Primer paso para bajar de peso: sepa que no hay alimentos prohibidos





El otro d√≠a, hablando con una amiga, escuch√© de ella la pregunta considerada m√°s importante para cualquiera que quiera perder peso: ¬ę¬ŅQu√© comida no puedo comer bajo ninguna circunstancia?¬Ľ. Para esto es una trampa que hemos creado. Adoptar el pensamiento binario, basado en ¬ęs√≠ o no¬Ľ, estimula en nuestras mentes un patr√≥n de permitido y prohibido, Correcto e incorrecto. Memorice aqu√≠ un concepto importante: no hay alimentos saludables, patr√≥n de alimentaci√≥n saludable.





Cuando intentamos prohibir algo que creemos que es el villano de una dieta equilibrada, terminamos creando, en paralelo, un deseo, a veces incontrolable, de ingerirlo.

Los mecanismos de este comportamiento se hicieron a√ļn m√°s evidentes en este per√≠odo de desapego social. Despu√©s de todo, esos alimentos sabrosos y vetados hasta el d√≠a a d√≠a, ganaron el estatus de premio de consolaci√≥n debido al cambio en nuestra rutina, algo similar ocurre con las bebidas alcoh√≥licas.

Resulta que pensar en los alimentos prohibidos y permitidos crea culpa y una sensación de fracaso cuando cedemos a la tentación. Para escapar de este comportamiento, el primer paso es cambiar el adjetivo vinculado a estos ingredientes.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Comience pregunt√°ndose: ¬ę¬ŅQuiero esto?¬Ľ A partir de ah√≠, defina los alimentos como deseados o no deseados. Y cuando te permitas consumir algo, conc√©ntrate en el hecho de que tienes el control de la situaci√≥n: es tu elecci√≥n y responsabilidad. Por lo tanto, tanto la carga como la bonificaci√≥n de elecci√≥n son completamente suyas.

Si grava una comida prohibida y cede a la tentaci√≥n, la ingesta placentera inicial ser√° reemplazada inmediatamente por la culpa. Ese sentimiento requerir√° otra pieza para aliviar el sufrimiento. Despu√©s del tratamiento inicial, la segunda pieza devolver√° el peso a la conciencia. Este ciclo se repetir√° hasta que ocurra el mayor placer posible en esta situaci√≥n: el final de la comida. Puede parecer gracioso, pero la verdad es que estamos inmensamente complacidos de realizar tal tarea. Es como si marcamos la alternativa ¬ęla tentaci√≥n ha terminado¬Ľ.





Por otro lado, el permiso de comida aparece como una opción. Y cuando eso sucede, el sabor de cada bocado se ritualiza y se siente, lo que representa el placer de la opción, sin la necesidad de ver el final del plato como un premio. En ausencia de culpa, nos permitimos comer despacio y disfrutar cada pieza. Por lo tanto, a menudo estamos satisfechos con una cantidad menor.

Cambiar este tipo de pensamiento, por lo tanto, representa la gran estrategia para encontrar el camino definitivo hacia la p√©rdida de peso. Entonces, cuando algo de comida viene a la mente como prohibido, recuerda: ¬°puedes comerlo! ¬ŅPero es eso realmente lo que quieres?

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Si la respuesta es s√≠, col√≥quelo en un momento especial de la semana, como si fuera una isla para cruzar. Hablamos m√°s sobre este concepto en el libro. ¬ęEl fin de las dietas¬Ľ (comprar aqu√≠). En resumen, las islas son estrategias programadas para que su viaje de p√©rdida de peso sea agradable, y no solo el destino de este viaje.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *