Por un Portugal de lujo





Aprovechando la discusión que se está llevando a cabo en Portugal sobre la estrategia de desarrollo del país a corto, mediano y largo plazo – que el Gobierno impulsó a través del llamado “Plan Costa Silva”, que pretende ser una guía para el uso de fondos comunitarios extraordinarios que vendrá a Portugal para responder a los desafíos de la pandemia, la sostenibilidad ambiental y el reposicionamiento del país en el ranking europeo y mundial, creo que esta estrategia debe organizarse en torno a una lógica global: hacer de Portugal un país de lujo.





Dado que vivimos en un mundo globalizado, donde la circulación de capitales, empresas, información y personas es cada vez más fácil, Portugal necesita utilizar sus características endémicas e irrepetibles como factor diferenciador y generador de valor.

Esta apuesta por el lujo no debe confundirse con el sector del lujo. Lo que quiero decir con que Portugal se convierta en un país de lujo es que se convierta en uno de los países con mayor nivel de vida del mundo, es decir, con un costo de vida muy alto, pero ingresos correspondientes, como en otros países de lujo como Suiza o Luxemburgo.

Para que eso suceda, tenemos que ser un captador de ingresos internacionales que luego se distribuirán entre los nacionales. Y esto se consigue si aprovechamos al máximo nuestros recursos infungibles. No hay, en el mundo, ningún otro país perteneciente a la Unión Europea, con nuestro clima, nuestra historia, nuestra gastronomía, nuestra paz, nuestra estabilidad social y política, nuestro paisaje, nuestra hospitalidad, nuestro tamaño. y nuestra costa, además de contar con una legislación avanzada desde el punto de vista del humanismo.

Esto significa que Portugal ya es un buen país para vivir, y puede ser incluso mejor si logramos atraer estos recursos financieros internacionales.

Para poner en práctica esta estrategia, tenemos que vender Portugal como uno de los mejores lugares del mundo para vivir y visitar, combinando el turismo con el destino de los jubilados, un lugar para tratamientos de salud, un lugar de estudio y vida para jóvenes y empresas del sector. digital.

La diversidad cultural, geográfica y paisajística que tenemos en nuestro pequeño territorio (islas incluidas), además de una posición central en la geografía de Occidente (a medio camino entre Nueva York y Moscú), nos hace capaces de posicionarnos como un país único en el mundo. .





Al contrario de lo que hemos hecho en el pasado, en el que apostamos por nuestros bajos costos de producción como factor de competitividad -lo que significa condenarnos a un bajo nivel de vida- debemos explotar lo inimitable, cobrando precios monopolistas.

Sin embargo, para no convertirnos en esos países donde solo viven bien los extranjeros muy ricos, tendríamos que tener una política de redistribución de ingresos fuerte. Esto se logra imponiendo salarios mínimos al nivel de los países más ricos, lo que significa que todos los sectores de servicios locales cobrarán precios altos, que servirán para pagar salarios altos (si se garantizan buenos servicios de salud, educación y seguridad social para políticas nacionales, además de estos altos salarios mínimos, no me escandalizaría una política de competitividad fiscal empresarial, aunque ésta puede resultar ineficaz en el mediano plazo, debido a las

El único riesgo inicial de esta estrategia sería la no afluencia de extranjeros y sus ingresos. Sin embargo (después de que la pandemia haya pasado), este riesgo es bajo. Las cualidades únicas de nuestro territorio y nuestra gente, nos convierten en un lugar perfecto para estar. Convertámonos en “terratenientes” amistosos y monopolistas de nuestro país, absorbamos los ingresos internacionales y apliquémoslos al urbanismo, la salud, la educación y la tecnología y seremos fácilmente el destino de lujo del mundo.

El autor escribe según la ortografía antigua.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *