Prisi贸n de refugiado en megaoperaci贸n policial moviliza entidades y parlamentarios





Un caso que involucra a una refugiada arrestada en una de las operaciones policiales m谩s grandes de Brasil moviliz贸 a organizaciones de derechos humanos, investigadores y parlamentarios, quienes afirman que es inocente y ha sido detenida injustamente durante seis meses.





Nacido en Togo, 脕frica, el vendedor ambulante Falilatou Estelle Sarouna, de 43 a帽os, fue arrestado el 15 de diciembre en medio de la Operaci贸n Anteros, que desencaden贸 una estafa transnacional en Internet que dej贸 al menos 437 v铆ctimas en 24 estados brasile帽os, con p茅rdidas estimadas en R $ 24 millones.

Seg煤n la Polic铆a Civil, los delincuentes, la mayor铆a de ellos nigerianos, utilizaron perfiles falsos en redes sociales o sitios de citas para interactuar virtualmente con las v铆ctimas. Luego los extorsionan, amenazando con divulgar fotos 铆ntimas, eso es lo que la polic铆a llama malversaci贸n emocional.

El operativo moviliz贸 a 820 polic铆as en siete estados, denunci贸 a 210 personas y arrest贸 a 122. Uno de ellos fue Falilatou, acusado de ser uno de los 鈥渢itulares de cuentas鈥 de la organizaci贸n, es decir, de tomar prestada su cuenta bancaria para manejar cantidades il铆citas. Como prueba, el Ministerio P煤blico present贸 informes policiales de v铆ctimas del golpe de Estado en los que la mujer togolesa apareci贸 como titular de cuatro cuentas y un formulario para abrir una de esas cuentas.

Pero el formulario est谩 firmado en cursiva y Fali (como la llaman sus amigos) es analfabeta, seg煤n familiares y abogados. Adem谩s, la letra es muy diferente a la firma que aparece en su documento de identidad (que es b谩sicamente un gui贸n), as铆 como en su contrato de arrendamiento y otros documentos firmados por ella y notarizados.

Fali, que era analfabeta, necesitaba ayuda con las operaciones bancarias y los problemas burocr谩ticos, dice su 煤nico pariente en Brasil, un sacerdote cat贸lico que vive en Salvador. Seg煤n la defensa de Togo, fue v铆ctima de una estafa y sus datos fueron utilizados por delincuentes para abrir la cuenta a su nombre, sin que ella lo supiera.

鈥淓lla siempre necesit贸 ayuda con la documentaci贸n, retiros del banco, incluso dijo la cantidad y alguien m谩s tecle贸 porque ni siquiera sab铆a qu茅 teclas presionar鈥, dice su hermano Mossi Anoumou, de 38 a帽os. 芦Creemos que en una de estas situaciones alguien se aprovech贸 de su vulnerabilidad y utiliz贸 estos documentos para abrir las cuentas禄.





Seg煤n los abogados, otros dos elementos se帽alar铆an su inocencia: el primero es que no llevaba una vida compatible con alguien que gana dinero con actividades fraudulentas. Seg煤n testigos, Fali se despert贸 al amanecer para comprar ropa para revender y trabaj贸 todo el d铆a en una acera en Br谩s.

鈥淢谩s de R $ 1 mill贸n fueron transferidos a cuentas bancarias a su nombre. Si hubiera tenido alguna ventaja con eso, 驴por qu茅 seguir铆a trabajando como vendedora ambulante de sol a sol y bajo la lluvia, viviendo en una cocineta con un alquiler de R $ 700? 鈥漃regunta Vitor Bastos, uno de los abogados que representa a Falilatou pro bono. .

El segundo elemento es que ella misma se present贸 a la polic铆a el d铆a del operativo. Cuando lleg贸 a casa y vio que la puerta estaba rota, se dirigi贸 a una comisar铆a para abrir un informe policial, pensando que se lo hab铆an robado. Una vez all铆, descubri贸 que la polic铆a hab铆a ingresado a su casa para cumplir con la orden de captura. Y fue detenido all铆.

鈥溌縌u茅 criminal se reportar铆a espont谩neamente a una comisar铆a?鈥, Dice Bastos. Seg煤n 茅l, si bien hay evidencia de que otros acusados 鈥嬧媞ue prestaron voluntariamente sus cuentas, a cambio de dinero, eran cercanos a delincuentes de la organizaci贸n, no hay nada en la denuncia que vincule a Falilatou con la pandilla.

鈥淟o que da miedo en este caso es que cualquier persona a la que se le filtraran sus datos y la utilizaran delincuentes para abrir una cuenta bancaria podr铆a ser puesto en prisi贸n preventiva durante meses, sin posibilidad de explicarse鈥, dice Bastos. 芦En la pr谩ctica, sabemos que Fali, siendo una mujer negra y migrante, es m谩s vulnerable a ser arrestada禄.

Bastos intent贸 varias apelaciones para que Falilatou esperara el juicio en libertad, pero todas fueron denegadas.

Para 茅l, como se trata de un proceso de casi 20.000 p谩ginas y cientos de imputados, el juez no analiz贸 cada situaci贸n de forma individual, otorgando habeas corpus a grupos en base a criterios gen茅ricos, por ejemplo, madres de ni帽os menores de 12 a帽os.

S贸lo en mayo, cinco meses despu茅s de las detenciones preventivas, se disolvi贸 el proceso. 鈥淓l principal problema es la falta de individualizaci贸n. El caso de Falilatou se encuentra en la mara帽a de un proceso con 210 imputados, quienes son acusados 鈥嬧媎e manera arbitraria y sin prueba de delitos como extorsi贸n, lavado de activos y malversaci贸n 鈥, dice Karina Quintanilha, investigadora de la Unicamp y miembro del Foro Fronteiras Cruzadas. 芦El desmembramiento tard铆o del proceso sin que ella tenga derecho a responder en libertad es violencia禄.

Para ella, la forma en que se ha tratado el caso de Togo 鈥渧iola el principio de presunci贸n de inocencia y hace inviable el derecho a la defensa鈥. 芦M谩s a煤n si se tiene en cuenta que el proceso se est谩 dando en Martin贸polis, una peque帽a ciudad que ni siquiera tiene una Defensor铆a P煤blica禄.

Con la falta de una Defensor铆a P煤blica en la ciudad y la demora en la designaci贸n de abogados para los acusados, muchos se quedaron sin defensa durante meses. Para Quintanilha y otras activistas, puede haber m谩s mujeres inmigrantes en la misma situaci贸n que Falilatou.

De las 210 personas acusadas, 140 son mujeres, que provienen de pa铆ses como Angola, Sud谩frica, Hait铆, Tailandia y Venezuela. Seg煤n C谩tia Kim, abogada e investigadora del ITTC (Instituto Terra, Trabalho e Cidadania), los l铆deres de la organizaci贸n son hombres y la mayor铆a de las mujeres est谩n acusadas de ser titulares de cuentas.

鈥淯n punto absurdo es que se generalizaron las tipificaciones criminales. Todos, sin importar su rol en la organizaci贸n, fueron acusados 鈥嬧媎e los mismos delitos: extorsi贸n, malversaci贸n y blanqueo de capitales, entre otros. Si en la denuncia el Ministerio P煤blico dividi贸 a cada uno seg煤n su rol en la organizaci贸n, en teor铆a deber铆a haber una clasificaci贸n adecuada para cada uno 鈥, dice.

El caso Falilatou fue objeto de una reuni贸n, el 31 de mayo, en la Comisi贸n de Defensa de los Derechos Humanos y la Ciudadan铆a del Ayuntamiento de S茫o Paulo, presidida por el concejal Eduardo Suplicy (PT), a la que asistieron representantes de la USP, del Ayuntamiento de Inmigrantes y el Defensor del Pueblo de la Polic铆a del Estado.

En el encuentro, el defensor del pueblo de la polic铆a, Elizeu Soares Lopes, dijo que en el caso de Falilatou hay 鈥渕uchas arbitrariedades鈥 y que trabajar铆a 鈥減ara revertir esta injusticia鈥.

Luego de la reuni贸n, Suplicy envi贸 una carta al juez Alessandro Correia Leite, responsable del caso. Seg煤n el concejal, toda la informaci贸n recopilada por su equipo da lugar a pensar que Falilatou fue arrestado injustamente.

Una campa帽a apoyada por ONG, grupos acad茅micos y diputados como Nat谩lia Bonavides, S芒mia Bomfim y 脡rica Malunguinho intenta dar visibilidad al caso y recaudar dinero para que el hijo de Fali en Togo vuelva a la escuela – tuvo que dejar la escuela porque ya no recibe los recursos de la madre.

El juez decidi贸 esperar a que todos los imputados presentaran sus defensas antes de iniciar an谩lisis individualizados. Mientras tanto, Fali espera una decisi贸n sobre otra apelaci贸n, esta vez del STJ (Tribunal Superior de Justicia). 鈥淐ada d铆a es un d铆a m谩s en el que Fali est谩 atrapado. El reloj est谩 en nuestra contra 鈥, dice V铆tor Bastos.

Cuestionado por hojaLa Polic铆a Civil dijo que en la investigaci贸n reuni贸 鈥渦n conjunto de pruebas robustas, con im谩genes de c谩maras de vigilancia, testimonios de v铆ctimas y testigos, informaci贸n telef贸nica y bancaria de los involucrados鈥.

芦No hay indicios, hasta el momento, de que los cuentahabientes presos no tuvieran conocimiento de los delitos cometidos, entre ellos parte de ellos confesaron participar en la acci贸n, as铆 como los respectivos reclutadores禄, se帽ala la nota, agregando que todos los presos fueron interrogado en portugu茅s y en su lengua materna. Seg煤n la defensa de Falilatou, ella no confes贸 ni fue interrogada formalmente.

El Ministerio P煤blico dice que todos los involucrados tendr谩n la oportunidad de defenderse en el transcurso del proceso, que todas las solicitudes de revocaci贸n de prisi贸n preventiva est谩n siendo analizadas 鈥渃asu铆sticamente鈥 y que los imputados tienen derecho a apelar ante el tribunal superior.

La Corte de Justicia, por su parte, manifest贸 que los magistrados 鈥渢ienen independencia funcional para decidir de acuerdo con los documentos del expediente y su libre condena鈥 y que el juez solo analizar谩 las pruebas cuando haya juicio. 芦Cuando existe desacuerdo con la decisi贸n, corresponde a las partes interponer los recursos previstos en la legislaci贸n vigente禄.

Falilatou, de familia pobre, trabajaba desde ni帽o y, por tanto, no pod铆a estudiar. De la etnia Minas, hablaba el dialecto local y un poco de franc茅s. Lleg贸 a Brasil en 2014 como refugiada y apoy贸 a su hijo y a parte de la familia en Togo con lo que recibi贸 como vendedora ambulante.

Despu茅s de siete a帽os, su hermano iba a llevar a su hijo con su madre en Brasil en marzo pasado, pero se rindi贸 despu茅s de que ella fue arrestada. Mientras est谩 detenida, Fali acumula deudas con su alquiler y corre el riesgo de infectarse con Covid-19, dicen sus partidarios. 鈥淭iene enfermedades concomitantes graves y est谩 en riesgo de muerte鈥, dice Karina Quintanilha.

Para el abogado, el togol茅s est谩 siendo v铆ctima del racismo y la xenofobia. 鈥淧ara algunos grupos sociales, es como si la presunci贸n de inocencia no existiera. Imaginar a un banquero o pol铆tico arrestado por extorsi贸n y lavado de dinero sin pruebas contundentes y sin un proceso individualizado durante seis meses es inimaginable 鈥.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *