Proto-federalismo y federalismo furtivo en la Unión Europea





En el marco de la Unión Europea, y siguiendo un enfoque más analítico de las categorías políticas que tenemos a nuestra disposición, el panorama en materia de régimen de gobernanza política puede describirse de la siguiente manera:





  • Los Estados miembros y la Uni√≥n Europea comparten numerosas "-√°reas de pol√≠tica", La Uni√≥n necesita el consentimiento de los Estados miembros para tomar decisiones, exceptuando el sistema europeo de bancos centrales y el banco central europeo (SEBC / BCE);
  • Los Estados est√°n representados en el Consejo de Ministros con diferentes ponderaciones de votos; los pueblos est√°n representados en el Parlamento Europeo en funci√≥n de su importancia demogr√°fica, en todo caso, el sistema no es bicamaral;
  • El modelo europeo de "medioambiental"Se basa en una cultura pol√≠tica consociativa de negociaci√≥n interinstitucional, lo que da una hip√≥tesis real a los peque√Īos pa√≠ses de ser o√≠dos, incluso en el caso de perder peso relativo con las sucesivas ampliaciones;
  • En la Uni√≥n Europea, el poder tributario propio no existe, la dimensi√≥n del presupuesto es muy reducida y su impacto estabilizador y redistributivo limitado, si se piensa en t√©rminos estrictamente macroecon√≥micos; la pol√≠tica de cohesi√≥n permite cierta correcci√≥n, pero no es, como tal, un instrumento de finanzas p√ļblicas;
  • La integraci√≥n y la concertaci√≥n de los intereses sectoriales se fundamenta en la pr√°ctica consonante y reguladora de las instituciones de la Uni√≥n, en particular de la Comisi√≥n Europea, ya que los partidos pol√≠ticos no parecen estar en condiciones de desempe√Īar esta funci√≥n primordial; son, pues, los Estados, a trav√©s de sus gobiernos y administraciones que cumplen esa tarea de integraci√≥n social de los intereses;
  • En el plano de los instrumentos de pol√≠tica econ√≥mica observamos que existen muchas "entidades no electivas", sin una adecuada fiscalizaci√≥n parlamentaria, luego, sin legitimidad pol√≠tica democr√°tica (ver tabla):

Tabla: instrumentos, reformas y legitimidad política

Por otro lado, y en el actual contexto europeo, no hay condiciones políticas suficientes para traer a la luz del día el "federalismo furtivo" que va siendo producido entre bastidores de las instituciones europeas. Si no veamos:

  • El Banco Central Europeo (BCE) hace cuantitativo pero est√° prohibido generar un "d√©ficit presupuestario europeo";
  • El Parlamento Europeo (PE) aprueba un presupuesto, pero no crea las condiciones para que la Comisi√≥n Europea realice una verdadera pol√≠tica presupuestaria a partir del poder tributario propio y el aumento de los recursos propios;
  • La Uni√≥n Bancaria (UB) y la Autoridad Bancaria Europea (ABE) hacen supervisi√≥n bancaria, pero "privatizaron" el proceso de resoluci√≥n bancaria a la espera del tercer pilar, la garant√≠a com√ļn de dep√≥sitos;
  • La Comisi√≥n Europea a trav√©s de la Direcci√≥n General de Competencia ejerce las competencias que le incumben en el marco del mercado √ļnico, a la espera de una pol√≠tica europea de regulaci√≥n m√°s comprensiva;
  • La Comisi√≥n Europea a trav√©s de la DG de Asuntos Financieros ejerce las competencias que le incumben en el marco de las medidas de ayuda financiera, a la espera de una pol√≠tica presupuestaria m√°s ambiciosa de car√°cter federal.

El "federalismo furtivo" parece ser, incluso, la mayor paradoja del actual momento de la pol√≠tica europea. Una creciente indiferencia pol√≠tica y democr√°tica por las instituciones europeas deber√≠a impedir el crecimiento de las "entidades no electivas", pero al parecer, es lo contrario que sucede como se muestra en la tabla anterior. La duplicidad pol√≠tica es manifiesta. En las capitales nacionales, los dirigentes pol√≠ticos tratan de confortar la opini√≥n dom√©stica con posiciones firmes en materia de soberan√≠a e intereses nacionales, en Bruselas, como parece, hay un consenso suficiente para hacer crecer el n√ļmero de entidades ejecutivas no electivas. Llegados aqu√≠, confieso que no es f√°cil pasar del federalismo furtivo al federalismo cooperativo, al menos en las actuales circunstancias.

Lo que aquí designo como proto-federalismo de la Unión Europea es de naturaleza pragmática y funcional y parece configurarse como lo que podríamos denominar "un régimen consociativo de gobernanza". Veamos un poco más de cerca:

  • En materia de competencias, se acerca m√°s al federalismo cooperativo alem√°n de competencias competitivas y compartidas, siendo dif√≠cil de prever un retroceso hacia competencias exclusivas, con sede en la UE o en los Estados miembros, adem√°s de que reducir√≠a la capacidad pol√≠tica e institucional de los Estados miembros Estados m√°s peque√Īos;
  • En cuanto a la representaci√≥n de los Estados miembros, su parlamentarizaci√≥n en una segunda c√°mara es un asunto completamente abierto; sin embargo, las competencias compartidas apelan a una fuerte representaci√≥n de los Estados miembros a un nivel central; el Consejo de Ministros o incluso el Consejo Europeo pueden convertirse en una segunda c√°mara;
  • La negociaci√≥n permanente y la cultura del compromiso, incluso en situaciones de voto mayoritario, est√°n m√°s pr√≥ximas a las dos anteriores caracter√≠sticas;
  • En materia presupuestaria, el federalismo europeo es m√°s americano que alem√°n, es decir, no puede existir federalismo pol√≠tico sin un cierto federalismo presupuestario que concrete una fuerte perecuaci√≥n financiera entre los miembros m√°s pr√≥speros y menos pr√≥speros de la Uni√≥n;

Hoy, por lo que ya hemos dicho, gobierno europea es un equilibrio precario y delicado entre una estructura de gobernante (poderes verticales) y una estructura de gobierno (poderes horizontales). De lo que se dice, este régimen de gobernanza permanente, consociativo y regulatorio, podría ser así esquematicamente caracterizado:

  • Una gobernanza de normas, reglas, procedimientos y sanciones,
  • Una gobernanza multinivel de gobierno y administraci√≥n,
  • Una gobernanza neo-corporatista, con una fuerte actividad de lobbying,
  • Una gobernanza con fuerte presencia de entidades no electivas,
  • Una gobernanza con mandatos dobles, en el Consejo Europeo y de Ministros,
  • Una gobernanza en proceso de codecisi√≥n legislativa Parlamento-Consejo,
  • Una gobernanza en la que la unanimidad prevalece sobre la mayor√≠a del voto,
  • Una gobernanza Espa√Īol y reducida la rendici√≥n de cuentas. tanto como baste.

En la coyuntura actual, la Uni√≥n Europea no re√ļne condiciones pol√≠ticas para ser una democracia org√°nica o una democracia adversaria (de gobierno y oposici√≥n) en la l√≠nea de un Estado-naci√≥n, pero antes una democracia deliberativa y regulatoria sui generis, una coalici√≥n de intereses de geometr√≠a variable, en el marco de una subsidiariedad europea multinivel tan bien establecida como sea posible. De nada sirve construir la legitimidad del proyecto europeo a partir de su megaloman√≠a y omnipresencia, que nos aplastan y sofocan, de su racionalismo ofensivo y de su orden burocr√°tico que nos ofuscan e irritan, si la Uni√≥n Europea no es capaz de crear un r√©gimen de gobernanza pol√≠tica transparente, accesible y comprensible para todos y pensada para pensar en los intereses de los ciudadanos europeos en primera instancia.





Nota final

Ahora que nos acercamos a las elecciones europeas y ante el impasse en que nos encontramos, o quiz√°s a causa de √©l, estoy convencido de que, debido a la importancia creciente de la pol√≠tica exterior de seguridad y defensa ya la urgencia de una mayor expresi√≥n financiera de la zona del euro, la pr√≥xima reforma pol√≠tico-institucional de la Uni√≥n Europea se producir√° probablemente en el terreno organizativo del federalismo cooperativo a trav√©s de un est√°ndar gobernante singular adecuado para la conexi√≥n de varios formatos de gobernanza: alguna mutualizaci√≥n financiera en el marco de la zona euro a trav√©s de la emisi√≥n de "obligaciones europeas" , mayor consistencia de los diversos mecanismos de emergencia, en particular en la relaci√≥n entre estabilizaci√≥n y resoluci√≥n, es decir, entre deuda p√ļblica y deuda bancaria, m√°s "cooperaciones reforzadas y estructuradas" entre Estados en las √°reas de seguridad y defensa, mayor coherencia en la articulaci√≥n entre instrumentos y fondos de cohesi√≥n, mayor atenci√≥n a la cooperaci√≥n territorial descentralizada entre regiones y ciudades y, en general, a las agrupaciones europeas de cooperaci√≥n territorial (AECT).

Sin embargo, en el aire, una duda existencial, a saber, la próxima composición del Parlamento Europeo y, correlativamente, la próxima formación de la Comisión Europea, por no hablar de la política gubernamental de cada Estado miembro, pueden traer al primer plano de la política un amplio frente eurocéctico de carácter nacionalista y populista que, aunque no sea mayoritaria, podría, sin embargo, bloquear cualquier intento serio de reforma político-institucional en el sentido de que apunte.

A falta de un fuerte sistema pol√≠tico-partidista transnacional que haga la integraci√≥n de los diferentes espacios p√ļblicos nacionales heterog√©neos, la Uni√≥n nos ofrece, por ahora, un sistema pol√≠tico multinivel, con varios p√ļblicos y muchos agentes principales, esferas difusas de discusi√≥n p√ļblica y procesos deliberativos muy diversos, m√°s democracia deliberativa y consociativa que democracia org√°nica y adversaria, tal vez en busca de una especie de meta-democracia de regulaci√≥n frente a las democracias convencionales existentes en los Estados nacionales. Por todos estos motivos, no podemos abdicar de una teor√≠a cr√≠tica de la raz√≥n europea. (Covas, 2019, La cr√≠tica de la raz√≥n europea, Editora S√≠labo).

Universidad del Algarve

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *