Rebeldes de Yemen atacan ciudad saudí a dos días de la carrera de F1





El grupo rebelde Houthi de Yemen lanzó misiles el viernes (25) en las instalaciones de la compañía petrolera estatal de Arabia Saudita, Aramco, una de las compañías más grandes del mundo en este campo. El atentado, en Jeddah, tiene lugar dos días antes del escenario de Fórmula 1 en la ciudad. No hay informes de víctimas, según el gobierno local.





Según los rebeldes respaldados por Irán, los bombardeos incendiaron dos tanques de la compañía. El ataque estaba dirigido a una estación de distribución de productos derivados del petróleo.

Más temprano, la agencia de noticias Reuters informó sobre una enorme nube de humo negro sobre la ciudad a orillas del Mar Rojo. Los videos compartidos en las redes sociales, que no se pudieron verificar de forma independiente, también mostraron incendios en tanques de petróleo en una instalación de Aramco en las afueras de Jeddah.

El humo se podía ver desde cerca de la pista de carreras, donde la práctica libre del viernes se retrasó debido al ataque. «Puedo oler a quemado. ¿Ese es mi coche?», preguntó el actual campeón mundial Max Verstappen a su equipo por radio. La Fórmula 1 dijo que la carrera, programada para el domingo, se llevará a cabo con normalidad.

La coalición liderada por Arabia Saudita confirmó los ataques y dijo que los incendios ya habían sido controlados a primera hora de la tarde (hora local, por la tarde en Brasilia).

Los huzíes incluso declararon que habían atacado «instalaciones vitales» en Riyadh, la capital saudí. “Llevamos a cabo varios ataques con drones y misiles balísticos”, dijeron en un comunicado. Según ellos, había 16 objetivos.

Antes de eso, los medios estatales saudíes informaron que se habían interceptado una serie de ataques con drones y cohetes, así como un cohete balístico lanzado hacia la ciudad portuaria de Jazan, en el suroeste, casi en la frontera con Yemen.

En este último episodio, sin embargo, la interceptación no fue suficiente para contener todo el daño: una planta de distribución eléctrica se incendió, según la prensa local. Los ataques se producen en vísperas del séptimo aniversario de la intervención militar del país en la guerra civil de Yemen.

Después de las explosiones, el Ministerio de Energía dijo que no sería responsable de ninguna escasez en el suministro de petróleo a los mercados mundiales y culpó a los rebeldes por una eventual caída en el suministro de petróleo. Arabia Saudita es el mayor exportador de la materia prima.

Estados Unidos, que apoya a la alianza saudí, condenó los ataques y los calificó de inaceptables.

El bombardeo del viernes se produce cuando las Naciones Unidas intentan asegurar una tregua temporal para el mes sagrado musulmán (Ramadán), que comienza en abril.

Las negociaciones, sin embargo, están rodeadas de tensión. El pasado fin de semana, una explosión provocada por los huzíes provocó la paralización temporal de la producción en una refinería; una terminal de distribución también fue golpeada e incendiada. Antes de eso, el día 11, el grupo atacó una refinería en Riyadh, provocando un pequeño incendio.

En enero, los rebeldes tenían como objetivo otro: Abu Dabi, que también forma parte de la coalición que intenta consolidar el actual Gobierno yemení, apoyado internacionalmente. En ese momento, un ataque hutí provocó un incendio cerca del aeropuerto de la capital de Emiratos Árabes Unidos y la explosión de tres camiones cisterna. El incidente dejó tres muertos y seis heridos.

En ese momento, hubo una contraofensiva. La alianza liderada por Arabia Saudita lanzó una serie de ataques aéreos en Sanaa, la capital yemení controlada por los hutíes. Según los rebeldes, que controlan gran parte del norte de Yemen, han muerto 20 personas, incluido un exsoldado hutí.

La guerra de Yemen es vista como una batalla de poder entre Arabia Saudita, un país musulmán sunita, y el Irán chiíta. Quien sufre, sin embargo, es la población local. Según una estimación de la ONU realizada el año pasado, de los 30 millones de habitantes del país, 21 millones necesitan ayuda.

Además, el conflicto ya ha dejado 10.000 niños muertos o mutilados, según Unicef ​​(Fondo de la ONU para la Infancia), y 11 millones de niños necesitan ayuda humanitaria.

La coalición intervino en Yemen en marzo de 2015 después de que los hutíes derrocaran al gobierno respaldado por Arabia Saudita a fines del año anterior. Mientras tanto, los rebeldes dicen que están luchando contra un sistema corrupto y una agresión extranjera.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *