Qué es la intolerancia a la lactosa: síntomas, diagnóstico y tratamiento.





Un intolerancia a la lactosa causa dolor de est√≥mago, gases y otras molestias gastrointestinales despu√©s de la ingesti√≥n de leche y derivados. Para confirmar el diagn√≥stico, el m√©dico eval√ļa el historial del paciente, descarta otras enfermedades con s√≠ntomas similares y puede solicitar pruebas. El tratamiento var√≠a, pero implica limitar el consumo de productos l√°cteos y, finalmente, tomar c√°psulas con lactasa, la enzima que descompone la lactosa.

¬ŅQuieres m√°s detalles? Es por ahora:

¬ŅQu√© causa la intolerancia a la lactosa?

Los s√≠ntomas se derivan de la incapacidad total o parcial del cuerpo para producir lactasa, una enzima que descompone la lactosa, el az√ļcar en los productos l√°cteos. Por lo tanto, el compuesto se acumula en el intestino y es fermentado por las bacterias que viven all√≠, causando molestias.

La intolerancia surge de diferentes maneras. Su forma m√°s com√ļn se produce por la reducci√≥n natural de la concentraci√≥n de lactasa con la edad avanzada.

El beb√©, que se alimenta exclusivamente de leche, produce grandes dosis de esta enzima. A medida que el ni√Īo crece y otros alimentos entran en el men√ļ, su producci√≥n se ralentiza. En algunos individuos, la gota se acent√ļa y, en ese caso, el cuerpo no se ve muy bien algunos sorbos de leche.





En casos raros, el trastorno es de origen genético. Y hay una tercera causa: cuando los microorganismos o un proceso inflamatorio atacan a las células intestinales responsables de generar lactasa.

Aunque mucha gente confunde Intolerancia a la alergia, los dos problemas son diferentes.. Mientras que el primero está marcado por la dificultad para romper la lactasa, el segundo es una respuesta exagerada del sistema inmunitario a una proteína específica de la leche de vaca. El ataque de las células de la defensa patrocina manifestaciones en todo el cuerpo, como hinchazón en los labios, picazón, manchas en la piel, tos y falta de aire. La alergia tiende a ser más peligrosa, por lo tanto.

Síntomas y signos

  • Dolor abdominal y distensi√≥n abdominal
  • Diarrea
  • Gases
  • Acidez estomacal
  • N√°usea
  • Dolor de cabeza

Factores de riesgo

  • Envejecimiento
  • Origen √©tnico: el problema es m√°s com√ļn en africanos, √°rabes, griegos, chinos, coreanos y canadienses.
  • Infecci√≥n por rotavirus
  • Trastornos gastrointestinales
  • Predisposici√≥n gen√©tica
  • La diabetes
  • Realizaci√≥n de cirug√≠a bari√°trica

Prevención

No hay manera de frenar la disminución de la producción de lactasa. Sin embargo, vale la pena recordar que el buen funcionamiento de los órganos digestivos tiene un efecto sobre la digestión de la lactosa.

Es decir, la recomendaci√≥n es invertir en un men√ļ con verduras, frutas y granos integrales, que faciliten el tr√°nsito intestinal. El organismo m√°s saludable es menos propenso a los gases y los c√≥licos, incluso con la presencia de lactosa no digerida.

Las infecciones intestinales pueden causar lo que los expertos llaman intolerancia transitoria. En tales casos, tratar la infestación de gérmenes es la manera de restablecer la fabricación de la lactasa y deshacerse de las molestias de ingerir leche y productos lácteos.

Por otro lado, los medicamentos como los antibióticos debilitan el intestino. Estos medicamentos solo deben usarse con la recomendación de un médico.

El diagnóstico de la intolerancia a la lactosa.

Para asegurarnos de que la lactosa es lo que desencadena la diarrea, la acidez y la mala digestión, debemos descartar la posibilidad de otras enfermedades gastrointestinales. Hay una serie de disfunciones capaces de desencadenar una intolerancia transitoria, como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn y la enfermedad celíaca.

Solo un especialista puede trazar estrategias para confirmar el diagnóstico de intolerancia. Para empezar, el médico toma en cuenta el historial del paciente, el momento en que presenta los síntomas y la intensidad de los dolores y las náuseas.

A partir de este informe, la primera indicación consiste en retirar los lácteos de la dieta durante dos semanas. Después de este tiempo, se reintroducen gradualmente. Si las molestias vienen en el período de restricción y vuelven más tarde, es una fuerte indicación de que la lactosa está detrás del sufrimiento.

Adem√°s, es posible investigar la intolerancia con un an√°lisis de sangre. La primera colecci√≥n es en ayunas. Luego, la persona toma una dosis concentrada de lactosa y extrae otras muestras del l√≠quido rojo dentro de alg√ļn tiempo.

Si hay un aumento de glucosa en la circulaci√≥n, es una se√Īal de que no hay dificultad para absorber la lactosa. Sin embargo, si los niveles de az√ļcar no cambian, la leche se convierte en el principal sospechoso de desencadenar las molestias.

Tambi√©n est√° la prueba de concentraci√≥n de hidr√≥geno expirado. En √©l, el paciente sopla un dispositivo, que detecta la presencia de gases de fermentaci√≥n de lactosa en el intestino. Cuando est√°n elevados, el m√©dico enciende la se√Īal de advertencia.

Tratamiento

No existe un medicamento para estimular la producción de lactasa por parte del cuerpo. La intolerancia debe administrarse con control de la dieta. Dado que las dosis toleradas de lactosa varían de persona a persona, el profesional de la salud indicará la cantidad de productos lácteos que se pueden consumir.

Sin embargo, hay casos raros en los que la leche y sus derivados se eliminan completamente del men√ļ. Adem√°s, este corte nunca deber√≠a ocurrir sin el consejo del m√©dico, bajo el riesgo de promover deficiencias nutricionales graves, con reducciones en el suministro de calcio, f√≥sforo, potasio, magnesio y vitaminas.

Diariamente, algunos consejos ayudan a las personas diagnosticadas con intolerancia. Lo principal es nunca tomar la leche en ayunas.

Si los objetivos est√°n acompa√Īados por otros alimentos, la digesti√≥n se ralentiza. En consecuencia, la lactosa tarda en llegar al intestino delgado. Alcanzar√° un poco el √≥rgano, lo que facilita el trabajo de las pocas mol√©culas de lactasa que existen.

Otra medida consiste en fraccionar la ingesta de estos alimentos a lo largo del día. Cuanto menor sea la porción ingerida, menor será el riesgo de desencadenar síntomas.

Tambi√©n es importante entender que hay productos l√°cteos menos peligrosos para esta clase. Ejemplo: los quesos suelen tener menos lactosa que la leche. A excepci√≥n de los tipos frescos, concentran cantidades m√≠nimas de ese az√ļcar.

Los yogures son otra demanda para quienes sufren de intolerancia. Durante su producci√≥n, se comen bacterias que devoran la lactosa. De esta manera, hay una reducci√≥n de 20 a 25% en la cantidad de este az√ļcar en las ollas. Las leches fermentadas tambi√©n son bienvenidas por la misma raz√≥n.

Cuando el trastorno es grave y un poco de az√ļcar en los productos l√°cteos ya causa problemas digestivos, la alternativa es invertir en productos sin lactosa, que se encuentran f√°cilmente en los estantes de los supermercados.

También es posible tomar cápsulas con lactasa antes de la comida o agregar sobres con esta enzima en el vaso de leche. Los paquetes aportan lo suficiente para romper hasta 50 gramos de lactosa, la cantidad presente en un litro del producto de la vaca. También es posible mezclar el polvo en agua o zumos.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *