Recibí la vacuna Covid-19 porque confío en la ciencia





Tom√© la primera dosis de la vacuna Coronavac hace unos d√≠as aqu√≠ en el complejo del Hospital das Cl√≠nicas. Se estableci√≥ un esquema s√ļper organizado. En menos de 15 minutos, tom√© una de esas l√≠neas del aeropuerto de r√°pido movimiento, me identificaron en dos puntos de facturaci√≥n independientes, entregu√© mi formulario de consentimiento libre e informado, donde declaro que entend√≠ los riesgos potenciales de un inmunizador aprobado en caso de emergencia, y fui vacunados por una enfermera solidaria y eficiente. Incluso tuve tiempo de tomarme una selfie. Primera cosa del mundo.





Aparte de un peque√Īo dolor en el brazo que dur√≥ unas horas, similar a la vacuna contra la gripe que recib√≠ el a√Īo pasado, no tuve otros s√≠ntomas. Y hoy el virus inactivado que se inyect√≥ en mi cuerpo ya debe estar estimulando alg√ļn tipo de reacci√≥n inmunol√≥gica.

En tres semanas, yo y el resto del personal del complejo Hospital das Cl√≠nicas tomaremos la segunda dosis de la vacuna. Pero ya s√© de antemano que la vida cambiar√° poco en 2021. La vacunaci√≥n no es un pase gratuito: tendr√© que mantener el uso de m√°scara y distancia f√≠sica, incluso porque Brasil est√° tarde en esta carrera, siendo improbable, por no decir imposible, que toda la poblaci√≥n est√© inmunizada ese a√Īo.

La vacuna trae tranquilidad desde un punto de vista personal, pero la pandemia es el resultado del comportamiento del grupo. Necesitamos mantener el ejemplo y la disciplina, porque sabemos que la efectividad de la vacuna no es perfecta. Aun así, este logro merece ser celebrado, como viene sucediendo en la mayor parte del planeta.

Lamentablemente, Brasil est√° experimentando una burbuja de desconfianza alimentada por informaci√≥n no coincidente. Hubo varias oleadas de noticias falsas o enga√Īosas. La primera es que el virus se fabric√≥ en China: falso.

La segunda, que todo esto es una exageraci√≥n de los medios, y es solo un peque√Īo agarre: falso.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad





La tercera, que existe un tratamiento precoz con fármacos como la cloroquina, invermectina y, más recientemente, nitazoxanida. Era una esperanza, pero difundir esta noticia con los estudios actualmente disponibles también es falso.

La cuarta ola es que la vacuna ser√≠a peligrosa y que alterar√≠a su c√≥digo gen√©tico, o quiz√°s algo a√ļn peor. Esta mentira es especialmente absurda y me asombra recibir varias llamadas diarias de mis pacientes pidiendo mi opini√≥n sobre el tema.

Mi opinión es la misma que la de los médicos del complejo Hospital das Clínicas: todos se hicieron cola para recibir sus dosis. Me entristece ver a más gente emocionada diciendo que nos estamos vacunando como ganado.

Si t√ļ y yo, querido lector, estamos hoy aqu√≠, sin duda fue gracias a la ciencia. Sin las vacunas, alguien de nuestra l√≠nea de ascendencia probablemente habr√≠a sucumbido a la poliomielitis, el t√©tanos o alguna otra enfermedad infecciosa. Es hora de dejar la medicina a los m√©dicos y la ciencia a los cient√≠ficos.

La lógica de hablar menos y escuchar más es especialmente válida aquí. Deja de reenviar mensajes de origen desconocido. Todos estamos en el mismo barco. La confrontación y la discordia solo traerán más problemas. Los humanos trabajamos en colaboración: si la comida llega a tu mesa es porque hay una inmensa cadena de personas trabajando para que esto suceda. La vacuna es el resultado de un esfuerzo de héroes anónimos que desarrollaron esta tecnología hace mucho tiempo y ahora están trabajando para desarrollar productos rápidamente.

Al final del d√≠a, haz la siguiente reflexi√≥n: ¬Ņqu√© pa√≠s le tiene m√°s miedo a la vacuna que a la enfermedad?

* Geraldo Lorenzi Filho es profesor de Neumología en FMUSP y director del Laboratorio Sono do Incor

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *