Por qué los presupuestos estatales para la felicidad





Se dice que los presupuestos estatales (SO) son los principales instrumentos de pol√≠tica de los gobiernos. De hecho, es a trav√©s de este documento que los gobiernos deciden la cantidad y la fuente de sus recursos financieros, y su asignaci√≥n en la sociedad. Las decisiones importantes, como el aumento o la disminuci√≥n de los impuestos, la deuda p√ļblica, la factura salarial estatal, la inversi√≥n y la distribuci√≥n de recursos financieros entre los sectores econ√≥micos, est√°n consagrados en el SO.





Sin embargo, este instrumento de pol√≠tica es esencialmente a corto plazo: cada a√Īo los gobiernos tienen que crear uno nuevo. Adem√°s, es un instrumento exclusivamente financiero, ya que es a trav√©s de la recaudaci√≥n y distribuci√≥n de dinero (incentivos monetarios o sanciones) que se realizan las pol√≠ticas deseadas.

Además, en países como Portugal, pertenecientes a la zona euro, las SO son supervisadas por los socios europeos, que deben contar con su respaldo para su implementación nacional. En consecuencia, se imponen criterios como el cumplimiento de los límites máximos de deuda y déficit del gobierno (frente al PIB) y las trayectorias de convergencia de estas cantidades macroeconómicas a valores específicos (teniendo en cuenta construcciones teóricas como el PIB potencial).

Es decir, los SO son instrumentos financieros a corto plazo sujetos a restricciones internacionales.

Obviamente, hay medidas en un SO que pueden tener una naturaleza más estructural a largo plazo para cambiar comportamientos o estructuras productivas. Al final del día, sin embargo, los SO se han entregado a los ministros de finanzas sobre una base muy contable y en efectivo, como si no fuera posible otro enfoque.

Resulta que es posible pensar y hacer de manera diferente.

Países como Nueva Zelanda, Islandia o Escocia (por nombrar solo algunos pioneros) están cambiando su enfoque hacia las SO, estableciendo como su prioridad no cumplir ciertos objetivos financieros, sino objetivos económicos de maximizar la felicidad. Este cambio de perspectiva es fundamental: es que el objetivo de la política es la felicidad, no el PIB.





Una vez que defina explícitamente que el SO debe estar al servicio de la felicidad, no de las finanzas, lo que va a hacer es medir los impactos que las elecciones presupuestarias pueden tener en la felicidad. Y las restricciones financieras son solo eso: restricciones, no metas.

En este paradigma, lo que los gobernantes deben presentar y estar orgullosos es el dise√Īo de esquemas de presupuesto inteligentes que puedan alcanzar los objetivos de felicidad. No se jacte de hacer crecer el PIB x, el d√©ficit se queda en yo la deuda se reduce a z.

Si bien hay restricciones financieras que deben cumplirse (pero no tienen que ser las que la zona euro ha elegido), para no comprometer la sostenibilidad fiscal de las naciones, el cambio explícito de propósito es clave: nos obliga a medir felicidad y evaluar las políticas presupuestarias por su impacto en la felicidad. Además, hace que la OE no sea "propiedad" del ministro de finanzas, sino más bien un instrumento del primer ministro, idealmente con la colaboración de un ministerio de felicidad o bienestar, que tiene al ministro de finanzas como un agente contable del mismo. .

Y ese es un paso de rigor. Muchas medidas presupuestarias se clasifican actualmente como buenas para el país casi por acismo. Lo que se analiza cuidadosamente es el impacto del SO en las variables financieras (asignaciones presupuestarias sectoriales, deuda, déficit, PIB, etc.). Pero los verdaderos impactos en el bienestar no se miden.

Hacer tal cambio en Portugal es más difícil hasta que también se haga a nivel de la Eurozona. Pero deberíamos tratar de ser pioneros y comenzar a hacer verdaderas EO para la felicidad.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *