Portugués condenado en Inglaterra para tener relaciones sexuales con hombres que pretenden ser mujeres


Un portugués que tuvo relaciones sexuales con cuatro hombres que pretenden ser una mujer fue condenada a 15 años de prisión por un tribunal británico el viernes.


Duarte Xavier, que cumplirá 34 años el domingo, conoció la sentencia en el tribunal penal de Kingston sobre Thames, cerca de Londres, tras haber sido declarado culpable a principios de octubre de seis crímenes por actividad sexual con hombres de más de 13 años, algunos que implican la penetración.


Los crímenes fueron cometidos entre febrero de 2016 y de abril de 2018, cuando, en cuatro ocasiones, la portuguesa utiliza las aplicaciones móviles y sitios de Internet para organizar reuniones con los hombres heterosexuales que engañaron, haciéndose pasar por una mujer llamada "Anna".

Las víctimas, con edades entre 26 y 45 años y cuyas identidades fueron protegidas por el tribunal, eran instruidas a usar ventas en los ojos durante los encuentros, tres de ellos en moradas en Wandsworth, barrio en el sur de Londres, y otro en un parque público en la misma zona.

"Ana", prometiendo relaciones sexuales y enviando fotografías provocadoras de mujeres, imponía a los hombres una serie de condiciones, incluyendo que usas ventas en los ojos durante los encuentros y que no podrían tocar al compañero.

El juez Michael Hunter describió el caso como una "campaña de mentira para obtener sexo al fingir que era una mujer atractiva, sexualmente aventurera".

En vez de tener relaciones con otros hombres homosexuales, el magistrado criticó a Xavier por "elegir deliberadamente tener sexo con heterosexuales" y de haberlo hecho con un "alto grado de planificación cuidadosa".

En vez de remordimientos, manifestó hasta "algún grado de desprecio por una de las víctimas", continuó, y como agravante tuvo el hecho de que sólo se detuvo tras una tercera detención.

La abogada de defensa, Helen Butcher, todavía alegó como circunstancias atenuantes que Xavier, natural de Madeira, fue "creado en una sociedad muy conservadora, intolerante con homosexuales" y que su orientación sexual se mantuvo en secreto, lo que fue una "experiencia difícil ".

La opción por "relaciones abiertas", continuó, "no fue el mejor modelo" para encontrar socios.

La duración de la sentencia, una combinación de penas entre cuatro y once años por cada uno de los seis crímenes, a cumplir simultáneamente y consecutivamente, fue justificada por el juez como necesaria para deshacer otros delitos similares "en la era de Internet".

"Un hombre heterosexual engañado a penetrar a otro hombre debe considerar esa una experiencia horrible", comentó Hunter, que amonestó a la policía por haber liberado a Xavier dos veces, tras las cuales continuó cometiendo crímenes, sin haber iniciado procedimientos judiciales.

El primer encuentro conocido tuvo lugar el 17 de febrero de 2016 con un hombre de 45 años, a quien "Ana" invitó a un apartamento e instruyó que colocara una venta a los ojos a la llegada, antes de encontrarse en la habitación.

Después de iniciar relaciones sexuales, la víctima se apercibió de algo extraño y removió la venta, descubriendo a Xavier, lo que le hizo salir del lugar en furia.

Al año siguiente, el 15 de octubre de 2017, un hombre de 29 años se puso en contacto con "Ana" a través de una aplicación de teléfono móvil y recibió la respuesta de que ésta sería soltera y disponible para "un poco de diversión".

Orientado por una persona con una voz que parecía femenina, la víctima fue llevada a una habitación, donde "Ana" comenzó a tener sexo oral, pero la víctima quitó la venta y vio a Xavier.

Después de abandonar el lugar, informó de la situación a la policía, haciendo caso omiso de los mensajes de portugués para disculparse y para renovar las peticiones para reunirse de nuevo.

Un tercer incidente tuvo lugar el 4 de abril de 2018 cuando un hombre de 26 años que colocó un anuncio en busca de relaciones sexuales con mujeres recibió una respuesta de una Ana que se identificaba como una mujer de 35 años y casada.

La víctima asistió a un encuentro en una morada, que a la llegada estaba completamente oscurecida, y, desconfiado, usó la linterna del teléfono móvil, percibiendo que era un hombre que estaba haciendo sexo oral, acabando por denunciar el caso a la policía.

Una cuarta víctima, un hombre de 29 años, fue identificada a través de registros telefónicos. En un testimonio leído en el tribunal en condición de anonimato, la víctima contó cómo el caso ocurrido hace tres años lo dejó perturbado y causó un impacto en el cotidiano y en la personalidad.

En vez de "feliz y sociable", pasó a sufrir de "estrés" elevado, ataques de pánico, ansiedad y depresión y fue diagnosticado con síndrome post-traumático, encontrándose a ser medicado.


Noticia publicada por...

Manuel Rivas
Manuel Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: manuel.rivas@noticiasrtv.com

Sé el primero en comentar en "Portugués condenado en Inglaterra para tener relaciones sexuales con hombres que pretenden ser mujeres"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*