¬ŅPor qu√© tanto PANdemonio?





En la antec√°mara de las elecciones europeas, tuve una conversaci√≥n animadamente aclarada e informativa sobre la elecci√≥n que se acercaba a un amigo que vive fuera. Adem√°s de ser una persona excepcionalmente informada, probablemente el hecho de que no estar viviendo en Portugal tambi√©n le permiti√≥ hacer una elecci√≥n no contaminado por la desgraciada campa√Īa que tuvo lugar en las semanas anteriores a la elecci√≥n, campa√Īa que contribuy√≥ (no exclusivamente, pero suficiente) a los niveles vergonzosos de abstenci√≥n que se ver en nuestro rinc√≥n a la orilla del mar plantado.





Costa y el PS, presentando a un candidato con muy poca obra notable en su recorrido como ministro y niveles negativos de carisma, pidió "un voto de confianza al Gobierno" en las europeas. Curioso, por casualidad, no sabía que era el gobierno que, colectivamente, al Parlamento Europeo, que representa el portugués. Es quizá porque las elecciones europeas poco o nada tienen que ver con las legislativas, y en el caso de la UE, la gran cuestión que se planteaba a los votantes sería si la prioridad de gobernanza europea debería recaer en cuestiones nacionalistas, de seguridad y políticas de inmigración, o sobre la emergencia climática que se vive y que amenaza con destruir (o condicionar fuertemente) nuestro modo de vida y la existencia de nuestra especie. Poco, si no, he escuchado de los partidos con asiento en el Parlamento Europeo (a excepción de Marisa Matias) sobre estos asuntos, prefiriendo enfocar la discusión en materias nacionales que no adelantan en la cuestión europea.

Si, por un lado, en el PS, 2 puntos porcentuales (1,92, para ser preciso) sirven de diferencia entre el "poco" de 2014 y la "gran victoria" de 2019, y si, por otro, en la derecha, el personal se olvidó de llevar a la tía más anciana a las urnas, me parece innegable que el gran ganador de la noche fue el PAN, al elegir a su primer eurodiputado. En un país en que la discusión política se resume a "son siempre los mismos que mandan" y "ellos son todos iguales", pensaba que la reacción a un partido ambientalista y con poca exposición mediática conseguir elegir un diputado sería mucho más positiva; por el contrario, los ataques se multiplican y surgen de todos lados.

"Comencemos por la" sorpresa "de la elecci√≥n de Francisco Guerrero: al parecer, muchos analistas van a olvidar que el PAN tiene, desde las √ļltimas legislaciones, un diputado en la Asamblea de la Rep√ļblica. Esto deber√≠a indicar ya una predisposici√≥n para que los votantes miren al partido como la l√≠nea de frente en una alternativa al t√≠pico "arco de gobernaci√≥n" de nuestro Parlamento. Esta falta de capacidad de prever tal resultado demuestra tambi√©n una desconsideraci√≥n por la opini√≥n y la intenci√≥n de voto de los j√≥venes, en otra demostraci√≥n de c√≥mo los sondeos a menudo se equivocan.

Pero me hace a√ļn m√°s confusi√≥n el miedo, revuelta y preocupaci√≥n que ha generado en diversos comentaristas m√°s o menos afectos a los varios partidos ya instalados, como se podr√° constatar en diversos medios de comunicaci√≥n social. No percibo el problema de Isabel Moreira con el PAN "no ser de izquierda ni derecha" – en realidad, veo en ello una virtud; no percibo el doble criterio de Daniel Oliveira (y supongo que el propio tampoco lo percibir√°) al llamar al PAN de "ultra radical", el mismo tipo de acusaciones que sufri√≥ el Bloque a su llegada al Parlamento; y a Miguel Sousa Tavares queda muy mal reafirmar, en el Expresivo de esta semana, el rol de mentiras que afirm√≥ en su espacio de comentario del lunes inmediatamente despu√©s de las elecciones, despu√©s de que √©stas fueran desenmascaradas por el Pol√≠grafo – adem√°s, la falta brutal de honestidad intelectual hablar de los cero votos en el PAN en Barrancos cuando, adem√°s de ser una villa conocida por matar toros en plaza p√ļblica, fue el √ļnico concejo en que el Partido obtuvo ese resultado. Y decir que un partido llamado Personas-Animales-Naturaleza s√≥lo ahora abraz√≥ oportunistamente la causa ambiental me parece altamente inveros√≠mil. Curioso que Ant√≥nio Guterres, que en varias ocasiones defendi√≥ una imposici√≥n de las emisiones de carbono en lugar de los salarios, nadie llama extremista. Ant√≥nio Costa, un animal pol√≠tico de instinto apurado, percibi√≥ inmediatamente la importancia electoral del asunto y anunci√≥ en su discurso en la Comisi√≥n Pol√≠tica Nacional del PS que la lucha contra el cambio clim√°tico ser√° una de las prioridades en el programa del PS para las legislativas.

Me cuesta ver un descr√©dito tan grande por la mayor emergencia que se vive en el planeta actualmente, especialmente en un pa√≠s costero que, con la subida de las aguas del mar, sufrir√° los impactos en primer lugar. Y me cuesta ver que, en medio de los lamentos t√≠picos del pueblo de que nada cambia, al primer signo de una peque√Īa (peque√Ī√≠sima, de un eurodiputado!) Cambio, exista un rol tan amplio de oposiciones y obst√°culos a la entrada en escena partido alternativo con prioridades diferentes. Sin embargo, si para la facci√≥n m√°s envejecida de la poblaci√≥n, a quien el tiempo del calendario ciertamente preocupa m√°s que el tiempo del clima, a las generaciones m√°s j√≥venes dar√° forma a tener un planeta habitable. Y, a pesar de tener un pa√≠s ya bien envejecido, no tenemos que ser todos los viejos del Restelo.





Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *