¬ŅQu√© es la musicoterapia y cu√°l es su potencial?





Antes de hablar de musicoterapia Uno tiene que pensar en el efecto de la m√ļsica. Echa un vistazo: la cacat√ļa Snowball se convirti√≥ en fiebre en YouTube. Tus videos alcanzan los 7 millones de visitas. En ellos, el p√°jaro baila y sacude la cabeza al son de los √©xitos del cantante Michael Jackson y la banda Queen. Toda esta represi√≥n llam√≥ la atenci√≥n de los cient√≠ficos de las universidades estadounidenses Tufts y Harvard, que decidieron investigar a fondo esta habilidad √ļnica. Descubrieron que el ave, que vive en un santuario en la ciudad de Duncan, Carolina del Sur, es capaz de realizar 14 movimientos, que var√≠an con el ritmo de las canciones.

Bailar bolas de nieve incluso puede parecer inusual y arrebatar a millones de espectadores. ¬ŅPero alguna vez te has preguntado sobre la influencia que musica ¬ŅSe trata de nosotros los humanos? Despu√©s de todo, est√° presente en todas las etapas de la vida y marca el ritmo de diversas situaciones y momentos. Puede notar: incluso los beb√©s reci√©n nacidos emiten sonidos bucales y se sienten atra√≠dos por los ruidos mucho antes de que digan las primeras palabras.

Para la ciencia, no hay duda de que la m√ļsica tiene un impacto en nuestras emociones, comportamiento y, en √ļltima instancia, incluso en la salud de cada uno de nosotros. Cuando tocamos un instrumento o escuchamos una grabaci√≥n, se generan varias √°reas del cerebro; pocas actividades intelectuales tienen un efecto tan amplio.

"Las regiones responsables de la actividad motora, la memoria, el lenguaje y los sentimientos son reclutados para interpretar los estímulos sonoros", dice la enfermera Eliseth Leão, investigadora del Instituto Israelí de Educación e Investigación Albert Einstein, en São Paulo.

Pero estas reacciones no se limitan a la materia gris. Los experimentos en todo el mundo han estado probando y reconociendo el poder terapéutico de las melodías para contrarrestar los males que sacuden la mente y el cuerpo. Tanto es así que los estudiosos ya se atreven a verlos como una medicina real, con prescripción de dosis y esquema de uso.





El trabajo pionero en esta √°rea comenz√≥ en psiquiatr√≠a y ha demostrado que las composiciones tienen un papel que desempe√Īar en enfermedades como la ansiedad y la depresi√≥n.

"Tambi√©n pueden reducir el nivel de estr√©s durante un procedimiento quir√ļrgico, bajar la presi√≥n arterial y la frecuencia card√≠aca e incluso acelerar la recuperaci√≥n despu√©s de una sesi√≥n de ejercicio f√≠sico", enumera el fisi√≥logo Vitor Engr√°cia Valenti de la Universidad Estatal Paulista en Marilia, quien ha publicado una serie de investigaciones que investigan estos temas. ¬ŅPero todos los estilos musicales tienen el mismo efecto?

Los efectos de cada estilo musical en la salud

Intuitivamente, sabemos c√≥mo seleccionar el mejor tipo de sonido para cada ocasi√≥n. En el gimnasio, por ejemplo, preferimos ritmos m√°s r√°pidos, que ayudan a dar ese gas extra al esfuerzo f√≠sico. Ya durante la meditaci√≥n o la lectura, apostamos por composiciones m√°s tranquilas, que ayudan a concentrarse y relajarse. Pero debe tener en cuenta que esto cambia seg√ļn el lugar donde naci√≥.

"En la cultura occidental, los latidos m√°s r√°pidos y progresivos son un signo de alegr√≠a, mientras que un ritmo lento denota cierta tristeza", ense√Īa el neurocient√≠fico Raphael Bender, del Centro Estatal de Educaci√≥n Vocacional Profesor Lourdinha Guerra en Parnamirim, R√≠o Grande del Norte. En algunos pa√≠ses orientales esta l√≥gica se invierte.

Con base en estas observaciones, los cient√≠ficos comenzaron a preguntarse si hab√≠a un estilo de m√ļsica que fuera m√°s ventajoso que los dem√°s. La elecci√≥n natural en la mayor√≠a de las b√ļsquedas es la m√ļsica cl√°sica compuesta por Mozart, Bach o Vivaldi. "Es sorprendente c√≥mo contin√ļan entregando un mensaje incluso despu√©s de tres o cuatro siglos de su lanzamiento", dice Eliseth.

Pero no puedes lograr que sea el estilo más saludable de todos. Ahora, si no te gusta la Novena Sinfonía de Beethoven, escucharla una y otra vez solo te hará sentir más incómodo. Por lo tanto, en este proceso es esencial equilibrar los gustos personales de cada uno.

Cómo funciona la musicoterapia

Aqu√≠ es precisamente donde entra la figura del musicoterapeuta, un profesional graduado o posgrado con el objetivo de aplicar la m√ļsica como un tratamiento complementario a las condiciones m√°s diversas.

"Utilizamos técnicas que implican la audición, la recreación del sonido, componer y tocar un instrumento para lograr un objetivo terapéutico, siempre teniendo en cuenta la historia y las preferencias del paciente", explica el musicoterapeuta José Davison da Silva. Junior, profesor de la Universidad Federal de Minas Gerais.

Esta profesi√≥n, que est√° comenzando a ganar m√°s fuerza y ‚Äč‚Äčprominencia en Brasil, ha garantizado el desempe√Īo en diversas √°reas de la salud. Puede mejorar, por ejemplo, el aprendizaje infantil o incluso apoyar a los ni√Īos autistas a interactuar mejor con amigos y familiares.

"A trav√©s de los sonidos, trabajamos con habilidades importantes, como los movimientos corporales, la memoria y el razonamiento, as√≠ como la percepci√≥n auditiva y espacial", enumera el psicopedagogo Junior Cadima, del Instituto Brasile√Īo de Formaci√≥n de Educadores, en S√£o Paulo.

La musicoterapia gana espacio en otras etapas de la vida. Se ha demostrado que es una característica importante después de un accidente cerebrovascular, especialmente en los casos en que el individuo desarrolla una secuela llamada afasia.

En estas situaciones, es difícil encontrar las palabras para describir cosas y comunicarse con los demás. A través de las canciones, esta recuperación se vuelve más suave y más natural. El mismo principio se ajusta a otras enfermedades, como el Alzheimer y el Parkinson.

Hay intentos a√ļn m√°s sofisticados que implican la creaci√≥n de melod√≠as espec√≠ficas destinadas a tratar ciertas afecciones, como el tinnitus o el estr√©s excesivo. Esto es lo que hace el director de orquesta Marcelo Fagundes de S√£o Paulo, quien desarroll√≥ una aplicaci√≥n con las llamadas canciones binaurales.

"A través de los auriculares, enviamos diferentes frecuencias de sonido a los oídos derecho e izquierdo, lo que aporta una ganancia al cerebro", dice Fagundes. Se están realizando investigaciones para medir la efectividad de esta estrategia.

En t√©rminos generales, la ciencia necesita evolucionar mucho antes de que realmente comprendamos todo el potencial de la m√ļsica en nuestra salud y su prescripci√≥n como medicamento. Si bien ese d√≠a no es suficiente, solo podemos ponernos los auriculares (no tan ruidosos, por favor), relajarnos y disfrutar de los cantantes e instrumentistas que hacen que la mente sea ligera y feliz, tal vez incluso juguetear con el cuerpo creado por la Snowball Cockatoo. .

Las aplicaciones terap√©uticas de la m√ļsica con la mayor evidencia cient√≠fica.

El estrés: Los tonos tranquilos y alegres alivian la tensión de la vida cotidiana y alivian el nerviosismo acumulado.

Hipertensi√≥n El coraz√≥n tiende a acompa√Īar el ritmo de la m√ļsica. Si el ritmo es m√°s lento, la tendencia es la ca√≠da de la presi√≥n.

Parkinson: Las percusiones bien marcadas ayudan con el temblor y la marcha. La musicoterapia es una buena opción aquí.

Autismo: Jugar con instrumentos es una forma de interactuar con otros y establecer fuertes lazos sociales.

Accidente cerebrovascular: Las letras y las composiciones son una táctica para recordar palabras perdidas después de un derrame cerebral.

Dolor: Los experimentos encontraron que la cantidad de analg√©sicos utilizados despu√©s de la cirug√≠a fue menor en aquellos que escucharon m√ļsica.

Aprendizaje: Las canciones y las parodias son un recurso utilizado por los maestros para ayudar a los estudiantes a memorizar cierto contenido.

Nuevo sonido en la sala de espera.

El Hospital Israelita Albert Einstein, en S√£o Paulo, se ha asociado con Spotify, un servicio de transmisi√≥n de contenido sonoro. Juntos, comenzaron a ofrecer listas de reproducci√≥n dise√Īadas espec√≠ficamente para situaciones comunes en un centro m√©dico, como el tiempo de espera, la primera reuni√≥n de madre e hijo, e incluso mientras se realiza una resonancia magn√©tica.

Las listas de reproducci√≥n son p√ļblicas y est√°n disponibles de forma gratuita en la aplicaci√≥n y el sitio web de Spotify.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *