Recib√≠ la vacuna Covid-19. ¬ŅY ahora?





Desde que vacunaci√≥n contra coronavirus Comenz√≥, la mayor√≠a de los brasile√Īos est√°n ansiosos por tener su turno en la cola. Pero, ¬Ņc√≥mo es la vida despu√©s de la vacunaci√≥n? ¬ŅY qu√© podemos y no podemos hacer a partir de ah√≠?





El microbiólogo Carlos Zárate-Bladés, del Laboratorio de Inmunorregulación del Centro de Ciencias Biológicas de la Universidad Federal de Santa Catarina, ya dice que en un principio se recomienda el uso de máscaras y distancia social para los vacunados en nuestro país. Y hay algunas razones para ello. Mira los principales:

Las vacunas no tienen un efecto instant√°neo

Las inyecciones estimulan a nuestro cuerpo a producir células de defensa y anticuerpos contra Sars-CoV-2. Pero lleva un tiempo.

‚ÄúEstamos hablando de la llamada inmunidad adaptativa. En el caso del Covid-19, las vacunas tardan unas dos semanas despu√©s de la segunda dosis en surtir efecto ‚ÄĚ, informa Z√°rate-Blad√©s. Si, antes de eso, alguien entra en contacto con el agente infeccioso, es posible que pueda causar estragos.

De hecho, es extremadamente importante no renunciar a la segunda dosis. ‚ÄúLa persona debe cumplir con el protocolo prescrito, porque esa es la √ļnica forma de garantizar el nivel de efectividad que ha sido estudiado por cient√≠ficos y analizado por organismos reguladores‚ÄĚ, orienta el microbi√≥logo.

Hasta ahora, el √ļnico inmunizador que requiere solo un bocado es el de la compa√Ī√≠a farmac√©utica Janssen (de Johnson & Johnson). Pero no est√° disponible en Brasil.

Algunos vacunados a√ļn pueden tener Covid-19

Cada vacuna aprobada es segura y reduce el riesgo de que una persona experimente s√≠ntomas de Covid-19. A√ļn as√≠, algunos desafortunados toman las dosis y, por alguna raz√≥n, no desarrollan inmunidad contra el coronavirus, o al menos no inmunidad completa, por as√≠ decirlo. Es decir, siguen siendo susceptibles de padecer la enfermedad.





La buena noticia es que, incluso cuando esto ocurre, los estudios indican que las vacunas contra Sars-CoV-2 reducen considerablemente la probabilidad de que el caso se agrave o conduzca a la muerte.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

En un contexto de baja circulaci√≥n del virus, esto ser√≠a un problema menor desde el punto de vista de la salud p√ļblica y, por lo tanto, se podr√≠an considerar ciertas flexibilidades. Pero este no es el escenario brasile√Īo. Y luego nos metimos en otra raz√≥n.

A√ļn no conocemos el potencial de las vacunas para contener la transmisi√≥n del virus.

Como dijimos, los estudios actuales son sorprendentes al mostrar que la vacunación reduce el riesgo de manifestación de Covid-19. Por otro lado, todavía se está evaluando la capacidad de las dosis para evitar que una persona infectada transmita el virus a otra.

La vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, producida junto con la Fundaci√≥n Oswaldo Cruz (Fiocruz), present√≥ un estudio preliminar que indica una reducci√≥n del 67% en la transmisi√≥n. Los datos iniciales del inmunizador Pfizer tambi√©n muestran que ralentiza la propagaci√≥n de Sars-CoV-2 en casi un 90%. Pero a√ļn se necesitan otras encuestas.

Ah√≠ est√°: si a√ļn no conocemos la capacidad real de las dosis para prevenir la propagaci√≥n de la enfermedad y si pocas personas est√°n vacunadas en Brasil, es arriesgado dejar que las personas que ya se hayan puesto las inyecciones circulen libremente. Ahora, pueden transmitir la infecci√≥n a alguien desprotegido, que puede desarrollar s√≠ntomas graves o incluso morir.

Cuando una parte considerable de la poblaci√≥n est√° inmunizada, es plausible imaginar flexibilidades espec√≠ficas. En Estados Unidos, por ejemplo, las personas vacunadas ahora pueden reunirse sin m√°scaras y sin distancia social con otras que se encuentran en la misma situaci√≥n o que tienen un bajo riesgo de complicaciones, siempre que se encuentren en un ambiente privado. Y las m√°scaras siguen siendo obligatorias para todos en los lugares p√ļblicos de all√≠.

Resulta que el 10 de marzo, el 29% de los estadounidenses ya hab√≠an recibido sus dosis, seg√ļn el sitio web. Nuestro mundo en datos. En Brasil, esta cifra es del 5% (casi seis veces menos) y seguimos a un ritmo lento.

Es decir, en la etapa actual, incluso los brasile√Īos que tomaron la vacuna deben seguir usando m√°scaras, manteniendo la distancia social y lav√°ndose las manos con frecuencia.

‚ÄúEsto tambi√©n es necesario para evitar que surjan m√°s variantes del coronavirus. Ya que cuantas m√°s personas se contagien, m√°s puede mutar el virus ‚ÄĚ, a√Īade Z√°rate-Blad√©s.

El experto concluye con un mensaje: ¬ęDespu√©s de la vacuna, tambi√©n hay que seguir ayudando a no difundir noticias falsas sobre ella o sobre tratamientos ineficaces¬Ľ.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *