¬ŅQu√© tan verde es Lisboa?





Lisboa se ha convertido en la primera ciudad del sur de Europa en distinguirse como Capital Verde Europea en 2020, algo con lo que todos deber√≠amos estar satisfechos. Pero, hasta ahora, esta distinci√≥n se ha reducido esencialmente a un conjunto de anuncios e intenciones que, aunque positivos y necesarios, no son suficientes. Adem√°s de las iniciativas ya planificadas, faltan medidas concretas en el √°rea de movilidad, transporte p√ļblico, calidad del aire y sostenibilidad energ√©tica.





Esta es una oportunidad para profundizar la implementación de políticas ambientales y sociales que contribuyen a mejorar el bienestar y la calidad de vida de la población.

Desde el principio, hay desaf√≠os a los que el Ayuntamiento de Lisboa deber√≠a prestar mayor atenci√≥n, como la calidad del aire o el ruido. No podemos permanecer indiferentes a la contaminaci√≥n de los cruceros, que tiene efectos muy negativos sobre la calidad del aire y la salud p√ļblica. Por otro lado, el aeropuerto en el centro de la ciudad es un problema que no puede ser ignorado. La expansi√≥n del aeropuerto en s√≠ compromete el cumplimiento de los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual es absolutamente contradictorio y nada ecol√≥gico.

Es necesario apostar m√°s por la movilidad colectiva y los modos suaves. Despu√©s del gran logro de la reducci√≥n en el precio de los pases, una medida fundamental desde un punto de vista social, econ√≥mico y ambiental, es necesario aumentar la oferta, un factor determinante para que los ciudadanos utilicen el transporte p√ļblico en lugar del autom√≥vil privado, especialmente en los desplazamientos.

Es cierto que el municipio quiere eliminar 10,000 autos de la ciudad, pero este objetivo a√ļn est√° muy lejos de alcanzarse. Y, al contrario del camino que debe seguirse, en lugar de apostar por la expansi√≥n del Metro hacia el √°rea occidental y hacia Loures, CML y el Gobierno insisten en la l√≠nea circular, que es un error y una oportunidad perdida para lograr este objetivo. Tambi√©n se espera la llegada de los nuevos tranv√≠as r√°pidos (solo 20 de los 40 prometidos estar√°n operativos para 2021) y la expansi√≥n de las l√≠neas.

Es importante mencionar que cualquier medida para reducir la circulaci√≥n de autom√≥viles en la ciudad debe ir acompa√Īada de alternativas confiables, seguras y atractivas. El objetivo no debe ser reubicar autom√≥viles de un √°rea a otra, sino garantizar que las personas no se vean forzadas a tomar el autom√≥vil.

Tampoco se puede ignorar que el eco-bus en el Monsanto Forest Park, que se suponía que iba a operar en 2017, hace mucho tiempo. Además, las concesiones a particulares tienen un impacto negativo en la entrada de automóviles al parque.





Teniendo en cuenta los desaf√≠os ambientales que se avecinan, la plantaci√≥n de miles de √°rboles es positiva, pero, m√°s que acciones simb√≥licas, es importante no olvidar su mantenimiento, ya que no es suficiente plantar √°rboles, es necesario cuidarlos. Y hay innumerables denuncias sobre √°rboles que han sido mal cuidados y cosechados sin ning√ļn motivo, mientras que todav√≠a es contradictorio que los proyectos urbanos se superpongan con el patrimonio natural existente que pertenece a todos.

La inversión prevista para la Capital Verde Europea es de 60 millones de euros y es importante, a partir de ahora, conocer el programa y, en particular, qué se planea para poder medir el impacto de las diversas medidas y qué queda por hacer, dando prioridad a Acción transversal entre las diferentes áreas del municipio, sin olvidar la participación y participación fundamental de la población.

Lisboa es la Capital Verde Europea y, más que un premio, este debería ser el impulso para hacer más y mejor. Debe representar el cambio en las políticas y los comportamientos que se requieren, a través de un compromiso con la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y la descarbonización. Y debe ser una prioridad política no solo en 2020, sino en las próximas décadas, sin lugar para decisiones políticas que contradigan este compromiso.

Lisboa necesita m√°s para ser m√°s verde y hay medidas que pueden y deben tomarse hoy.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *