos programas con otras medidas que involucra a otros sectores del gobierno y del tejido empresarial.

РIncentivos Рreales Рa la natalidad, con aumento del tiempo de permiso parental sin pérdida de vencimiento; con la ampliación de la red de apoyo a la primera infancia; Рcon una cama de matrimonio. con apoyo al arrendamiento ya la adquisición bonificada de vivienda propia, son algunas de las medidas que corresponde al Estado implementar.

Pero la denominada "sociedad civil" no puede dejar de involucrarse sobre todo en lo que concierne a la empleabilidad. Tenemos los jóvenes mejor preparados y calificados de Europa. Invertir en su capacidad y en su conocimiento a través de la oferta de salarios competitivos con los practicados en otros países, proporcionar movilidad por mérito en las carreras son incentivos que revertiránpositivamente y en poco tiempo nuestra economía.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *