¬ŅQu√© diferencia hace el mega acuerdo comercial de Asia?





La conclusi√≥n del mayor tratado de libre comercio de la historia ha sido noticia en los √ļltimos d√≠as. El acuerdo incluye a China, Jap√≥n y Corea del Sur, adem√°s de Australia, Indonesia, Nueva Zelanda, Malasia, Vietnam y otros. El acuerdo, denominado Asociaci√≥n Econ√≥mica Regional Integral (RCEP), cubre casi un tercio del PIB y la poblaci√≥n mundial.





Los cr√≠ticos argumentan que, a pesar de los n√ļmeros, RCEP no har√° mucha diferencia. El arreglo ser√≠a poco ambicioso y, adem√°s, la mayor√≠a de los pa√≠ses del bloque ya tienen acuerdos de libre comercio entre ellos.

Las críticas subestiman el potencial económico de la RCEP y, principalmente, pierden de vista su valor estratégico ante la rivalidad entre China y Estados Unidos.

Primero, el aspecto económico minimizado por muchos: es cierto, hay varios acuerdos que vinculan a los miembros de la RCEP, pero el nuevo acuerdo llena importantes lagunas, por ejemplo, conecta a China y Japón, las economías del segundo y tercer mundo, que hasta ahora no tenían acuerdo de libre comercio.

Pero principalmente, la RCEP actuar√° como catalizador de la integraci√≥n en Asia, principalmente porque favorece el funcionamiento de las cadenas de valor dentro de la regi√≥n. El acuerdo facilita la vida a las empresas que exportan a varios destinos o que tienen proveedores en m√°s de un pa√≠s RCEP. Esto se debe a que el acuerdo armoniza y relaja las reglas de origen – las reglas para el llamado ¬ęMade in¬Ľ – contenidas en los diversos acuerdos preexistentes entre los miembros.

Con esto, el megaacuerdo estimula el comercio y las inversiones intrarregionales en el bloque. Es un paso más en la consolidación de Asia como el polo más dinámico de la economía mundial.

Adem√°s del aspecto econ√≥mico, la dimensi√≥n pol√≠tica de la RCEP tiene un gran valor, especialmente para China. Si a√ļn no estaba claro, la RCEP sirve como recordatorio: el mundo no esperar√° a que Washington ponga la casa en orden y luego decida si quiere o no, o c√≥mo quiere, nuevos acuerdos comerciales.





Vale la pena hacer una peque√Īa retrospectiva aqu√≠: en 2016, Barack Obama, en su pol√≠tica de reorientaci√≥n hacia Asia, concluy√≥ la llamada Asociaci√≥n Transpac√≠fica, un ambicioso acuerdo comercial que involucra a 12 pa√≠ses. El TPP, en sus siglas en ingl√©s, fortalecer√≠a la presencia estadounidense y servir√≠a de contrapeso a la influencia china en la regi√≥n.

En 2017, Donald Trump, en uno de sus primeros actos en la Casa Blanca, anunció la retirada de Estados Unidos del TPP. Quizás no esperaba que el resto continuaría sin los estadounidenses: el acuerdo de 12 países se ha renovado para convertirlo en uno con 11.

Desde entonces, China ha intensificado sus esfuerzos para completar el RCEP, consolidando su presencia en la región y socavando los esfuerzos de Estados Unidos para aislarla. La conclusión del RCEP muestra la fragilidad del llamado desacoplamiento.

Cuanto más China se une a Asia, más costoso es para Estados Unidos separarse de China. Si la disociación funciona para exigir que otros países se aprovechen de EE. UU., La conclusión del RCEP, incluso con importantes aliados estadounidenses, muestra los límites de la idea.

RCEP crea un nuevo problema para Joe Biden, quien se sentirá presionado para que Estados Unidos no se quede atrás en Asia. Incluso si el TPP se negoció con Biden en la vicepresidencia de los Estados Unidos, sería costoso para el futuro presidente reanudar el proyecto, o unirse a lo que queda de él.

Si la administraci√≥n Trump ten√≠a una pol√≠tica comercial para Asia, fracas√≥. Adem√°s de los resultados disminuidos en la lucha de brazos con los chinos, los a√Īos de Trump vieron la finalizaci√≥n del TPP excluyendo a los EE. UU. Y el RCEP, incluida China. Al estilo de Trump, el presidente estadounidense destruy√≥ lo que exist√≠a y no puso nada en su lugar. El vac√≠o se llen√≥ r√°pidamente.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *