¬ŅPor qu√© defender el ‚Äúfin de las dietas‚ÄĚ?





cuando pensamos en dieta, imaginamos algo que haremos durante alg√ļn tiempo, hasta que alcancemos nuestra meta, y luego regresemos a nuestro comida habitual. Olvidamos que volver al patr√≥n anterior es como dejar un cami√≥n en el descenso desdentado. Es decir, volveremos lo m√°s r√°pido posible al punto donde comenzamos la dieta o, peor a√ļn, iremos m√°s all√°.





El caso es que siempre comemos lo mismo. ¬ŅQuiero verlo? Hagamos un ejercicio. cuando pides un Pizza, ¬Ņel sabor elegido es siempre diferente o, invariablemente, el mismo? Me pregunto la respuesta …

este hábito de repite las comidas ingerido se asocia al placer, el gusto, los recuerdos afectivos ligados a ese gusto y el miedo a probar algo que no aporta la misma satisfacción.

Pero miramos solo un lado de la historia. S√≠guelo conmigo: cuando degustemos un plato por primera vez, tendremos una experiencia sin precedentes. ¬°Y existe la posibilidad de que sea incluso mejor que los anteriores! Las personas en esa comida pueden ampliar sus perspectivas, el sabor de la nueva pizza puede inspirar algo inesperadamente bueno y, al final, la conclusi√≥n a menudo es: ¬Ņpor qu√© no lo he probado antes?

El problema de no variar la dieta

El miedo a correr riesgos en la mesa limita nuestras papilas gustativas, incluso reflexionando sobre el envejecimiento. Dejar que las elecciones se vuelvan obtusas hará que esa colección también siga siendo obtusa. Así, cuando queremos cambiar el patrón de alimentación para adelgazar, por ejemplo, sentiremos miedo a lo desconocido y esa ansiedad de volver inmediatamente al modelo anterior, visto como seguro.

Ahora bien, si arriesgamos la comida, los gustos, los aromas y los sabores a lo largo de la vida, un eventual cambio de h√°bitos se vuelve f√°cil, sencillo y placentero.

Al combinar los seis sabores básicos, obtenemos más de diez mil sabores como resultado. Mirar la comida como algo en constante transformación, desafiar nuestras papilas gustativas, deconstruye el concepto de que el placer solo proviene de lo que estamos acostumbrados: el placer pasa a significar aventurarse en lo desconocido.





As√≠, el ¬ęfin de las dietas¬Ľ es una propuesta de constante desaf√≠o. Es optar por nuevos alimentos que nos muevan a diferentes sabores. Despu√©s de todo, lo que te hace adelgazar no es eliminar este o aquel nutriente de tu rutina, sino llenar tu organismo de experiencias in√©ditas e inolvidables.

La columna de este mes est√° dedicada al amigo y excelente periodista Theo Ruprecht, con quien tuve el placer de compartir el trabajo El fin de las dietas y que, durante a√Īos, estuvo conmigo en este espacio y en varios reportajes. ¬°Gracias, amigo Theo, por las ense√Īanzas! Siempre estar√© dispuesto a aplaudir tu √©xito en cualquier teatro.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *