Psicoanálisis: en Freud todo termina… ¿o todo comienza?





La pregunta del título es buena para iniciar esta conversación. Inaugurado por Sigmund Freud (1856-1939) en 1905, El psicoanálisis ya ha sido blanco de ovaciones y críticas., pero casi nunca indiferencia. Más de un siglo después, sigue en el centro de atención y bajo el escrutinio de diferentes audiencias, que continúan cuestionándola como teoría y práctica.





Fuente permanente de malestar, entre los principales dilemas en los que se centra el psicoanálisis se encuentran las cuestiones sexuales y los traumas infantiles. A esto se debe en gran medida el malestar que genera: cuesta pensar en la infancia como un período traumático y, peor aún, vislumbrar que parte de la sexualidad puede originarse en esa misma fase de la vida.

Puede que esto no nos guste, pero Freud no da marcha atrás en este punto. El neurólogo y psiquiatra austriaco debatió, en tiempos de la moral victoriana, la vida sexual en la imaginación de los niños, proceso que tiene su importancia en la constitución psíquica del sujeto.

En mi último libro, Freud y el matrimonio: la sexualidad en el trabajo de cuidados (haga clic para comprar), analizo precisamente cómo el propio cuidado cuando se trata de niños, por tierno y aséptico que sea, deja marcas. Los bebés, objeto de atención frecuente, son manipulados y exigidos mucho, proceso acompañado de todo tipo de afectos transmitidos por padres y tutores.

Esta inversión en la infancia también produce excitación en el sistema psíquico del niño, que todavía no tiene forma de digerirla. Pero lo mismo ocurre con los adultos: para elaborar algunos acontecimientos de gran intensidad, necesitamos no sólo tiempo, sino recursos, palabras que pongan nombre a nuestras experiencias.

+Lea también: El psicoanálisis en la era del nuevo extremismo

Lo traumático está ligado a la forma en que sentimos esas excitaciones que, muchas veces, sólo serán clasificadas y comprendidas después. El trauma, desde esta perspectiva, no se trata necesariamente de algo malo.





Abarca una situación que provoca la liberación de muchos afectos y el recuerdo de ellos, porque lo que no se resuelve al principio tiende a regresar algún día. Se dota, por tanto, de apoyos y recursos para que el sujeto pueda posteriormente construir una narrativa que le ayude a liberarse del malestar.

El gran problema aquí es que primero hay que escuchar al paciente. El analista no es responsable del manejo del sujeto y sus quejas, sino del análisis mismo, y esto sólo es posible escuchando a los demás. Como cualquiera que escuche, El hablante también puede sorprenderse por lo que sale a la luz..

La forma en que cada persona resolverá sus problemas, ya sean sexuales o traumáticos, y si existen, es única. En otras palabras, para el psicoanálisis el sujeto no es una consecuencia inmediata de su historia de vida y de sus decisiones conscientes.

BÚSQUEDA DE MEDICAMENTOS

Información legal

DISTRIBUIDO POR

Consulta medicamentos a los mejores precios.

Utilice palabras de más de dos caracteres.

DISTRIBUIDO POR
Continúa después de la publicidad.

Entonces, respondiendo a la pregunta del título, sería mejor decir que “En Freud todo termina y comienza en el habla.”. El psicoanálisis es un ejercicio constante de dejarse sorprender por la plasticidad y la inventiva con la que cada sujeto, hablando de sí mismo, se convierte en protagonista de su historia, aunque haya obstáculos en el camino.

*Maíra Marcondes Moreira es psicóloga y psicoanalista, doctora por la PUC-MG y autora del libro recientemente publicado Freud y el matrimonio: el
Sexualidad en el trabajo de cuidados (auténtica)

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

  • Relacionado
  • Mente sanaTDAH: qué es, cómo diagnosticarlo y cuáles son los tratamientos1 dic 2023 – 14:12
  • MedicamentoCannabis medicinal para el autismo: lo que la ciencia ya sabe11 de enero de 2024 – 11:01 a. m.
  • Mente sanaHappytalism: “Necesitamos tener un sistema con más libertad y felicidad”10 ene 2024 – 09h01
Publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *