Problemas de expresión (esta es la crónica de la derrota del FC Porto en casa con el V. Guimarães)





Cantava ya hace unos valientes a√Īos una banda de la ciudad de Oporto que a veces, s√≥lo para decir que se ama a alguien, no siempre se encuentra el mejor t√©rmino o se elige el mejor modo. Los problemas de expresi√≥n, de comunicaci√≥n, en fin, uno de los dramas del mundo y este s√°bado de un mundo en particular: aquel que ocurri√≥ entre las 21h y las 23h en el Estadio del Drag√≥n.





Por ejemplo, las comunicaciones entre el VAR y el √°rbitro F√°bio Ver√≠ssimo entre los 15 y los 45 minutos, avis√≥ a cierta altura el canal que transmiti√≥ el encuentro, cuando ya era m√°s que accede a la discusi√≥n sobre c√≥mo no ten√≠a el videobarbo descortinado el fuera de juego de Andr√© Pereira en el 2¬ļ gol del FC Porto o como no hab√≠a, al menos, puesto en duda una jugada en el √°rea de los dragones unos minutos antes, que acab√≥ con Jo√£o Carlos Teixeira en el suelo.

Faltó también la comunicación entre la salud muscular y los muslos de Brahimi y después de Corona, que hasta había entrado para sustituir al lesionado argelino.

Pero ya desde el principio del juego hab√≠a fallado otra cosa muy importante: la comunicaci√≥n entre el FC Porto y el buen f√ļtbol, ‚Äč‚Äčaquel f√ļtbol voraz que hab√≠a mostrado en la 1¬™ jornada y que, de aqu√≠ para all√°, se encuentra en parte incierta. Y en la segunda mitad del juego, fall√≥ la comunicaci√≥n entre el equipo de S√©rgio Concei√ß√£o y su habitual intensidad y agresividad.

Y eso explica la derrota del FC Porto en casa por 3-2 frente al V. Guimar√£es, la primera de S√©rgio Concei√ß√£o en el Drag√≥n para el campeonato, despu√©s de ir al descanso a ganar por 2-0. Un 2-0 mitigado por la ausencia de VAR y esencialmente por el talento individual de Brahimi, que mientras ten√≠a salud fue disfrazando el mal juego colectivo del FC Porto, siempre lento en las transiciones, con pocas ideas y huyendo al ADN de equipo de constante intensidad. Mientras el f√≠sico no dio de s√≠, la √ļnica comunicaci√≥n que no fall√≥ en el FC Porto fue aquella que existi√≥ entre la cabeza, el talento y los pies de Brahimi, como se vio en el primer gol del FC Porto, marcado a los 37 minutos, en una lance en el que el argelino avanz√≥ por el corredor central y us√≥ a Andr√© Pereira como pivote para luego deshacer un remate fuerte y colocado que ni el vuelo de Douglas consigui√≥ parar.

MIGUEL RIOPA / Getty

A veces, incluso cuando las cosas corren mal, se ganan juegos. Pero es raro que suceda dos veces seguidas. La semana pasada, en el Jamor, fue la primera se√Īal de alerta. Esta noche, en el Drag√≥n, el ba√Īo de realidad. Despu√©s de perder Brahimi al principio de la segunda parte, el FC Porto baj√≥ los niveles de concentraci√≥n y le dio al V. Guimar√£es de Lu√≠s Castro lo que los equipos de Luis Castro les gusta tener: la pelota.





Con más bola y, al mismo tiempo, con la frialdad necesaria para aprovechar los errores y la actitud casi dolente del FC Porto, los vimaranenses giraron el juego a partir de los 63 minutos, cuando André André redujo a 2-1 a través de gran sanción.

"Sería de otro ex FC Porto el empate, a los 76 ', en una jugada del V. Guimarães que fue todo aquello que los azules y blancos no lograron hacer este sábado: un ataque rápido, objetivo, de participación de los jugadores y que culminó con un" cruzamiento ancho de Florent y con Tozé, medio que abandonado a la derecha, a recibir y dejar bien a la manera de un remate fuerte y cruzado hacia el interior de la portería de Casillas.

El descalabro fue firmado por debajo de dos minutos de los 90 ', ya con el equipo del FC Porto al borde de un ataque de nervios y con el Vitória a aprovechar para tras un lanzamiento lateral (!) Hacer el 3-2. La defensa de los campeones nacionales quedó como congelada en el tiempo y en el espacio, dejando a Welthon trabajar a voluntad para después ofrecer a Davidson, que puso nuevamente a Casillas a mirar a sus redes a balancín.

Douglas, el milagro

Lo que sigui√≥ al 3-2 del V. Guimar√£es ya es cosa de salmos o del nuevo o antiguo testamento, con Douglas, el portero brasile√Īo de los vimaranenses, a operar varios milagros en un par de minutos. Primero al defender un cabeceo a la quema de Marega, en una jugada que tuvo repetici√≥n de milagro cuando Jo√£o Afonso cort√≥ en la hora H ya Andr√© Pereira se preparaba para la recarga.

MIGUEL RIOPA / Getty

Y ya el cron√≥metro marcaba cuatro minutos m√°s all√° de los 90 'cuando apareci√≥ el milagro n√ļmero dos de Douglas, consiguiendo alejarse un remate de un solo Herrera, que a√ļn fue golpeado en el poste antes de que Maxi Pereira disparara a los cielos.

Por hablar en cielos, bien sé que la suerte da mucho trabajo, pero Douglas no tiene claramente un problema de comunicación con los dioses. Esta banda de la ciudad de Oporto, en esa misma canción, cantaba también que lo que decía estaba tan lejos como el mar estaba del cielo. La victoria del Vitória de Guimarães pareció a las tantas también así de lejano, pero el equipo dejó atrás el problema de expresión que estaba teniendo con los triunfos. Y merecidamente.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *