Portugal, al filo de una navaja





Las cifras sobre el combate de la pandemia de COVID-19 en Portugal muestran fallas en el proceso de salida, que sigui√≥ a casi dos meses de estado de emergencia. Este hecho, recientemente asumido por especialistas como el coordinador de la oficina de crisis de la Orden de Doctores Dr. Filipe Froes, ha sido materializado adicionalmente por varios observadores internacionales, quienes se√Īalan a Portugal ahora como uno de los pa√≠ses que a√ļn tiene que tomar m√°s medidas para controlar su situaci√≥n local. El final de la percepci√≥n de un milagro portugu√©s ejemplar, una reputaci√≥n adquirida durante el per√≠odo de confinamiento, se evidenci√≥ por la exclusi√≥n de los ciudadanos portugueses de las primeras listas de nacionalidades seguras y exenta de cuarentena en varios pa√≠ses europeos, especialmente el Reino Unido, que publicado m√°s recientemente. Obviamente, esto afecta la forma en que se puede percibir a Portugal en la reapertura del espacio Schengen y, en consecuencia, el relanzamiento de la econom√≠a y uno de sus principales sectores, el turismo, que representa alrededor del 19,1% del valor creado en t√©rminos de PIB.





Este marco pone a Portugal en una situaci√≥n compleja. La necesidad de declarar nuevamente el estado de emergencia y aplicar restricciones de movilidad nuevamente, especialmente si el brote viral se reinicia a nivel europeo, una segunda ola de salud entre septiembre y fin de a√Īo, podr√≠a representar una situaci√≥n econ√≥mica y socialmente profunda para las empresas. y especialmente para familias en los pr√≥ximos a√Īos. Las recientes intervenciones estatales en empresas como TAP y Efacec est√°n creando situaciones de dificultades financieras complejas en t√©rminos presupuestarios, que se descubrir√°n en 12 meses, mientras que los sectores m√°s tradicionales sufrir√°n debido al deterioro del poder de consumo nacional. , as√≠ como una actividad menos impetuosa en los sectores exportadores con cierta relevancia, como es el caso del cl√ļster del sector del autom√≥vil (como es el caso de autoeuropa), sin mencionar la posible muerte estructural del sector tur√≠stico nacional, que ser√° el m√°s afectado por el fracaso de Portugal en esta fase de deflaci√≥n.

Es cierto que pocas √°reas de actividad tendr√°n la capacidad de resistir una segunda ola en Portugal, pero el turismo internacional depende mucho del valor de la confianza y probablemente ser√° una de las que m√°s tardar√° en recuperarse. Dado que el desprendimiento social probablemente seguir√° siendo una realidad hasta que est√© disponible una vacuna, un proceso que a√ļn puede llevar tiempo, es poco probable que el apetito de las personas por vacacionar en el extranjero se recupere en gran medida. Y muchos pa√≠ses mantendr√°n sus fronteras cerradas a los no residentes durante los pr√≥ximos meses a medida que persistan los temores de contagio. Este es sin duda un duro golpe para los pa√≠ses que dependen del turismo para inyectar dinero en sus econom√≠as.

Por lo tanto, Portugal est√° al filo de la navaja, y mucho depender√° de la respuesta europea, especialmente con respecto al formato final. La mayor√≠a de los incentivos, un debate al que la Uni√≥n Europea ha estado accediendo, deber√≠an dar como resultado la acumulaci√≥n de deuda p√ļblica, y eso se hace mayor cuando la necesidad de renovar el apoyo inicialmente puesto en pr√°ctica, ya sea para familias, o m√°s prolongado, o para el sector empresarial Y, en consecuencia, mantener el nivel de capacidad de consumo en niveles que puedan continuar dando vida a la econom√≠a. El peor de los casos obviamente ser√° una mutaci√≥n del virus a un nivel de gravedad que requerir√≠a un paso atr√°s en t√©rminos de lucha contra la enfermedad y el desarrollo de tratamientos y vacunas, y en consecuencia una necesidad creciente de nuevos est√≠mulos y soluciones para apoyar las econom√≠as. levantando la duda sobre el peso que acomodar√≠a estas nuevas medidas. Una situaci√≥n que dejar√≠a a un pa√≠s como el nuestro en una situaci√≥n muy dif√≠cil en t√©rminos econ√≥micos y, sobre todo, sociales.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *