Pothoven, laissez-faire y nuestra colaboración con la muerte anunciada





1. Por cuestiones pr√°cticas, se postula comenzar este texto con el siguiente punto de situaci√≥n: en Holanda, el pasado domingo, Noa Pothoven muri√≥. Ha tenido varios a√Īos de tratamiento psiqui√°trico, en varias instituciones, a causa de depresiones profundas y problemas ligados a la anorexia, y estuvo internada en varias cl√≠nicas y hospitales. Los padres confesaron que s√≥lo sab√≠an hace un a√Īo y medio de su nefasto secreto: hab√≠a sido abusada a los 11 a√Īosen una fiesta de un compa√Īero de escuela; hab√≠a sido abusada a los 12 a√Īosde nuevo, en una fiesta de adolescentes; y hab√≠a sido violada a los 14 a√Īos por dos hombres en el barrio de Elderveld, en Arnhem, donde viv√≠a.





Los padres de Noa no tomaron conciencia de su sufrimiento hasta encontrar una mica de pl√°stico, en su cuarto, con una carta de despedida.

En su autobiograf√≠a "Ganar o Aprender", publicada a los 16 a√Īos, Noa explica: "Hasta hoy, siento mi cuerpo sucio. Mi cuerpo ha sido invadido y eso nunca podr√° ser revertido.

También explicó que "Casi se sentía como una criminal, a pesar de nunca haber robado un dulce en la vida".

La prensa dej√≥ el caso caer en el mediocampo, alertando para un caso de eutanasia legal hecho en una ni√Īa de 17 a√Īos sin ninguna enfermedad terminal, profundamente deprimida, en la coyuntura de unas de las leyes m√°s liberales del mundo, en t√©rminos de eutanasia.

2. El texto siguiente no puede tener como sustrato las ideolog√≠as religiosas o pol√≠ticas. Cuestiones humanas – realmente humanas – tienen que ser visadas con la moral de cada uno, seg√ļn criterios abstractos de la insensibilidad y de la distancia que la pantalla nos da. Cuando leemos de Pothoven, no puede ser un n√ļmero, sino una persona.

3. El diario británico The Guardian ya ha advertido que el caso puede no haber sido de "eutanasia legal". Noa se puso en contacto con la clínica Levenseinde (o "fin de la vida") en 2017, para saber si podría ser considerada para eutanasia o suicidio asistido o no, pero se le dijo que no sería.





Nos quedamos aquí con dos cuestiones pendientes:

  • ¬ŅC√≥mo muri√≥ Noa Pothoven?
  • ¬ŅCu√°les son las leyes m√°s liberales sobre esta materia?

4. ¬ŅC√≥mo muri√≥ Noa Pothoven? Todav√≠a no se sabe con certeza. Las √ļltimas noticias indican que muri√≥ por, voluntariamente, hacer una especie de huelga de hambrepara dejarse morir. Todav√≠a en vida, escribi√≥: "Dej√© de comer y beber hace un tiempo, y despu√©s de muchas conversaciones y revisiones, se decidi√≥ que ser√© liberada, porque mi sufrimiento es insoportable. Puedo estar respirando, pero en realidad ya no estoy viva.

En este momento, todo indica que Noa se ha negado a comer ya beber para poner término a la vida. Sus padres y sus médicos han acordado no forzarla a alimentarse. Los reglamentos médicos holandeses estipulan que, si un paciente no consiente, los cuidadores pueden no proveer tratamiento o cuidados.

5. ¬ŅCu√°les son las leyes m√°s liberales sobre esta materia? Sin perjuicio de Noa, tenga en cuenta: El 4% de las muertes en Holanda son por eutanasia o suicidio asistido. Entre el 2015 y el 2017, dice el diario espa√Īol El Mundo, esa modalidad de muertes aument√≥ en un 10%.

A continuación, hablar sobre el ordenamiento jurídico belga, bajo el cual, entre 2016 y 2017:

  • 337 personas murieron, y la mayor√≠a sufr√≠a de c√°ncer
  • De ellos, 710 eran ancianos con problemas de salud no terminales, como ceguera
  • 77 eran pacientes con sufrimiento psiqui√°trico insoportable

La ley holandesa entró en vigor en 2002. Desde entonces, los casos controvertidos surgieron:

  • El Diario de Noticias reporta casos como "los de un alcoh√≥lico grave o de una persona que ten√≠a la percepci√≥n de zumbidos o ruidos sin haber una fuente de sonido externa"
  • El Mundo notifica que aumentaron en un 10% a las personas inyectadas con dosis legales, sin seguir correctamente las reglas reguladoras de procesos de eutanasia (la mayor√≠a de los cuales sin seguir la exigencia de consultar la opini√≥n de un segundo m√©dico antes de ser dado el visto necesario al suicidio asistido ")

La ley holandesa prev√© la petici√≥n de que los pacientes de eutanasia o de suicidio asistido tengan una enfermedad insoportable, sin perspectiva de mejora, y su petici√≥n tiene que hacerse voluntariamente, nunca bajo la influencia de otros. Adem√°s, los pacientes deben estar completamente informados de la condici√≥n m√©dica, las perspectivas y las opciones. Otro m√©dico independiente tiene que estar de acuerdo con el pedido, y un m√©dico debe estar presente cuando el procedimiento se efect√ļa. Para los ni√Īos de entre 12 y 16, los padres tienen que consentir.

6. El legado Pothoven no es, ni parece pretender ser, sobre probar que la eutanasia y el suicidio asistido son necesarios. Decir que aquellos que no piensan m√°s all√° de su lado en la disputa ideol√≥gica que ocup√≥ Portugal el a√Īo pasado, cuando el debate parlamentario tensa que lleg√≥ a negar la posibilidad de la eutanasia en Portugal, tal vez.

Noa dej√≥ claro -entre entrevistas a la prensa holandesa, textos biogr√°ficos y publicaciones en las redes sociales- que su objetivo era dejar un legado para los j√≥venes psicol√≥gicamente vulnerables. Antes del medi√°tico proceso de su muerte, que volvi√≥ a despertar comentarios de apoyo a los m√°s pol√≠ticamente entusiasmados, critic√≥ que Holanda no ten√≠a una instituci√≥n dedicada √ļnicamente a j√≥venes v√≠ctimas de abusosy que, como ella, necesitaban ayuda f√≠sica y psicol√≥gica.

Su madre avis√≥ al diario holand√©s De Gerlander que en sus √ļltimos a√Īos, de hecho, pas√≥ tres veces por instituciones de atenci√≥n juvenil, pero los centros psiqui√°tricos, que era donde deb√≠a estar, tienen largas colas de espera.

7. En vista de ello, parecen haber surgido dos posiciones principales.

  • Una de ellas celebra la capacidad de elecci√≥n de Noa Pothoven, que, en caso de eutanasia legal, habr√≠a tenido una muerte digna. No nos cabr√≠a hacer juicios alrededor del caso, porque s√≥lo ella podr√≠a saber de s√≠, y de lo que sufri√≥.
  • La otra posici√≥n lamenta la capacidad de apoyo que se le dio a Noa Pothoven, que har√≠a 18 a√Īos este a√Īo, y que, con unos meses m√°s, ser√≠a s√≥lo un n√ļmero m√°s. M√°s que eso, ser√≠a un "caso resuelto", porque se encontr√≥ una "soluci√≥n".

8. Los onirismos e ideologías aparte, la segunda solución siempre tendrá que ser la más humana. La eutanasia trajo, en Holanda y Bélgica, a casos sombríos, ocultos y enterrados en una serie de otros datos estadísticos.

Lo peor de todo, para varios, trajo un sentimiento de misión cumplida para algunos: el sistema funcionó. Ahora bien, yo digo que falló. Pothoven me quedará eternamente en la memoria como un símbolo, por las reacciones que ha esculpido, de que la sociedad posmoderna privilegia las soluciones más inmediatas. Quien está fuera, bajo las vestiduras de cordero del "dejar hacer"Misericordioso, dice" dejen morir ", dejando implícitamente la bomba ideológica de que es una manifestación retrógrada de autoritarismo insistir en cuidar a los que ya perdieron la esperanza.

No nos estamos sino a abstraer de una cuestión a la que deberíamos estar adscritos por nuestra propia humanidad. Eutanasia no es Рmucho menos lo sería para Noa Pothoven Рuna vía de permitir la dignidad humana. Es indigno cerrarnos en burbujas de individualismo. Y es inmoral intercambiar a los cuidadores, pretendiendo que son verdugos, por verdugos, pretendiendo que son cuidadores.

Estudiante en la Facultad de Derecho de la Universidad de Oporto

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *