Ralph Hasenh√ľttl, el "Klopp de los Alpes" que est√° tratando de salvar el Southampton





En enero de 2013, el Southampton – reci√©n promovido a la Premier League – despidi√≥ al ingl√©s Nigel Adkins y contrat√≥ al inesperado Mauricio Pochettino, argentino que hab√≠a conseguido reunir m√°s elogios y admiraci√≥n que los resultados a lo largo de tres a√Īos en el banco t√©cnico del Espanyol . En St. Mary's, y s√≥lo durante una √©poca y media, logr√≥ terminar el Campeonato en la octava posici√≥n, el mejor resultado del equipo desde 2002/03, y acumular el mayor n√ļmero de puntos desde que la Premier League comenz√≥ a realizarse en el formato actual, en 1992/93. La prestaci√≥n sorprendente de un reci√©n llegado al f√ļtbol ingl√©s en tan poco tiempo llam√≥ la atenci√≥n de los tiburones y la coyuntura financiera, as√≠ como la ambici√≥n de llegar a vuelos m√°s altos en las temporadas siguientes, llevaron al Tottenham a ver una inversi√≥n de futuro .





Pasaron m√°s de cuatro a√Īos desde que el argentino se dirigi√≥ a Londres. Pochettino contin√ļa en el Tottenham y, a pesar de que los resultados palpables tardan en llegar, el club sigue siendo una presencia asidua en las eliminatorias de la Liga de Campeones y sigue siendo uno de los adversarios que Manchester City, Liverpool, Chelsea y Arsenal temen, los elogios frecuentes a su f√ļtbol. En Southampton, Ronald Koeman sucedi√≥ al argentino y termin√≥ la temporada 2015/16 en el sexto lugar, el mejor resultado de siempre del club, sellando a√ļn la presencia en la Liga Europa del a√Īo siguiente. Cuando el holand√©s que pas√≥ por el Benfica sali√≥ al Everton, Claude Puel hered√≥ un equipo que iba perdiendo poco a poco la inyecci√≥n de adrenalina, f√ļtbol espect√°culo y filosof√≠a vencedora que Pochettino hab√≠a dejado. Se siguieron Mauricio Pellegrino y Mark Hughes, salieron Sadio Man√© y Virgil van Dijk. Esta temporada, a la 15¬™ jornada, el Southampton estaba en 19¬ļ lugar, con s√≥lo nueve puntos conquistados (solamente tres encima de la degradaci√≥n) y hab√≠a vencido apenas una vez.

Mark Hughes fue despedido tras el empate frente al Manchester United (con un gran gol de C√©dric) y la direcci√≥n de Southampton decidi√≥ repetir la f√≥rmula Pochettino: ir a buscar un entrenador casi desconocido, con pocas pruebas dadas pero con sello de calidad. El elegido fue el austr√≠aco Ralph Hasenh√ľttl, sin club desde mayo, cuando sali√≥ del RB Leipzig. El t√©cnico de 51 a√Īos, que conquist√≥ el Campeonato austriaco por cuatro ocasiones como jugador (tres con Austria de Viena, uno con el Salzburgo), comenz√≥ su carrera de entrenador en el Spvgg Unterhaching y en el VfR Aalen, ambos de la tercera divisi√≥n alemana. Los buenos resultados – principalmente contra los Bes de los equipos "grandes", Bayern M√ļnich, Borussia Dortmund y Stuttgart – le garantizaron el salto para la segunda divisi√≥n, donde fue orientar el modesto Ingolstadt 04. Cuando lleg√≥, el club estaba en √ļltimo y al borde de la degradaci√≥n; Hasenh√ľttl asegur√≥ un c√≥modo d√©cimo lugar y en la temporada siguiente se consagr√≥ campe√≥n de la Segunda Divisi√≥n, agarrando una in√©dita promoci√≥n a la Bundesliga.

La forma efusiva como el austríaco celebró la victoria frente al Arsenal con los jugadores tuvo eco en la prensa británica

En la temporada siguiente, consigui√≥ garantizar el mantenimiento en el principal campeonato alem√°n pero eligi√≥ no renovar contrato. Estaba listo para abrazar otro desaf√≠o: el mando t√©cnico del RB Leipzig, que se preparaba para realizar la primera temporada en la Bundesliga y ten√≠a en el plantel jugadores como Timo Werner, Naby Ke√Įta, Yussuf Poulsen y Emil Forsberg. El entrenador austriaco llev√≥ al nuevo club la energ√≠a y la din√°mica que hab√≠an funcionado en el Ingolstadt 04 y form√≥ un equipo cuyo objetivo principal era provocar el error del adversario. "El f√ļtbol es un juego de errores. "El que comete menos errores, gana", explic√≥ en una conferencia de prensa, subrayando el que es su mantra: velocidad, mantener la pelota lo m√°s alejada posible de la propia baliza y una identidad fuerte. El f√ļtbol practicado puede no siempre ser bonito ni elegante; pero entusiasma. Y un equipo entusiasta es buena parte de lo que es necesario para el √©xito.

En la temporada de debut, el RB Leipzig bati√≥ el Borussia Dortmund y el Hoffenheim en la lucha por el t√≠tulo de "mejor de los √ļltimos" – el Bayern M√ļnich fue campe√≥n de forma destacada, con 15 puntos de ventaja – y termin√≥ el Campeonato en la segunda posici√≥n, que garantiz√≥ una apuesta in√©dita para la Liga de Campeones: desde la reunificaci√≥n de Alemania, ning√ļn club hab√≠a logrado calificarse para las competiciones europeas en la temporada de debut en el principal escal√≥n. Ralph Hasenh√ľttl, hasta aqu√≠ un perfecto desconocido, empezaba a merecer la asociaci√≥n a una eventual salida para Bayern, Borussia o Bayer Leverkusen y las corrientes desenfrenadas por la l√≠nea lateral, despu√©s de un gol decisivo o de una victoria importante, le valieron el apodo de "Klopp de los Alpes". Al final de la segunda temporada en el banco t√©cnico del RB Leipzig, ya con el ex Sporting Bruma en el equipo, el austr√≠aco decidi√≥ dejar el club y convertirse en un agente libre, despu√©s de terminar la temporada en el sexto lugar.





Pod√≠a haber esperado por el lugar al sol en el Bayern despu√©s de la salida de Jupp Heynckes o pod√≠a haber so√Īado con la posici√≥n de Lucien Favre en el Borussia. pero volvi√≥ a aceptar el desaf√≠o de agarrar a un equipo de quien poco o nada se espera. En el 19¬ļ lugar, el Southampton mir√≥ a Hasenh√ľttl no como un entrenador prometedor, no como un nuevo Pochettino, no como una versi√≥n 2.0 de Klopp, sino como el hombre que tom√≥ en el Ingolstadt 04 y lo llev√≥ a la Bundesliga y el hombre que tom√≥ en el inexperto RB Leipzig y lo arroj√≥ a la alta rueda del f√ļtbol europeo.

El entrenador austriaco llega a Inglaterra como el primer t√©cnico de su pa√≠s en entrenar a un club ingl√©s y tiene el objetivo claro de garantizar el mantenimiento del equipo de C√©dric Soares en la Premier League. Creyente en el 4-2-2-2, apuesta por la velocidad de extremos h√°biles y virtuosos que tienen libertad y carta blanca para buscar terrenos interiores y encontrar espacio entre las l√≠neas del adversario. Forsberg y Sabitzer, los dos hombres que normalmente ocupaban esa posici√≥n en el RB Leipzig, distribu√≠an y constru√≠an el juego para despu√©s recibir la pelota cuando ya hab√≠an conquistado el espacio necesario para progresar. "Tenemos jugadores decentes, perm√≠tanme intentar mejorarlos, dejenme encontrar un sistema que nos haga dif√≠ciles de vencer. "Tenemos suficiente calidad para salir de esta situaci√≥n y luego podemos empezar a pensar en reconstruir el equipo y a√Īadir calidad", dijo en la vista previa del partido de debut, contra Cardiff. Ralph Hasenh√ľttl sabe lo que quiere hacer. Pero no da garant√≠as. Hasta porque "en el f√ļtbol no hay garant√≠as": "Si quieren garant√≠as, compren una lavadora".

Despu√©s de la derrota por 1-0 en el debut, contra los galeses del Cardiff, el primer gran desaf√≠o lleg√≥ el pasado domingo. El Southampton recib√≠a en St. Mary's el Arsenal, actual quinto clasificado de la Premier League que no perd√≠a 22 partidos, es decir, hace m√°s de cuatro meses. La tarea era de dimensiones incalculables. Y ha sido por eso que Hasenh√ľttl percibi√≥ que necesitaba (a√ļn m√°s) del apoyo del 12¬ļ jugador: el entrenador austriaco propuso a la direcci√≥n del club la oferta de una cerveza a todos los aficionados del Southampton que tienen lugar cautivo en el estadio, para crear un "ambiente festivo", y la propuesta se acept√≥ con agrado. En las cuatro l√≠neas, los jugadores hicieron lo que era casi imposible – Danny Ings, prestado por el Liverpool, bautiz√≥ y respondi√≥ a Mkhitaryan, que tambi√©n marc√≥ dos goles artillerosy Charlie Austin apunt√≥ el gol de la victoria a los 85 minutos. la santos ganaron el Arsenal, terminaron la serie inmejorable del conjunto orientado por Unai Emery y salieron de la zona de degradaci√≥n. Ralph Hasenh√ľttl corri√≥, corri√≥, corri√≥ y abraz√≥ a todos los jugadores, uno por uno. En la conferencia de prensa, la f√≥rmula para Southampton seguir ganando.

"No bebo cerveza muchas veces pero este fue el primer paso perfecto para ayudarnos. Creo que cuando funciona as√≠, tenemos que repetir en todos los juegos en casa. Vamos a ver. Era lo que quer√≠a sentir cuando vine a la Premier League. Esta atm√≥sfera despu√©s del juego, celebrar con esta atm√≥sfera, era esto lo que esperaba cuando vine para ac√°. El equipo trabaj√≥ en campo tal como un equipo tiene que trabajar. "Todav√≠a estamos en la misma situaci√≥n, pero este es un primer paso muy importante", explic√≥ el "Klopp de los Alpes", que visita el s√°bado el Huddersfield, otro de los clubes en la zona de degradaci√≥n, y que pidi√≥ a la direcci√≥n de Southampton para enviar la semana pasada las contrase√Īas de cerveza gratis a los cerca de 19 mil espectadores con lugar anual en el estadio. Parece que funcion√≥ y los adeptos de los santos ten√≠an un fin de semana como no hab√≠a mucho tiempo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *