¿Precaución o contratiempo? Los médicos comentan la decisión del CFM sobre el cannabis









Recientemente, el Consejo Federal de Medicina (CFM) publicó una resolución limitando el uso medicinal de canabis a su derivado cannabidiol (CBD), y solo para ciertas epilepsias infantiles resistentes al tratamiento.

El documento también prohíbe a los médicos dar conferencias o cursos sobre la planta fuera del ámbito científico y prohíbe la prescripción de cannabis. fresco u otros derivados, como extractos que contengan tetrahidrocannabinol (THC) y otros fitocannabinoides.

La decisión causó indignación entre los pacientes que ya están usando estos productos para tratar una variedad de condiciones, incluso frente a la incertidumbre científica sobre su beneficio, como la fibromialgia y el autismo.

Hoy, además de Mevatyl, un fármaco a base de CBD y THC aprobado desde 2017 para tratar los espasmos de los esclerosis múltipley de los extractos vendidos por las asociaciones, hay decenas de productos importados aprobados por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) a través de una regulación especial, que no exige prueba de eficacia y seguridad.

Como mostramos en un informe reciente, existe un auge del interés por el uso médico y la investigación del cannabis que conduce a cierta banalización, pero también existe evidencia sólida que justifica su prescripción en situaciones distintas a las mencionadas por el CFM.

“El propio consejo, en un cuadernillo de 2019, reconoce como prueba concluyente tres indicaciones que quedaron fuera de la resolución: el dolor crónico, la espasticidad referida por el paciente en esclerosis múltiple y por las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia”, comenta Heloísa Jatobá Scattone, médico e investigador de cannabis medicinal de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp).





Para varios otros escenarios, la evidencia científica todavía se está construyendo, sobre todo porque se ha estancado por décadas de prohibicionismo.

“Toda decisión debe venir de la ciencia. No importa si la gente “cree” que el cannabis debe usarse como tratamiento médico, lo que importa es lo que los estudios probarán con el tiempo”, comenta el psiquiatra Rafael Faria Sanches, de la Universidad de São Paulo en Ribeirão Preto.

La posición contradictoria del CFM

La directiva del consejo es una actualización de la última posición sobre el tema, de 2014, pero, en la práctica, tiene el mismo contenido que el documento anterior. Como argumento para mantener la restricción, el CFM publicó un libro donde analiza la evidencia científica sobre el tema, pero el documento solo menciona el tratamiento de la epilepsia refractaria.

A modo de comparación, en 2017, la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos publicó una reseña con el mismo objetivoquienes llegaron a conclusiones muy diferentes.

Los autores norteamericanos destacan los beneficios terapéuticos del cannabis y sus derivados en tres situaciones además de las epilepsias refractarias, que son las que ya hemos comentado: el dolor crónico, la espasticidad asociada a la esclerosis múltiple y en el alivio de los vómitos y náuseas asociados a la quimioterapia en adultos

+ Lea también: ¿Panacea o revolución? El fenómeno del cannabis medicinal

La psiquiatra Débora Gomes-Medeiros, investigadora de políticas de drogas del Laboratorio de Estudios Interdisciplinarios sobre Drogas Psicoactivas de la Unicamp, compara la situación con el Dictamen 4/2020, del mismo CFM.

Al inicio de la pandemia, la dependencia dio a conocer la prescripción de medicamentos como la cloroquina y la ivermectina para el tratamiento del Covid-19. El texto reconoce la ausencia de evidencia, pero evoca la autonomía médica, la relación médico-paciente, el uso compasivo y una racionalidad clínica a ser comprobada por los estudios que se estaban realizando.

Continúa después de la publicidad

Luego, cuando las investigaciones demostraron que el “kit Covid” no funcionaba, la agencia despreció a la ciencia y mantuvo su posición, apoyándose únicamente en la autonomía del médico.

En la resolución sobre el cannabis no se tuvo en cuenta nada de eso. “Lo que sucedió fue un privilegio de lo que la agencia entendió como evidencia sólida. La autonomía, la relación médico-paciente, las miles de investigaciones en curso, la historia de más de 4 mil años explorando este potencial terapéutico fueron completamente ignoradas”, comenta Débora.

La propuesta del uso compasivo

La comparación entre la postura de CFM hacia el kit Covid y el cannabis tiene sentido, pero plantea otra pregunta. Ahora bien, si la postura del cuerpo fue incorrecta en 2020, ¿no es mejor que se corrija ahora para evitar el uso exagerado de una sustancia que aún se está probando?

El caso es que, además de estar justificado prescribir cannabis en varias situaciones desatendidas por el órgano, miles de personas ya estaban usando la planta en los llamados uso compasivola que se realiza cuando el individuo no responde al tratamiento convencional o cuando no existen remedios específicos para la enfermedad.

“Es una modalidad de uso en la que la decisión médica se basa en la observación atenta del paciente, la intensidad del sufrimiento, la evolución del caso y el patrón de respuesta al tratamiento”, explica Débora.

Otro pilar importante es la comunidad científica y la racionalidad biológica. “Si se siguen realizando estudios clínicos con cannabis, significa que la ciencia sigue validando la posibilidad de su uso en las condiciones investigadas”, comenta el doctor.

+ Leer también: ¿Cómo se convirtió Brasil en el país de la cloroquina?

Es decir, a diferencia del tratamiento precoz contra el Covid, que ya ha sido descartado y sustituido por vacunas y antivirales específicos para el coronavirus, aquí hablamos de una planta que está en la cresta de la ola de la ciencia. Y con resultados prometedores.

Esto no justifica la exageración en la prescripción y no panaceapor supuesto, pero los beneficios que ya se estaban observando no pueden ser ignorados por la junta.

“La decisión es un intento de frenar el uso descontrolado, que está muy bien, el problema es que algunos pacientes con enfermedades más graves podrían beneficiarse de estos derivados”, apunta Sanches.

La otra cuestión es que esta resolución puede tener un sesgo políticoya que fue aprobado en vísperas de una de las elecciones más disputadas de los últimos años, y el tema de la marihuana genera apasionados debates tanto en la izquierda como en la derecha.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
telegrama

“Si el consejo opta por restringir el uso, debe hacerlo de manera que no cause daño a la población al suspender los tratamientos, no genere inseguridad que cause estrés adicional a quienes ya están enfermos y no restrinja el acceso a la salud, un derecho constitucional”, señala Deborah.

Con la repercusión negativa de la historia, el organismo recibió entidades a favor del uso médico del cannabis y anunció que abrirá una consulta pública para la población y médicos en su sitio web. La plataforma, sin embargo, aún no está disponible.

  • relacionado
  • MedicamentoMarihuana medicinal: ¿qué cambia en la práctica con la nueva regulación?6 diciembre 2019 – 19:12
  • pódcastMarihuana medicinal en Brasil – Podcast de Detetives da SAÚDE18 de julio de 2019 – 06:07
  • MedicamentoLa panacea del cannabis medicinal discutida en el congreso de neurociencia7 de junio de 2022 – 16:06
Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *