¬ŅPuedes evitar el efecto meseta? Tu apuesta





Entiendo lo frustrante que es subir la escala, incluso después de mucho tiempo dedicándote a Ejercicios y control de alimentacióny no poder ver la disminución de peso. Pero cálmate: ¡hay una solución!





Puede ser una se√Īal de que debemos prestar un poco m√°s de atenci√≥n a nuestro cuerpo. Lo que se ha acordado llamar efecto meseta en realidad est√° relacionado con una serie de circunstancias que influyen Peso. A veces es normal, en un proceso de p√©rdida de peso, ver c√≥mo la p√©rdida de peso se estabiliza o incluso se revierte.

Esto puede suceder debido a algunos factores, como retención de líquidos o la ganancia de masa muscular. Vale la pena comprender mejor estas situaciones.

1) En algunos periodos del ciclo menstrual, las mujeres son más propensas a la retención de líquidos; puedes ganar hasta 2 kilos en esta fase. Por eso, debemos tener en cuenta el tema hormonal cuando el peso sube o baja.

2) Otro factor que favorece la retención de líquidos es el alto consumo de alimentos con demasiado sodio. Aquellos que exageran con estos productos salados o sal de mesa pueden sentirse más hinchados y acumular algunos kilos de más.

3) En los casos en que el plan de adelgazamiento incluya actividad f√≠sica, es natural ganar masa muscular. Y el m√ļsculo, a su vez, es un tejido m√°s denso que la grasa. Esto significa que es m√°s pesado y puede estar cambiando el valor de escala. Pero no debe interpretarse como algo malo. Por el contrario, el metabolismo tambi√©n se acelerar√°.

Es por estos y otros que no puedes confiar solo en lo que el báscula. Lo ideal, si la idea es adelgazar de forma saludable, es realizar una valoración corporal completa, que incluye exámenes como:





Contin√ļa despu√©s de la publicidad

‚ÄĘ Bioimpedancia: realizada con equipos espec√≠ficos, analiza el porcentaje de grasa, agua y masa corporal magra;
‚ÄĘ Dexa: prueba realizada en laboratorio basada en la doble emisi√≥n de rayos X, permite evaluar la cantidad de masa √≥sea, masa magra y grasa corporal;
‚ÄĘ Medici√≥n de pliegues cut√°neos: realizada con un equipo llamado adip√≥metro, estima el porcentaje de grasa corporal.
‚ÄĘ Circunferencia abdominal: con la ayuda de una cinta m√©trica, eval√ļa la medida de la cintura. Es un m√©todo menos preciso, ya que no eval√ļa la composici√≥n corporal, pero ayuda a dar una idea de la situaci√≥n.

Además, en el proceso de adelgazamiento, pasamos por adaptaciones metabólicas que se activan para que el organismo se mantenga en equilibrio. Esto se debe a que la pérdida de peso y la restricción de calorías son incómodas para el cuerpo. En este contexto, podemos experimentar una disminución del gasto energético en reposo, una mayor eficiencia en el uso de la energía en las actividades diarias y una mayor sensación de hambre. Todo esto interfiere con el peso.

Avanzar en la pérdida de peso

Para mantener el proceso de adelgazamiento y evitar el efecto meseta, podemos incrementar el gasto calórico incluyendo ejercicios físicos en la rutina. Sin embargo, debemos prestar atención a las recomendaciones. Al hablar de 150 minutos de actividades a la semana, este valor está indicado para mantener la salud. Pensando en la pérdida de peso y la grasa corporal, lo ideal es sudar la camisa de 250 a 300 minutos a la semana. Si hace menos ejercicio, aumente gradualmente el ritmo.

Es importante destacar que, para favorecer la p√©rdida de peso, no existe un protocolo √ļnico espec√≠fico. La idea es hacer una dieta que se pueda mantener en el tiempo y que se ajuste al estilo de vida de cada uno, es decir, tiene que ser una elecci√≥n individualizado, factible y sostenible.

Con el apoyo de un nutricionista, es posible evaluar y reajustar la calidad y cantidad de los alimentos para que se alcance el déficit calórico y la frecuencia de consumo para controlar el hambre. Este es un camino que también depende de la perseverancia y la paciencia. Después de todo, los resultados se producen y deben mantenerse a largo plazo.

La forma de comer también influye en esta historia: quienes mastican demasiado rápido o con distracciones terminan comiendo más comida de la que necesitan. Por eso es fundamental conectarse con el medio ambiente y preste atención a la velocidad con la que come y la forma en que mastica su comida.

Además de un plan de alimentación individualizado, estudios recientes revelan que dormir muy poco o demasiado también dificulta la pérdida de peso. Para los adultos, la recomendación es permanecer entre 7 y 8 horas de descanso nocturno. Aquellos que descansan mucho menos o mucho más pueden ver cómo sube el indicador de equilibrio.

En definitiva: para sortear el efecto meseta, nada mejor que tener en cuenta algunos aspectos naturales de nuestro organismo, seguir un estilo de vida equilibrado y contar con el asesoramiento profesional para lograr una pérdida de peso eficaz, saludable y sostenida.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *