¬ŅQu√© puede hacer la siesta por tu salud?





En tiempos de guerra o paz, el primer ministro brit√°nico Winston Churchill (1874-1965) no se rendir√≠a siesta, siempre alrededor de las 5 pm. Despu√©s de una hora y media de dormir, se duch√≥, cen√≥ y continu√≥ trabajando hasta la 1 de la ma√Īana. Al d√≠a siguiente, a las 7:30 en punto, reanud√≥ la rutina. "Los que mantienen el h√°bito tienen dos d√≠as en lugar de uno", sol√≠a decir. En Brasil, quien incorpor√≥ la costumbre fue el soci√≥logo Fernando Henrique Cardoso. Cuando era presidente de la Rep√ļblica, me gustaba tomar un libro o un peri√≥dico y tomar una buena siesta de 15 a 20 minutos en un sof√° en el Palacio Alvorada, en Brasilia. "Hace algo muy bueno", inform√≥ FHC en 1998.

Suena a toro hablar para dormir, pero el hecho es que la ciencia firma a continuaci√≥n. La √ļltima investigaci√≥n para confirmar el efecto beneficioso de la siesta de la tarde proviene del Hospital Universitario de Lausana, Suiza, y ha sido publicada en la revista m√©dica Heart.

El equipo de la epidemi√≥loga Nadine H√§usler monitore√≥ los h√°bitos de somnoliento y la historia cl√≠nica de aproximadamente 3,400 voluntarios de entre 35 y 75 a√Īos. Cinco a√Īos m√°s tarde, concluy√≥ que tomar una pesta√Īa una o dos veces por semana reduce el riesgo de eventos cardiovasculares hasta en un 48%, como ataques card√≠acos y accidentes cerebrovasculares.

"Cuando duermes un poco o mal por la noche, las siestas ocasionales son una forma de compensación fisiológica que reduce el nivel de estrés", explica el académico.

Tomar una siesta durante unos minutos, preferiblemente por la tarde, no es bueno solo para el corazón. El cerebro, especialmente el de los ancianos, también es feliz en la vida. Este es otro estudio de la Universidad Johns Hopkins en los Estados Unidos y publicado en el Journal of the American Geriatrics Society..





En el trabajo, unos 2.900 chinos mayores de 65 a√Īos ten√≠an, entre otras tareas, resolver ecuaciones matem√°ticas, memorizar secuencias de palabras y responder "¬ŅEn qu√© estaci√≥n del a√Īo?".

Seg√ļn el m√©dico y coordinador de investigaci√≥n, Junxin Li, los que dormitaban durante unos 30 minutos, hasta alrededor de las 4 de la tarde, fueron los que mostraron los mejores resultados.

No faltan pruebas para legitimar las ventajas de la relajación posprandial: prandium en latín significa almuerzo. Incluso la NASA recomienda tomar siestas a los pilotos y astronautas.

Seg√ļn un experimento de la agencia espacial de EE. UU., Los que se toman un descanso unos 20 minutos despu√©s de su comida principal del d√≠a aumentan su capacidad de pensamiento y memoria en un 34% y su capacidad para tomar una decisi√≥n correcta aumenta en un 54%.

Pero aqu√≠ entre nosotros, ¬Ņpuedes descansar el esqueleto en tan poco tiempo? La respuesta es si! "Las siestas cortas de 15 minutos son suficientes para provocar un restablecimiento del cuerpo y el cerebro", dice la pediatra Lucila Prado del Departamento Cient√≠fico del Sue√Īo de la Academia Brasile√Īa de Neurolog√≠a.

¬ŅCu√°nto debe durar la siesta?

Nuestro sue√Īo diario, explican los cient√≠ficos, tiene cuatro etapas: 1, 2, 3 y REM. movimiento ocular r√°pido o movimiento r√°pido de los ojos. Desde la etapa m√°s superficial hasta la m√°s profunda, el ciclo total dura de una hora y media a dos y se repite cuatro o cinco veces durante la noche.

Lo ideal es tomar una siesta por solo 15 minutos, pero si hay tiempo, est√≠rate hasta un m√°ximo de dos horas. M√°s que eso, puedes despertar aturdido, malhumorado y malhumorado. O peor: tener problemas para conciliar el sue√Īo m√°s tarde.

Por estas y otras razones, la neur√≥loga Andrea Bacelar no recomienda la pr√°ctica a nadie. "Solo aquellos que trabajan por turnos o no duermen lo suficiente por la noche", dice, quien es presidente de la Asociaci√≥n Brasile√Īa del Sue√Īo.

La siesta perfecta

El lugar: Debe ser tranquilo y con aire acondicionado. En ausencia de tal lugar, ¬Ņqu√© tal la sala de reuniones vac√≠a? En √ļltima instancia, incluso una bolsa de frijoles o una silla reclinable pueden ayudar.

La luminosidad: Vale la pena cerrar cortinas o persianas. Ahora, si no es posible oscurecer el entorno elegido, recurra a una m√°scara para dormir.

El ruido: Los protectores auditivos pueden ser √ļtiles para evitarlo. Otra sugerencia es usar auriculares y escuchar m√ļsica cl√°sica o incluso un peque√Īo ruido de cascada.

La duración: solo 20 minutos Pero si puedes, hazlo: 90 minutos a dos horas. Más que eso, puedes despertar aturdido y enojado. Usa el despertador.

Per√≠odo: Es mejor quedarse dormido poco despu√©s del almuerzo, preferiblemente entre la 1 p.m. y las 3 p.m. Evite tomar siestas al final del d√≠a para no perturbar el sue√Īo principal.

Hora de la siesta

En Espa√Īa, siesta. En el Jap√≥n, inemuri. En los Estados Unidos, siesta Muchos pa√≠ses, por razones culturales o no, adoptan el h√°bito de descansar despu√©s del desayuno. La nomenclatura var√≠a de un lugar a otro.

En Espa√Īa, el t√©rmino siesta se refiere a la sexta hora del d√≠a. Para los latinos, el d√≠a comenz√≥ a las 6 am. Pronto, la sexta hora era al mediod√≠a. En Jap√≥n, ser sorprendido durmiendo la siesta en el trabajo no significa despido, ¬°en algunos casos puede promoverse! Es el llamado inemurio "durmiendo de turno". Prueba de que el empleado usa la camisa de la empresa.

Para los estadounidenses, la repetici√≥n se volvi√≥ siesta de poder, o "siesta poderosa". El t√©rmino fue acu√Īado en 1999 por el psic√≥logo James B. Maas de la Universidad de Cornell.

‚Äú¬ŅTu cuerpo tiene hambre de sue√Īo, pero no puedes comer una comida completa durante el d√≠a? La soluci√≥n es servir un refrigerio muy sabroso llamado snooze ", compara el autor de Power Sleep (haga clic para comprar), Sleep for Success y Duerme para ganar entre otros libros

En Brasil, la moda no se puso al d√≠a. ‚ÄúNo es barato crear una siesta en una empresa. Demanda de inversi√≥n. Adem√°s, para muchos due√Īos de negocios, el h√°bito es sin√≥nimo de pereza. Debemos superar este prejuicio ‚ÄĚ, dice Paulo Sardinha, presidente de la Asociaci√≥n Brasile√Īa de Recursos Humanos.

Por ahora, puede contar con las empresas que ofrecen espacios acogedores para que los empleados se relajen por un tiempo.

"Pero los beneficios para la salud de la siesta son innumerables", dice Rosylane Rocha, presidenta de la Asociación Nacional de Medicina del Trabajo. "Mejora el estado de ánimo, estimula la creatividad y aumenta la productividad", dice.

Desde 2010, Locaweb, una empresa de alojamiento web, ha estado ofreciendo c√≥modas bolsas de frijoles en una zona boscosa. En promedio, 30 empleados usan el servicio todos los d√≠as. "Los empleados descansados ‚Äč‚Äčproducen m√°s", dice Simony Fernanda, gerente de Gesti√≥n y Personas de la compa√Ī√≠a.

En Novartis, el balance también es positivo. La cabina para dormir, que abrió en febrero, es parte del espacio Energizado, que incluye una sala de meditación y sillones de masaje. Cada mes, 160 empleados disfrutan las noticias durante 15-20 minutos.

"Contribuye a un mejor aprendizaje y una ejecuci√≥n m√°s eficiente de las tareas", dice J√ļlia Fernandes, directora de Personas y Organizaci√≥n del grupo.

Si la empresa para la que trabaja no proporciona un área adecuada, entonces el camino a seguir es improvisar: busque un lugar tranquilo para tomar una siesta. Podría ser una sala de reuniones vacía o el interior del automóvil, dentro del estacionamiento, por supuesto. Idealmente, el ambiente debe ser oscuro, con aire acondicionado y tranquilo. Si no, las mascarillas para dormir y los tapones para los oídos les dan fuerza.

Pero cuidado: la somnolencia excesiva durante el d√≠a puede ser un s√≠ntoma de alg√ļn trastorno del sue√Īo. ‚ÄúEn el caso de los adultos, se indican entre siete y nueve horas de sue√Īo. Si el individuo duerme esta vez y siente una somnolencia que dificulta sus actividades diarias, debe buscar un especialista ‚ÄĚ, aconseja la doctora Luciana Palombini del Instituto del Sue√Īo en S√£o Paulo.

Una siesta puede hacer maravillas. Pero solo cuando no eres rehén.

Siesta para ni√Īos

Hasta los 3 a√Īos de edad, la repetici√≥n es obligatoria en la vida de los m√°s peque√Īos. Entonces se vuelve opcional. "Hoy, muchos ni√Īos siguen el ritmo de sus padres y terminan sufriendo de falta de sue√Īo", advierte la Dra. Simone Fagondes de la Sociedad Brasile√Īa de Pediatr√≠a. Lo mismo se aplica a los adolescentes.

Y si el sue√Īo nocturno es pobre, la siesta de la tarde puede ser la soluci√≥n. Pero entonces no puede ser m√°s de 20 minutos. ‚ÄúEs como apagar el auto en un lugar fr√≠o. Para que el motor arranque nuevamente, se necesita mucho tiempo ‚ÄĚ, compara el neurocient√≠fico John Fontenelle Ara√ļjo, de la Universidad Federal de Rio Grande do Norte.

Refugios modernos

Al menos cinco ciudades ya alquilan caba√Īas para aquellos que quieran tomar una siesta en el medio del d√≠a: R√≠o, Sao Paulo, Campinas, Recife y Brasilia. En Pausadamente, en la capital del estado, el cliente puede elegir entre la luz ambiental, la banda sonora.

En Cochilo, en São Paulo, hay cuatro opciones de tiempo: 15, 30, 45 y 60 minutos, y los precios oscilan entre 12 y 25 reales. En 2012, cuando abrió, había cuatro cabinas. Hoy es 37. "Pasamos de guardias de seguridad y aprendices a ejecutivos", dice Alicia Jankavski, una de las propietarias.

Siesta Box, por otro lado, opera en los aeropuertos de Guararapes, Recife, Viracopos, Campinas y Juscelino Kubitschek, en Brasilia.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *