¬ŅQu√© lecciones deber√≠an extraer las autoridades fiscales de la pandemia?









La relación de los contribuyentes con las autoridades fiscales nunca ha sido fácil, ya que siempre se ha asociado con un aura de negatividad, desconfianza e incluso miedo. Por un lado, es una relación en la que el pago se realiza sin contrapartida inmediata, y por otro lado, la relación es desigual: el Estado claramente tiene más poderes y medios y, en caso de disputa o disputa, para proteger derechos, el contribuyente tiene que pasar por un proceso religioso difícil, complejo y que generalmente consume mucho tiempo, tanto de forma administrativa como en los tribunales. Y, por supuesto, estaba, sin embargo, obligado a adelantar el pago del impuesto.

En la √ļltima d√©cada y media, fue visible un esfuerzo de la Autoridad Tributaria y Aduanera para acercarse a los contribuyentes. Se pusieron a disposici√≥n medios electr√≥nicos de comunicaci√≥n (e-counter), se enviaron correos electr√≥nicos recordatorios de las obligaciones tributarias y se mejor√≥ la informaci√≥n disponible en el Portal de Finanzas y en las l√≠neas telef√≥nicas de ayuda, as√≠ como la calidad de las instalaciones f√≠sicas. En algunos impuestos, los reembolsos tambi√©n son m√°s r√°pidos, como es el caso del IVA y el IRS, particularmente fuera de los casos litigiosos. Pero aun as√≠, la percepci√≥n del contribuyente no ha mejorado.

La explicación puede estar en el hecho de que, a pesar del hecho de que AT ha tratado efectivamente de mejorar la relación con los contribuyentes, la inversión que ha realizado en esta área es infinitamente menor que la que ha realizado para mejorar sus fuerzas de recaudación. Solo mire la velocidad de las evaluaciones de impuestos, la introducción de ejecuciones hipotecarias, las incautaciones electrónicas, el cruce de información y la detección de fraude a través de controles de facturas y circulación de mercancías, por ejemplo.

Estas mejoras en el alcance del desempe√Īo de la Autoridad Tributaria, que fueron positivas para el pa√≠s, se realizaron a expensas de crear m√°s obligaciones para los contribuyentes, que est√°n obligados a cambiar (y pagar), en el caso de las empresas, sus sistemas inform√°ticos, asignar personas a un n√ļmero cada vez mayor de obligaciones declarativas y, en el caso de individuos, presentar a√ļn m√°s declaraciones y validar facturas.

¬ŅPero qu√© ha cambiado con la pandemia? ¬ŅQu√© lecciones puede aprender el Tesoro a favor de la relaci√≥n con el contribuyente?

La primera es que nos dimos cuenta de que es posible reducir a√ļn m√°s la burocracia y que ten√≠amos que dar ese paso firme a pesar de las plataformas existentes. Despu√©s de todo, puede generalizar el servicio remoto, y no estoy hablando del contador electr√≥nico, sino del correo electr√≥nico, para abordar todo, desde la pregunta m√°s simple (la aclaraci√≥n de una duda) hasta el proceso de sucesi√≥n o la solicitud de un exenci√≥n o un simple certificado. La ley ya lo admit√≠a, pero no era una pr√°ctica generalizada o alentada y, cuando la usaba el contribuyente, implicaba una larga espera en la respuesta de la Autoridad Tributaria.





También quedó claro que es posible programar un servicio presencial, en asuntos donde sea absolutamente necesario, reduciendo drásticamente las colas y la presencia en los Servicios Financieros. También a través de las reglas especialmente creadas dentro del alcance de Covid-19, se hizo posible prescindir de la presentación de documentos originales, validando las copias digitalizadas. Y todo esto sin que el Estado pierda sus poderes de inspección y control, ya que la madurez de la relación radica precisamente en agilizar la resolución de problemas, hacer al ciudadano responsable de lo que declara, dotar al Estado de poderes de verificación y, en caso de infracción, sanción. Pero no es posible proteger el interés del Estado en supervisar o detectar más fácilmente el comportamiento abusivo a expensas de una inmensa carga burocrática que tiene un impacto muy negativo en la economía, el camino debe ser diferente.

¬ŅEl mantenimiento de estas posibilidades efectivas, extendi√©ndolas incluso, permitiendo esta nueva forma de relaci√≥n con la Autoridad Tributaria resolver√° todos los problemas? La respuesta es ciertamente negativa y, probablemente, la autoridad fiscal continuar√° siendo vista con sospecha por el contribuyente. Pero indudablemente mejorar√° la relaci√≥n, promoviendo una actitud positiva con respecto al cumplimiento de las obligaciones tributarias y, por lo tanto, podemos estar m√°s cerca del vencimiento fiscal deseado.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *