Proceso contra VW cada vez más 'animado'. ¡Hasta por el juez!





Los pequeños accionistas del Grupo Volkswagen mantienen la presión y exigen, como compensación, 9.200 millones de euros al grupo alemán, acusándolo de defender los intereses de la familia Porsche, que tiene el 50,7% de los votos (a pesar de poseer sólo cerca del 32% del capital) y no de los demás accionistas. Los demandantes afirman que el Grupo Volkswagen sabía de los problemas relativos al Dieselgate muchos antes de haberlos comunicado a los demás accionistas (que no los de referencia, esencialmente la familia Porsche) ya las autoridades.





Ante la quiebra del valor de las acciones, que dieron un golpe brutal después de 2015, cuando el grupo admitió haber mentido y montado sistemas destinados a defraudar a las autoridades en 11 millones de vehículos y que ya implicó un coste superior a los 27 000 millones de euros, los pequeños accionistas exigen 9.200 millones de euros. Y si durante algún tiempo no faltaba quien afirmara que, a pesar del mérito de la acción, no sería fácil encontrar un juez y un tribunal decididos a apuntar el dedo a la mítica Volkswagen, ahora parece cada vez más probable que eso suceda.

El juez Christian Jeade ya acusó a Martin Winterkorn, el CEO del grupo en la época, de "arrastrar los pies" en relación al divulgar la información, tras un conjunto de administradores haber negociado con la administración estadounidense, tras haber amenazado con prohibir las marcas del grupo por sobrepasar los límites de las emisiones contaminantes. Si esto ocurrió mucho antes del reconocimiento del fraude en 2015, no son creíbles las declaraciones de Winterkorn, defendiendo que sólo tuvo conocimiento del Dieselgate tras dicho anuncio.

La mala noticia para Winterkorn es que además de los pequeños accionistas, de la justicia estadounidense y hasta de la alemana, el propio Grupo Volkswagen puede (y debe) perseguirlo judicialmente en busca de compensación, por la forma supuestamente criminal como trató del asunto. Especialmente después de que un testigo declaró haber discutido con el entonces CEO en 2007 la manipulación de las emisiones de NOx, y si es posible que algunos de los casos más antiguos ya hayan prescrito, los recientes, es decir, los posteriores a 2012, son válidos.

Volkswagen está pues con dificultades en convencer a los jueces que mantuvo el asunto secreto a fin de no perjudicar las negociaciones con Estados Unidos, ya que tampoco abrió el juego con las autoridades estadounidenses, incluso después de haber admitido la manipulación y pagado la pesada proyecto de ley. Todo indica que el Grupo Volkswagen va a tener que compensar a los pequeños accionistas por la gestión del CEO nombrado por los socios mayoritarios, la familia Porsche, y defendidos por ellos, incluso después de haberse hecho público el escándalo.

¿No percibe nada de autos, o quiere ampliar los horizontes? Con una mano llena de preguntas sencillas, le ayudamos a encontrar su nuevo coche ideal.

Recomendación: descubra su coche idealExperimentar ahora





Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *