Posible viaje de Lula a EE.UU. antes de asumir debe crear una cuerda floja en la embajada





El posible viaje del presidente electo Luiz In√°cio Lula da Silva (PT) a los Estados Unidos para reunirse con el l√≠der estadounidense, el dem√≥crata Joe Biden, a√ļn este diciembre, antes de asumir el cargo, debe crear una cuerda floja en la representaci√≥n de la diplomacia brasile√Īa en el pa√≠s .





El equipo del PT no contactó a Itamaraty sobre el viaje, y Lula podría visitar la capital estadounidense sin una recepción oficial organizada por la embajada de Brasil en Washington, encabezada por Nestor Forster, muy identificado con el actual presidente, Jair Bolsonaro (PL). .

Aunque el viaje fue anunciado por el exministro Fernando Haddad el mi√©rcoles (30) y que Lula retom√≥ el tema el viernes (2), la Casa Blanca a√ļn no ha confirmado la invitaci√≥n. Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de EE. UU., aterrizar√° este lunes (5) en Brasilia, y el presidente electo dice que la visita tambi√©n servir√° para discutir los detalles del viaje a Washington a finales de este a√Īo.

El presidente electo ya ha dicho que la idea es que el viaje, que serviría como una prueba más de la legitimidad internacional de la disputada victoria de Bolsonaro y el PL, se produzca después de la diplomacia, el próximo día 12.

Hay dudas, sin embargo, sobre la estructura que recibir√° al PT fuera del pa√≠s, porque el Itamaraty no est√° obligado a organizar el viaje del PT antes de que asuma, y ‚Äč‚Äčlo m√°s probable es que la misma configuraci√≥n que la reciente Uno va a pasar la visita de Lula a Portugal: no se qued√≥ en la embajada en Lisboa y no recibi√≥ apoyo diplom√°tico. Incluso se reuni√≥ con el presidente, el primer ministro y el embajador del pa√≠s ib√©rico en Brasil, sin que el embajador brasile√Īo estuviera presente.

LA Sábana Buscó a la embajada de Brasil en los EE. UU., que dirigió las preguntas para ser enviadas al Ministerio de Relaciones Exteriores, en Brasilia. Por teléfono, un asesor de la cartera solo respondió que el organismo no fue contactado por el equipo de Lula en busca de apoyo para un viaje a EE.UU. -no hubo respuesta si el Itamaraty asistirá al PT antes de la ceremonia de toma de posesión si se solicita asistencia.





Resulta que el grupo del futuro presidente tiene resistencia al actual embajador en la capital estadounidense, quien debería dejar el cargo en la primera ola de nominaciones cuando asuma el nuevo gobierno.

Forster tiene buen tr√°nsito en Washington y experiencia en esta representaci√≥n diplom√°tica brasile√Īa desde la d√©cada de 1990, incluso trabajando bajo gobiernos del PT, pero su abierta defensa de Bolsonaro a lo largo de su mandato, adem√°s de su cercan√≠a con figuras del bolsonarismo, incomoda al futuro gobierno.

Durante la campa√Īa, escribi√≥ dos cartas a la prensa estadounidense, al New York Times y a Bloomberg News, refutando art√≠culos sobre la escalada autoritaria en el pa√≠s y que criticaban la pol√≠tica ambiental. El mismo recurso se utiliz√≥ en las respuestas a los congresistas dem√≥cratas que se oponen al actual presidente.

Adem√°s, el embajador era amigo cercano de Olavo de Carvalho, un gur√ļ del bolsonarismo. Lo honr√≥ en distintas ocasiones y, tras la muerte del escritor, public√≥ en un perfil de la red social de la embajada que Olavo ‚Äúdeja un legado perdurable a trav√©s de su vasta obra‚ÄĚ.

Con o sin apoyo de la embajada, la posibilidad de un encuentro entre Biden y Lula antes de que asuma el PT llamó la atención de quienes trabajan con la diplomacia en Washington. Una de las justificaciones de la reunión, sin embargo, es un punto de consenso: Biden no tiene hoy aliados fuertes en América Latina.

En Colombia, principal socio estrat√©gico de la regi√≥n, a√ļn hay dudas sobre Gustavo Petro, quien acaba de asumir la Presidencia. En M√©xico, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador ten√≠a m√°s afinidad con Donald Trump. Y, en Argentina, tambi√©n hubo fricciones con la gesti√≥n de Alberto Fern√°ndez, quien ya defendi√≥ una menor dependencia de los estadounidenses y realiz√≥ gui√Īos vistos como complicados en Washington a Rusia y China.

En Brasil, hasta ahora avanzada del trumpismo en Sudam√©rica, el presidente brasile√Īo dud√≥ de la victoria de Biden y fue uno de los √ļltimos l√≠deres mundiales en felicitarlo por su triunfo sobre el republicano.

Es por eso que un gui√Īo a Lula se considera importante en el gobierno de Estados Unidos. La Casa Blanca sabe que el PT no ser√° un aliado autom√°tico y que habr√° diferencias program√°ticas, pero el presidente electo es considerado un pol√≠tico pragm√°tico y experimentado, con quien es posible sentarse a negociar.

Además, puede ser un socio importante en la agenda climática y en demandas específicas de la región, como Venezuela, donde un buen diálogo con Maduro puede hacer de Lula un puente entre Washington y Caracas. La crisis energética generada por la Guerra de Ucrania ha provocado lo que algunos describen como el inicio de un apaciguamiento con los chavistas. Recientemente, Biden eliminó las sanciones contra el régimen venezolano, descongeló activos y autorizó a la estadounidense Chevron a volver a extraer petróleo en el país.

Otro tema es un posible regreso de los militares brasile√Īos a Hait√≠, que participaron en la misi√≥n de la ONU all√≠ de 2004 a 2017. En cuanto a este punto, sin embargo, hay, seg√ļn un miembro del equipo de transici√≥n S√°banaresistencia en el equipo del PT, sobre todo por el poco apoyo recibido en las acciones sociales y econ√≥micas que necesita el pa√≠s, sobre todo despu√©s del terremoto de 2010, que dej√≥ m√°s de 100.000 muertos.

Lula a√ļn podr√≠a ser √ļtil en una negociaci√≥n multilateral en la Guerra de Ucrania, dijo Ricardo Z√ļniga, subsecretario para el Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado de EE. UU. y ex c√≥nsul en S√£o Paulo. ‚ÄúBrasil es un gran actor multilateral y tiene un largo legado de participaci√≥n en procesos de paz, en la b√ļsqueda de soluciones multilaterales para algunos de los problemas de seguridad m√°s complejos‚ÄĚ, dijo esta semana en un evento en la Universidad de Harvard, organizado por Future of Proyecto Diplomacia.

Todos estos temas ahora pueden ser llevados a Brasilia por Sullivan, pero hay dudas de si siquiera ser√°n puestos sobre la mesa en un primer encuentro oficial entre los dos equipos. Lo m√°s probable es que se hagan solicitudes concretas del gobierno de los EE. UU. en reuniones de alto nivel en la capital de los EE. UU.

Seg√ļn el cronograma oficial, Sullivan hablar√° sobre la crisis clim√°tica, la seguridad alimentaria, la promoci√≥n de la democracia y la migraci√≥n regional. Est√° prevista una reuni√≥n con el senador Jaques Wagner (PT), pero no se descarta un encuentro con Lula. El estadounidense tambi√©n se reunir√° con autoridades del actual gobierno – ser√° recibido por el almirante Fl√°vio Rocha, secretario de Asuntos Estrat√©gicos.

Finalmente, aunque llama la atenci√≥n un viaje previo a la inauguraci√≥n, no ser√≠a la primera recepci√≥n en Washington en este contexto. El propio Lula fue a la capital estadounidense en 2002 poco despu√©s de ser elegido para reunirse con el expresidente George W. Bush. En la ocasi√≥n, el entonces embajador brasile√Īo promovi√≥ una cena para miembros del PT, quienes tambi√©n se reunieron con legisladores e inversores estadounidenses.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *