Putin coquetea con América Latina para expandir su influencia en medio de la crisis de Ucrania





En medio de la presi√≥n sobre la vecina Ucrania en las √ļltimas semanas, el presidente Vladimir Putin tambi√©n est√° ocupado tratando de expandir la influencia de Rusia a miles de kil√≥metros de Am√©rica Latina.





Convers√≥ con el dictador nicarag√ľense Daniel Ortega por primera vez desde 2014, llam√≥ a los mandatarios de Venezuela y Cuba y dio la bienvenida al presidente argentino, Alberto Fern√°ndez, quien prometi√≥ durante su visita al Kremlin reducir la dependencia de su pa√≠s de Estados Unidos. Este mi√©rcoles (16), tambi√©n se reuni√≥ con Jair Bolsonaro (PL).

El brasile√Īo mantuvo el viaje a pesar de las repetidas solicitudes de funcionarios estadounidenses para retrasar el viaje mientras Occidente intenta presionar a Rusia sobre Ucrania.

La ráfaga de diplomacia personal dirigida a América Latina por Putin durante el período más arriesgado de su mandato a menudo se basa en lazos que se remontan a la Guerra Fría y arroja luz sobre la naturaleza global de sus ambiciones: ejercer influencia incluso en regiones distantes. Está reforzando el compromiso y forjando lazos con una franja en expansión de Occidente, incluidos países como Brasil y Argentina, tradicionalmente cercanos a Washington.

La operaci√≥n comenz√≥ cuando Putin amenaz√≥ con tomar ¬ęmedidas t√©cnico-militares¬Ľ no espec√≠ficas si no obtiene las garant√≠as de seguridad sobre Europa del Este que exige a EE.UU. y la OTAN. Los funcionarios del Kremlin han insinuado que tales medidas podr√≠an implicar despliegues militares en Occidente, lo que lleva a analistas y medios estatales a especular febrilmente que las acciones podr√≠an incluir medidas audaces como el env√≠o de misiles nucleares a pa√≠ses amigos en Am√©rica Latina.

Como siempre, las verdaderas intenciones de Putin son dif√≠ciles de entender. Este gesto podr√≠a ser una burla, una forma de complicar la reacci√≥n de Occidente ante la amenaza de invasi√≥n de Ucrania. Al mismo tiempo, los l√≠deres latinos tienen sus propias agendas y pueden estar utilizando a Putin para ganar influencia sobre EE. UU., que, junto con China, a√ļn ejerce una influencia mucho mayor en la regi√≥n.





Pero la diplomacia reciente es un recordatorio de que, para el ruso, un objetivo más amplio es primordial en su política exterior: devolver al país a la posición de una gran potencia capaz de desafiar a Estados Unidos.

‚ÄúPutin ve a Am√©rica Latina como un √°rea que sigue siendo importante para los estadounidenses‚ÄĚ, dice Vladimir Rouvinski, profesor de la Universidad Icesi en Cali, Colombia, que estudia las relaciones entre Rusia y Am√©rica Latina. ¬ęEsto es reciprocidad por lo que est√° sucediendo en Ucrania¬Ľ.

El coqueteo de Putin ha estado en proceso durante a√Īos. Supo capitalizar los lazos de la era sovi√©tica, los resentimientos locales y los caprichos de ciertos l√≠deres. Durante la pandemia, mientras los pa√≠ses ricos acumulaban vacunas contra el Covid-19, el Kremlin aprovech√≥ otra oportunidad: en al menos cinco pa√≠ses latinoamericanos (Argentina, Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Paraguay), el Sputnik V fue el primero en llegar.

‚ÄúEstabas ah√≠ cuando el resto del mundo no estaba‚ÄĚ, le dijo Fern√°ndez a Putin.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que Am√©rica Latina ¬ęfue y sigue siendo para nosotros una regi√≥n de buena voluntad pol√≠tica, oportunidad econ√≥mica, proximidad cultural y afinidad¬Ľ. Seg√ļn el ministerio, ¬ęRusia nunca ha participado en la colonizaci√≥n de la regi√≥n, en la explotaci√≥n de sus pueblos, ni en conflictos, guerras u otros usos de la fuerza¬Ľ.

A pesar de los esfuerzos rusos, Estados Unidos y China tienen vínculos económicos mucho mayores con la región. En 2019, América del Sur exportó $ 5 mil millones a Rusia, en comparación con $ 66 mil millones para los estadounidenses y $ 119 mil millones para los chinos.

La influencia de Beijing, en particular, ha crecido gracias a la financiación de decenas de miles de millones de dólares para proyectos de infraestructura, desde un metro elevado en Colombia hasta una estación espacial en Argentina.

La especialidad de Rusia es el apoyo político a los países que se están aislando en el escenario global. Putin ha sido un salvavidas diplomático para los líderes autoritarios en Venezuela, Cuba y Nicaragua. Y para Bolsonaro, quien criticó duramente a China y cuestionó la victoria electoral del presidente Joe Biden, Putin extendió una invitación cuando parecía que muchos otros países no lo harían.

Despu√©s de la derrota de Donald Trump, Bolsonaro comenz√≥ a pedir a los funcionarios estadounidenses una invitaci√≥n para visitar Washington o al menos una llamada telef√≥nica del nuevo presidente, seg√ļn dos altos funcionarios estadounidenses que insistieron en el anonimato. Habr√≠a advertido que si no obten√≠a una respuesta de Biden, buscar√≠a concertar una cumbre con otra potencia mundial.

Putin en ese momento estaba haciendo propuestas m√°s fuertes. Los dos presidentes discutieron una posible expansi√≥n del comercio y acuerdos sobre ciencia y seguridad, seg√ļn funcionarios estadounidenses.

Cuando se le pregunt√≥ recientemente sobre la falta de contacto entre Biden y Bolsonaro, Jen Psaki, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, se√Īal√≥ conversaciones entre el secretario Blinken y su hom√≥logo brasile√Īo.

A√ļn as√≠, el presidente brasile√Īo enfrent√≥ intensas cr√≠ticas por el viaje, incluso de aliados. ‚ÄúCreo que est√° mal en muchos sentidos‚ÄĚ, dice Ernesto Ara√ļjo, ministro de Relaciones Exteriores de Bolsonaro hasta el a√Īo pasado. ¬ęEn otras circunstancias, bien. Pero con la crisis inminente, no¬Ľ.

Cuando se le pregunt√≥ a mediados de enero sobre la posibilidad de que Rusia pusiera infraestructura militar en Venezuela o Cuba, un vicecanciller ruso dijo que no descartar√≠a nada. En cuesti√≥n de d√≠as, Putin mantuvo lazos con los l√≠deres de Venezuela, Cuba y Nicaragua, conversaciones, seg√ļn el Kremlin, que confirmaron la ¬ęasociaci√≥n estrat√©gica¬Ľ de los pa√≠ses con Rusia.

El Departamento de Estado de EE. UU. desestim√≥ las conversaciones sobre posibles desarrollos rusos como ¬ębravuconadas¬Ľ. ‚ÄúSi vemos alg√ļn movimiento en esa direcci√≥n, responderemos r√°pida y decisivamente‚ÄĚ, dijo Ned Price, vocero del departamento.

Los analistas no creen que Putin env√≠e armas a la regi√≥n, en parte porque podr√≠a socavar la buena voluntad que trabaj√≥ para crear en toda Am√©rica Latina. A√ļn as√≠, Rusia ha sido fundamental para armar a aliados m√°s cercanos en la regi√≥n. Mosc√ļ vendi√≥ armas y tanques a Cuba y Nicaragua, aviones y sistemas antimisiles a Venezuela -con quien tambi√©n realiz√≥ ejercicios militares bilaterales-.

Los funcionarios estadounidenses creen que el Kremlin está ayudando a las fuerzas armadas de Venezuela, además de utilizar el país para operaciones de inteligencia y lavado de dinero.

Los estadounidenses también están preocupados por los esfuerzos de Rusia por interferir en las elecciones de mayo en Colombia, posiblemente para ayudar al candidato izquierdista Gustavo Petro, quien podría ser un socio negociador más amigable para Putin que el actual gobierno de derecha. Los funcionarios estadounidenses ya han observado operaciones en línea rusas que intentan sembrar disturbios en América del Sur.

Pero a corto plazo, dicen los analistas, el beneficio m√°s importante ser√° el apoyo diplom√°tico.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *