Por qué el nuevo gobierno alemán podría ser una mala noticia para Bolsonaro





La escena tuvo lugar hace poco menos de un mes, en la reunión del G20 en Italia.





El presidente brasile√Īo, Jair Bolsonaro, se acerc√≥ a un grupo de l√≠deres mundiales para hablar con el turco Recep Erdogan.

Pero tambi√©n estaba Olaf Scholz, viceprimer ministro y ministro de Finanzas de Alemania y candidato del partido que hab√≠a ganado las √ļltimas elecciones del pa√≠s.

Fue el primer encuentro de Bolsonaro con el político que se espera suceda a la actual líder alemana, Angela Merkel.

Pero, aparte de un saludo de protocolo, Bolsonaro no intercambi√≥ m√°s palabras con Scholz: el presidente brasile√Īo solo habl√≥ con Erdogan.

Después de unos segundos, Scholz le dio la espalda a Bolsonaro y pasó a la siguiente rueda, donde fue recibido de inmediato por el primer ministro británico, Boris Johnson, quien pronto entabló conversación con el alemán.

Ahora, Scholz tiene todo para tomar el mando de la mayor econom√≠a de Europa, una mala noticia para el gobierno de Bolsonaro, seg√ļn analistas entrevistados por BBC News Brasil.





Las relaciones entre los dos países, que actualmente son muy malas, tienden a empeorar porque el nuevo gobierno alemán tendrá como pilar una ambiciosa agenda ambiental, precisamente el área en la que Brasil ha sido muy criticado a nivel nacional e internacional.

Además, Alemania estará comandada por un político de leyenda que tiene relaciones históricas con los mayores adversarios de Bolsonaro, el Partido de los Trabajadores y el expresidente Lula.

Agenda ambiental en el corazón del nuevo gobierno

El miércoles (24) se anunció un acuerdo entre el partido de Scholz, el Partido Socialdemócrata (SPD, sus siglas en alemán), con otros dos partidos, el Verde y el Liberal Demócrata (FDP), para formar una coalición para gobernar el país.

La expectativa ahora es que Scholz, de 63 a√Īos, sea elegido primer ministro por el parlamento alem√°n entre el 6 y el 9 de diciembre.

Ser√° el primer cambio de mando en el pa√≠s despu√©s de los 16 a√Īos de Merkel en el poder, y el nuevo gobierno llega con metas ambiciosas que ponen la protecci√≥n ambiental en el centro de su agenda.

Neutralizar el impacto climático de Alemania para 2045 será el enfoque principal de la coalición.

Entre los objetivos se encuentra la eliminaci√≥n gradual del uso de carb√≥n ¬ęidealmente¬Ľ para 2030, ocho a√Īos antes de lo previsto.

Al mismo tiempo, el nuevo gobierno debe hacer que los paneles de energía solar sean obligatorios en los techos de los nuevos edificios comerciales y hogares privados.

Bajo Scholz, Alemania también buscará utilizar el 2% de su territorio para producir energía eólica y centrarse en la generación de electricidad a base de hidrógeno.

Para el 2030, el 80% de la electricidad del pa√≠s debe obtenerse a trav√©s de energ√≠as renovables, seg√ļn el nuevo plan,

Se mantendrá el objetivo de eliminar los coches con motor de combustión interna para el 2035 y tener 15 millones de coches eléctricos en circulación para entonces.

El Partido Scholz tiene vínculos históricos con PT

Sin embargo, el polit√≥logo Mathias Alencastro, investigador del Centro Brasile√Īo de An√°lisis de Planificaci√≥n (Cebrap), eval√ļa que el tema clim√°tico ser√° uno de los desaf√≠os de Scholz.

Porque su gobierno tiene de un lado a los verdes, que están presionando por fuertes inversiones a favor de una reforma ambiental de la economía alemana, y del otro, a los liberales, que quieren preservar la estabilidad fiscal del país.

El nuevo primer ministro tendrá que equilibrar estos intereses, y esto podría tener el efecto indirecto de aumentar la presión por cambios en la agenda ambiental de Brasil, dice Alencastro.

¬ęScholz podr√≠a terminar haciendo lo mismo que [presidente franc√™s Emmanuel] Macron, que luch√≥ por avanzar en este tema internamente y trat√≥ de compensarlo siendo m√°s proactivo en pol√≠tica exterior ‚ÄĚ, dice el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal de ABC.

Al mismo tiempo, el SPD tiene vínculos históricos con el Partido de los Trabajadores y el ex presidente Lula, por el arraigo de ambos partidos en la actividad sindical.

Fue esta relación la que incluso ayudó a promover el encuentro entre Scholz y Lula este mes en Berlín.

Despu√©s de la reuni√≥n, el futuro primer ministro alem√°n dijo: ¬ęEstoy muy satisfecho con nuestras buenas discusiones y espero continuar nuestro di√°logo¬Ľ.

El expresidente también se reunió con Martin Schulz, presidente de la Fundación Friedrich Ebert, que mantiene el SPD. Schulz visitó a Lula mientras estaba en prisión.

Alencastro tambi√©n destaca que el grupo pol√≠tico de Scholz particip√≥ en la campa√Īa por la liberaci√≥n de Lula y que estos encuentros tienen un fuerte simbolismo.

¬ęEst√°n eligiendo bando. No es que vayan a apoyar la campa√Īa de Lula, pero Alemania prestar√° atenci√≥n a las elecciones en Brasil¬Ľ, dice Alencastro.

Todo esto debería promover, en su opinión, un cambio en la actitud de Alemania hacia Brasil respecto a lo que venía haciendo Merkel hasta entonces.

¬ęMerkel ten√≠a una diplomacia gen√©rica, sin una especificidad latinoamericana, pero Scholz puede diferir de ella en este aspecto, a pesar de haber sido elegida con una propuesta de continuidad¬Ľ, dice el polit√≥logo.

¬ęLa agenda pol√≠tica del SPD coincide con esta agenda ambiental fortalecida en Alemania, y esto podr√≠a convertir a Brasil en un objetivo preferencial en un momento en el que el pa√≠s est√° altamente expuesto a nivel internacional por cuestiones ambientales¬Ľ, dice Alencastro.

Presión contra Brasil para crecer en la Unión Europea

Los socialdemócratas ganaron las elecciones del 26 de septiembre, por delante de la alianza demócrata cristiana de Merkel, que tuvo el peor resultado electoral de su historia.

Los Verdes lograron su mejor actuación con la candidata Annalena Baerbock.

Su campa√Īa gir√≥ en torno a una alianza ambiciosa destinada a iniciar un cambio de paradigma para transformar la econom√≠a.

Al describir la crisis clim√°tica como el mayor desaf√≠o de nuestro tiempo, dijo: ¬ęPodemos transformar nuestra econom√≠a para que sea clim√°ticamente neutral. Tenemos un acuerdo donde la neutralidad clim√°tica es un denominador com√ļn¬Ľ.

Se espera que Baerbock se convierta en ministro de Relaciones Exteriores en el nuevo gobierno, mientras que se espera que su codirector de los Verdes, Robert Habeck, asuma el cargo de viceprimer ministro, además de supervisar la transición energética.

Seg√ļn Scholz, esta alianza entre los tres partidos de su gobierno, apodada la ¬ęcoalici√≥n de sem√°foros¬Ľ por los tres colores de las leyendas, se llevar√° a cabo ¬ęen igualdad de condiciones¬Ľ.

Es probable que la prominencia del Partido Verde en la alianza le haga la vida a√ļn m√°s dif√≠cil al gobierno de Bolsonaro, dice Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundaci√≥n Get√ļlio Vargas (FGV).

¬ęEl tema ambiental ya no es un tema separado y pasa a ser parte de todas las √°reas. Se integra en el proyecto nacional. Brasil ya no podr√° decir que no podr√° avanzar en esta √°rea en la relaci√≥n bilateral,¬Ľ pero puede funcionar bien en los dem√°s. No suceder√° ¬ę, dice Stuenkel.

El especialista también cree que esto reposicionará a Alemania dentro del juego de poder de la Unión Europea en relación a su postura hacia Brasil.

Explica que hay tensi√≥n en el bloque entre quienes creen que Brasil deber√≠a estar en apuros para cambiar sus pol√≠ticas ambientales, aunque esto tenga un costo en el √°rea econ√≥mica, y otros que consideran que esto podr√≠a allanar el camino para una mayor influencia. de otros poderes sobre el gobierno brasile√Īo.

¬ęCon la posici√≥n destacada del Partido Verde, que es m√°s poderoso hoy que cuando dej√≥ el gobierno en 2005, esta batalla la est√° ganando claramente el primer grupo¬Ľ, dice Stuenkel.

Las relaciones entre Brasil y Alemania son malas

La formación del nuevo gobierno se produce en un momento en que las relaciones entre los dos países se encuentran en un mal momento.

El profesor de la FGV pone como ejemplo de ello la interrupci√≥n de los encuentros entre autoridades de ambos pa√≠ses prevista por el convenio de asociaci√≥n estrat√©gica, suscrito en 2002 en el primer a√Īo del gobierno de Lula.

Y la suspensión de pagos de Alemania al Fondo Amazonas, que financia medidas y proyectos para preservar el bosque.

Alemania es el segundo donante m√°s importante del fondo, solo por detr√°s de Noruega.

‚ÄúLlevamos tres a√Īos sin visita bilateral entre jefes de Estado. Esto no tiene precedentes. Lo √ļnico que salva es que la relaci√≥n entre los dos pa√≠ses es tan antigua que muchas partes involucradas la contin√ļan a pesar de la crisis‚ÄĚ, dice. Stuenkel.

El analista dice que tampoco le pareció bien a Brasil que el país dejara la impresión después de la COP26 de que ocultaba datos que apuntan a un aumento de la deforestación en la Amazonía.

Un informe del diario Folha de S. Paulo mostró que un informe completado a fines de octubre por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), que forma parte del gobierno, mostró un empeoramiento en la tasa de tala de bosques.

El gobierno federal niega haber ocultado el estudio y dice que tuvo acceso a los datos cuando se dio a conocer, tras la finalización de la cumbre climática de Naciones Unidas, celebrada este mes en Glasgow, Escocia.

¬ęEl gobierno brasile√Īo perdi√≥ toda credibilidad despu√©s de eso. La tendencia es que las relaciones entren en hibernaci√≥n, porque se cree que no hay forma de avanzar hasta que se termine el gobierno de Bolsonaro¬Ľ, dice Stuenkel.

El peso de Alemania en la econom√≠a brasile√Īa

Esto es relevante porque Alemania es actualmente uno de los principales socios comerciales de Brasil.

En 2020, fue el s√©ptimo mayor comprador de productos brasile√Īos y el tercer mayor exportador al pa√≠s.

Además, tiene una fuerte tradición de invertir en cooperación internacional con Brasil.

Al mismo tiempo, como la mayor economía de Europa, las decisiones que tomará el nuevo gobierno tendrán un gran efecto en sus vecinos.

En una conferencia de prensa, Scholz dijo que ¬ęla soberan√≠a de Europa es la piedra angular de nuestra pol√≠tica exterior¬Ľ.

Destacó la amistad de Alemania con Francia y la asociación con Estados Unidos.

Esta proximidad con los franceses es otro punto que desfavorece a Brasil, recuerda Argemiro Procópio Filho, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasilia (UnB).

El presidente francés es actualmente enemigo de Bolsonaro.

¬ęFrancia ya estaba presionando a Alemania contra Brasil porque tiene intereses comerciales que entran en conflicto con los brasile√Īos. Ahora, con la amenaza de que Macron no podr√° ser reelegido y con los socialdem√≥cratas en el poder en Alemania, la tendencia es que la presi√≥n crezca¬Ľ. a√ļn m√°s ¬ę, dice Procopio Filho.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *