Pruebas de ADN para adelgazar?





Cada c√©lula de nuestro cuerpo lleva un ADN, aquella secuencia de genes que define caracter√≠sticas como color del pelo, altura … y la tendencia a encarar ciertos problemas. La ganancia de peso es uno de ellos. Porque el conocimiento sobre el tema avanz√≥ tanto en las √ļltimas d√©cadas que nacieron pruebas gen√©ticas prometiendo interpretar ese verdadero manual interno para as√≠ trazar un plan realmente efectivo de demacraci√≥n.

Con estos nuevos exámenes, sería posible descubrir, por ejemplo, si un individuo tiene mayor facilidad para almacenar grasa o si presenta baja sensibilidad al carbohidrato Рde ahí, cortar el nutriente, como manda la famosa dieta low carb, no impactaría tanto en la balanza. Para alcanzar las respuestas, las pruebas buscan cambios en la estructura de los genes, también conocidos como polimorfismos, que interfieren en cómo se comportan.

Es todo tan coherente y moderno que da ganas de realizar un peine fino en el ADN ma√Īana mismo, ¬Ņverdad? ¬°Mucha calma! La cuesti√≥n es que nadie sabe exactamente qu√© genes importan para valer en esa historia.

"Hay evidencias de que m√°s de 400 est√°n relacionados a la obesidad, influenciando desde el comportamiento alimentario hasta el aprovechamiento de los nutrientes. "S√≥lo que hoy los ex√°menes disponibles eval√ļan cerca de 40 de ellos", contextualiza la nutricionista Ana Poletto, doctora en fisiolog√≠a humana por el Instituto de Ciencias Biom√©dicas de la Universidad de S√£o Paulo.

La metodología hasta consigue ver los polimorfismos más estudiados. Pero falta consenso sobre lo que sería el tal "perfil genético" de la ganancia de peso. Un experimento reciente de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, dividió a más de 600 personas entre adeptas de dietas con poca grasa o con bajo índice de carbohidratos. Después, los científicos analizaron tres marcadores genéticos capaces de estimar la probabilidad de éxito de cada voluntario en adelgazarse al reducir uno de los nutrientes.





Al final, se quedó claro que los genes no interferían, siempre que el individuo siga las orientaciones básicas. "O la genética importa, pero estamos mirando a los marcadores equivocados, o simplemente no hace diferencia", interpreta el nutricionista Christopher Gardner, autor del trabajo, considerado uno de los más confiables al respecto hasta ahora.

El paso a paso de las pruebas genéticas

  1. colección: se puede realizar con muestra de sangre o con saliva recogida por el propio paciente.
  2. preparación: quedarse 30 minutos sin comer si la muestra viene de la saliva. Si es de la sangre, no hay necesidad.
  3. Control: la muestra se eval√ļa para garantizar que el ADN es suficiente para la secuencia.
  4. análisis: ya ocurre en Brasil, con métodos que aíslan el ADN y usan estadística para estudiarlo.
  5. precio: est√° en la casa de los miles de reales. Las pruebas de dieta a√ļn no est√°n cubiertas por los convenios.

A la espera de la ciencia

Los misterios del ADN y la falta de evidencias robustas sobre las pruebas gen√©ticas enfocadas en nutrici√≥n y adelgazamiento hacen que la mayor√≠a de los especialistas o√≠dos por SALUD tengan el pie atr√°s en relaci√≥n a la novedad. "Ellos no deben ser totalmente desacreditados, pues hay investigaciones serias en ese campo. Pero no llegamos al punto de decir si una persona es propensa a engordar con base en el genoma ", eval√ļa la bi√≥loga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Cuesti√≥n de Ciencia.

Hoy en día, incluso es posible calcular el riesgo genético de enfermedades, como algunos tipos de cáncer, pero la ganancia de peso es una condición compleja y depende de muchos factores para suceder, incluyendo los hábitos alimentarios desarrollados durante toda la vida.

"Esta crítica es importante y verdadera. Sin embargo, no podemos cerrar los ojos para otra herramienta que puede ayudar en la prevención y el tratamiento de la obesidad ", dice el nutrido Eduardo Rauen, que en ciertos casos aconseja las pruebas a sus pacientes en la capital paulista.

A los pocos, los secretos del ADN relacionados con la cuestión del peso se descifrar. En 2018, una investigación de la Universidad de Toronto en Canadá, constató que individuos con alteraciones en el gen FTO, involucrado en la regulación del hambre y de la saciedad, adelgazan más fácilmente con una dieta proteica. El trabajo involucró a 1 400 personas y llegó a mostrar el impacto de las diferencias étnicas en los resultados: los caucasianos y las personas del sur de Asia no tuvieron el mismo efecto que los descendientes del este asiático.

Se percibe que está ahí, además, más una limitación de la aplicación de las pruebas en Brasil: casi todos los estudios vienen de fuera. "Las investigaciones analizan otras poblaciones, cuyos polimorfismos pueden ser diferentes", explica la bióloga Michele Pereira, del Laboratorio Hermes Pardini, en São Paulo, que ofrece un examen para mapear 80 alteraciones genómicas ligadas a la nutrición.

A pesar del objetivo, la investigadora cree que el m√©todo debe ser visto como un complemento. "√Čl enfrenta resistencia, pero queremos que auxilie al profesional de la salud como predictivo de algunas enfermedades y situaciones", dice.

Otro aspecto que merece reflexi√≥n es conductual. Como el test gen√©tico puede ser pedido sin la petici√≥n del especialista, existe el riesgo de interpretaciones equivocadas. "Algunos trabajos muestran que, al saber que posee la variante que facilita la ganancia de peso, muchas personas se quedan estancadas porque creen que nada cambiar√° su destino", cuenta la endocrin√≥logo Mar√≠a Edna de Melo, de la Asociaci√≥n Brasile√Īa para el Estudio de la Obesidad y la S√≠ndrome metab√≥lico.

Pero hay quien no lo ve como un obst√°culo. "Fue un alivio descubrir mi tendencia a engordar, porque siempre tuve dificultad de adelgazar, incluso con dietas y remedios", relata la t√©cnica en tecnolog√≠a de la informaci√≥n Gabriela Todeschini, de 30 a√Īos, ga√ļcha que hizo un examen del g√©nero y le gust√≥ los siguientes pasos . "Con las orientaciones personalizadas de mi nutricionista, finalmente estoy consiguiendo perder peso."

Las divergencias aparte, una cosa es cierta: prácticamente todo el mundo tiene propensión a engordar. "Existe una vulnerabilidad biológica que predispone a la ganancia de peso, porque, hace milenios, fue necesario almacenar calorías para sobrevivir y evolucionar", justifica Maria Edna.

Esto ayuda a explicar por qu√© actualmente vivimos una epidemia de obesidad. "Pero la influencia del estilo de vida es mucho mayor en este contexto. Tanto que la ganancia de peso se dispar√≥ en los √ļltimos 50 a√Īos, pero nuestro ADN no se alter√≥. Lo que cambi√≥ fue el consumo de alimentos ultraprocesados ‚Äč‚Äč", defiende la nutricionista Carolina Sartori, de Brasilia.

No es imposible que parte del enigma detrás de la ganancia y de la pérdida de peso sea, un día, respondida por el genoma. Pero, por el momento, la manera más eficaz de evitar el efecto sanfona es oír a los expertos y seguir una rutina activa y una dieta más equilibrada. Ni los genes pelean con eso.

Otros dos tipos de examen genético para la alimentación

Intolerancias y alergias: el m√°s famoso de la categor√≠a es el Food Detective, que promete evaluar la sensibilidad hasta 200 alimentos. Con el resultado en las manos, ser√≠a posible identificar qu√© elementos el cuerpo no tolera muy bien y, as√≠, seguir una dieta en que no haya molestias como hinchaz√≥n y estre√Īimiento.

En la pr√°ctica, no es m√°gico as√≠. "He visto muchas dietas restrictivas prescritas sobre la base de √©l. S√≥lo que ese tipo de rastreo es un enga√Īo. "Mide la producci√≥n de inmunoglobulina G, o IgG, que no tiene nada que ver con alergias o intolerancias alimentarias", critica a la doctora Renata Cocco, coordinadora del Departamento de Alergia Alimentaria de la Asociaci√≥n Brasile√Īa de Alergia e Inmunolog√≠a.

El IgG es un anticuerpo producido naturalmente cuando el organismo entra en contacto con un cuerpo extra√Īo, como un ingrediente de una comida.

Prueba del microbioma: la relevancia de la microbiota, el conjunto de bacterias que viven en diversas partes del cuerpo, es innegable. Y la comunidad de bichitos m√°s estudiada, la que habita el intestino, parece influenciar en el surgimiento de varias enfermedades, incluso la obesidad.

La secuenciaci√≥n del microbioma ayudar√≠a a entender qu√© microorganismos predominantes y trazar estrategias personalizadas para prevenir problemas o intervenir en cuadros ya instalados. "√Čl se vale de los mismos principios del examen hecho en c√©lulas humanas, pero eval√ļa el ADN de bacterias recogidas en las heces", describe el nutr√≥logo Dan Waitzberg, director cient√≠fico de Bioma4me, startup que ofrece el an√°lisis.

El enfoque es prometedor debido al crecimiento de las investigaciones en el √°rea. Lo que se busca ahora es entender cu√°les son las intervenciones m√°s satisfactorias para modular, de hecho, a tal de la flora intestinal.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *