Portugal ganó y fue el partido duro. Rijinha. Así así





Es imposible escapar a algo que es una inevitabilidad. La Sociedad de Naciones, que se ha promovido mucho, mucho hablado como lo fue, y tanto como la semana pasada para haber comenzado a afianzar principalmente en el coraz√≥n de los aficionados portugueses, sigue siendo el pariente pobre de las competiciones de selecciones. Un Mundial es un Mundial, un Europeo es un Europeo, la Liga de las Naciones es … algo que fue creado para dar alguna emoci√≥n al per√≠odo de calificaci√≥n para los otros dos torneos.





Sin embargo, es un trofeo, son juegos oficiales, cuenta para el la clasificaci√≥n de la FIFA y por ah√≠ algunas de las mejores selecciones del mundo. Portugal gan√≥ la primera edici√≥n del Drag√≥n, Porto y en el hogar, enterr√≥ el final del fantasma perdido en Lisboa en 2004 y ha a√Īadido el segundo t√≠tulo en tres a√Īos entrando a un rol algo limitado de pa√≠ses que tienen m√°s que un trofeo de selecciones. Pero antes de que Gon√ßalo Guedes rematar para el gol que vali√≥ la victoria, antes de que el √°rbitro espa√Īol pitar para el final o siquiera para el inicio del partido, la fiesta comenz√≥ en las inmediaciones del estadio. La festinha, d√≠gase.

Entre adeptos ligeramente más entusiasmados que otros, unos mostraban efusivamente que iban a ver una final, otros parecían encaminarse hacia un Atlético-Real Massamá, sin despresor para los dichos Atlético y Real Massamá -, la entrada a las bancadas del Dragón se hizo de forma ordenada, sin grandes filas, sin grandes multitudes, sin grandes atropellos. Menos colas, las multitudes y los abusos que la fecha semifinal del miércoles pasado con Suiza, es posible que desee decir que los portugueses eligieron ir a lo seguro y entradas acaba de comprar el juego en el que la presencia de la Selección Nacional fue garantizada.

En el interior del estadio, los claros empezaron a llenarse con el acercamiento de la hora del silbato inicial pero las bancadas del estadio del FC Porto sólo quedaron compuestas ya bien dentro de los primeros 10 minutos de la final, nunca quedando totalmente completas. El partido fue vivido con moderada emoción, siempre entre la voluntad inequívoca de ganar y levantar el trofeo en casa y la idea, siempre presente, de que se estaba asistiendo a la Copa de la Liga de las selecciones, por así decirlo. Sin embargo, el apoyo de los aficionados se mantuvo constante durante todo el partido, incluso en los períodos más calientes del juego. El momento del gol de Gonçalo Guedes, a media hora del final, fue el más efusivo de la noche, con el Dragón a explotar durante algunos segundos para celebrar con el delantero del Valencia y Bernardo Silva, que estaba casi tan contento por haber hecho la asistencia como Guedes estaba por haber marcado.

Tres minutos de tiempo extra, tres pitidos y Portugal conquistaron la primera Liga de las Naciones. La fiesta en el césped volvió a ser algo comedida, la fiesta de aquellos que saltaron del banco tampoco involucró carreras desenfrenadas dentro del campo y la fiesta en las bancadas, verdaderamente, sólo se mantuvo durante algunos minutos. El levantamiento del trofeo trajo el habitual clásico de los Xutos & Pontapés y el habitual clásico de los Queen y cuando la comitiva de la Selección Nacional terminó la vuelta de honor en el césped ya muchos adeptos estaban empezando a bajar las escaleras de acceso a la salida. En los corredores del Dragón, el rutinario Рy sonoro Р"campeones, campeones" se hizo oír pero no durante mucho tiempo, cuando comenzó a ser desviado hacia intenciones clubísticas con poco tiempo juego limpio.

En el exterior, esperando el paso del autob√ļs de la selecci√≥n portuguesa, se uni√≥ a menos de un centenar de personas: la mayor parte de la multitud ya estaba, o, en la Avenida dos Aliados, que albergaba a muchos de los que vieron el partido en la pantalla grande que estaba en el centro de la ciudad y que recibi√≥ despu√©s a todos los que acudieron al Ayuntamiento de Oporto para ver a los jugadores y el trofeo acabados de conquistar. La selecci√≥n lleg√≥ y los cientos que llenaban a los Aliados ofrecieron al equipo la m√°s caliente de la noche.

Los jugadores portugueses realizaron un honor nuevo en el campo para mostrar el trofeo a los aficionados. FILIPE AMORIM / OBSERVADOR

La autarqu√≠a qued√≥ coloreada con la proyecci√≥n de los colores de la bandera nacional, Cristiano Ronaldo sirvi√≥ de maestro de ceremonias y pas√≥ el micr√≥fono por el seleccionador y por los colegas y la fiesta termin√≥ con el himno nacional cantado al un√≠sono entre Selecci√≥n y adeptos – con derecho a detalles instrumentales entonados por el propio capit√°n. "Personal, estaba diciendo a mis compa√Īeros que esta es mi primera vez en los Aliados. Tengo que decir: ¬°Impresionante! ¬°Lindo lindo! En nombre de mis compa√Īeros y del equipo t√©cnico quiero decirles muchas gracias a ustedes. Sin su apoyo y sin su energ√≠a, con Suiza y con Holanda, esto no ser√≠a posible. "Muchas gracias", dispar√≥ a Ronaldo, que no pudo soltar el micr√≥fono sin disparar lo habitual "siiiiiiiiiiiiiimmm".

En el caso de que se produzca un accidente, el presidente de la Federaci√≥n Internacional de F√ļtbol (FIVB). Los centenares que se juntaban en los Aliados comenzaron de inmediato a dispersar, a√ļn entre agitar de banderas y bufandas y uno u otro grito de orden. Portugal gan√≥ la Liga de las Naciones y el partido estaba r√≠gido. Rijinha, ve.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *