Racismo institucional, el ejemplo de Amadora





La agresi√≥n de Cl√°udia Soares por un oficial de polic√≠a en Amadora la semana pasada despert√≥ la alarma sobre el problema del racismo institucional. Por primera vez, de izquierda a derecha, hubo consenso sobre la violencia policial y la motivaci√≥n racista para la agresi√≥n. Incluso Jo√£o Miguel Tavares fue cort√©s: ¬ęsi eso (la falta de un pase) nos hubiera sucedido a m√≠ y a mi hijo en una parada de autob√ļs en Avenidas Novas, dif√≠cilmente habr√≠a terminado el d√≠a con el viento en la acera portuguesa¬Ľ.





No es por menos. La hija de ocho a√Īos de Cl√°udia Soares olvid√≥ su pase, Cla√ļdia lament√≥ al conductor y le inform√≥ que lo presentar√≠a en la parada de salida, donde estar√≠a un miembro de la familia, a pesar de que el pase era gratuito para esa edad. El conductor habr√° respondido: ¬ęSus negros, est√°n arruinando nuestro pa√≠s, piensan que esto solo est√° llegando y caminando sin un pase¬Ľ.

Luego llam√≥ a un polic√≠a que la someti√≥, sofoc√°ndola frente a su hija y su esposo, que no intervinieron. Finalmente, se llam√≥ a una patrulla en la que supuestamente golpearon a Cla√ļdia Soares y la v√≠ctima de insultos racistas (¬ęnegros, monos, ustedes son basura¬Ľ) por el agente mientras estaba esposada. Los bomberos que fueron llamados por la polic√≠a aseguraron que las lesiones que sufri√≥ Claudia no pod√≠an ser la ca√≠da alegada por la polic√≠a y el Ministerio del Interior tuvo que investigar.

En otro caso bien conocido, ocho agentes de la estaci√≥n de polic√≠a de Alfragide fueron condenados por asalto, secuestro y lesiones a seis j√≥venes de Cova da Moura. En la corte se demostr√≥ que los agentes atacaron a los j√≥venes gritando ‚Äú¬Ņentonces no moriste? ¬°Ahora te dar√° uno por el que morir√°s ¬ę,¬Ľ est√°s pretogu√™s en la cima! ¬ę; ¬ę¬°Malditos negros, todos deber√≠an morir!¬Ľ; y ¬ę¬Ņqu√© quieres, jodidos negros?¬Ľ.

Pedro Bacelar de Vasconcelos, presidente de la Comisi√≥n Parlamentaria de Derechos, Libertades y Garant√≠as, dijo en ese momento: ¬ęla existencia de una cultura racista dentro del PSP es esencial y debe ser combatida¬Ľ. Estos casos no podr√≠an ocurrir solo en Amadora, no olvidemos los asaltos en Bairro da Jamaica en Seixal, pero desafortunadamente ocurren en Amadora, es normal.

Los datos de la Encuesta Social Europea sobre ‚ÄúActitudes sociales de los portugueses‚ÄĚ muestran racismo cultural y biol√≥gico en Portugal, con el 52.9% de los encuestados que creen que hay culturas mucho mejores que otras y el 54.1% que hay razas o grupos personas que nacieron menos inteligentes o menos trabajadores.

En la corte, los datos indican que la ley es m√°s estricta para los negros: 1 de cada 73 ciudadanos de PALOP est√° en prisi√≥n. Un valor diez veces mayor que para los ciudadanos portugueses. En Amadora la situaci√≥n es mucho peor: 1 de cada 49 personas en los pa√≠ses PALOP est√°n bajo arresto. En 2016, el propio municipio fue acusado de racismo debido a una valla publicitaria en video vigilancia. La serie ¬ęRacismo √† Portuguesa¬Ľ del peri√≥dico P√ļblico, publicada en 2017, entrevista a expertos que dicen que ¬ęse necesita menos evidencia para incriminar a una persona negra¬Ľ.





Afortunadamente, hay buenas se√Īales. La demostraci√≥n espont√°nea del 19 de enero de 2019 que subi√≥ a la Av. Da Liberdade fue la primera piedra en la piscina. Y, un a√Īo despu√©s, las manifestaciones que exigieron justicia para los estudiantes caboverdianos en todo el pa√≠s, que reunieron a miles de personas, fueron prueba de que las poblaciones racializadas se est√°n organizando.

Pero tambi√©n hay malas se√Īales, en este momento Amadora es un barril de p√≥lvora. El conductor de Vimeca que insult√≥ a Cl√°udia Soares fue golpeado y el oficial de polic√≠a, que pertenec√≠a a una unidad de √©lite, no fue suspendido. ¬ŅY no hay responsables del barril de p√≥lvora? Hay, por lo tanto. Si el gobierno, el liderazgo de PSP y el Ayuntamiento de Amadora no siguen el camino de la paz y la justicia de los que tienen la responsabilidad de comenzar, entonces ser√°n culpables.

El problema es que para comenzar este camino es necesario suponer que hay racismo institucional en Portugal y Amadora. Pero parece muy difícil de asumir. Como alguien ya ha dicho, el día que supongamos que existe el racismo institucional, tendremos que comenzar a resolverlo, quizás eso es lo que explica tanta resistencia.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *