Por hablar de partidos políticos





Mucho se ha hablado de la participación política, o de la falta de la misma. La participación política de portugués es un tema recurrente en la "agenda". De esta discusión resultan, no raras veces, argumentar sobre la militancia partidista a nivel nacional. Hay, incluso, obra publicada de conocidos académicos sobre el asunto.





Para los interesados ‚Äč‚Äčen la materia, una investigaci√≥n en Internet resultar√° en un rol de indicaciones de estudios emp√≠ricos sobre la misma. Aconsejo esta investigaci√≥n r√°pida y la lectura de alguna de esa interesante producci√≥n. Siendo un asunto importante, sobre el que tantos hablan sin mirar los n√ļmeros, creo que es relevante discutir un poco esta problem√°tica. Sobre todo cuando, en contexto preelectoral, ya deb√≠amos estar reflexionando sobre el asunto.

Este punto no es despreciable, para más en el momento de potencial aumento de polarización nacional: surgen nuevos movimientos / partidos, quizás con resultados electorales significativos en las legislativas.

Los n√ļmeros de militantes de los partidos pol√≠ticos son, recurrentemente, apuntados como disminuyendo un poco por toda Europa. Estos datos son siempre dif√≠ciles de obtener y los partidos pol√≠ticos no siempre los ponen a disposici√≥n.

Hay quienes defienden que los ciudadanos busquen otras formas de representación más "fluidas", y que tal vez sea eso lo que está ocurriendo y que hasta pueda ser positivo para el poder político en el Viejo Continente. Dudo que así sea. Creo que es una perspectiva que trae más disgustos que beneficios.

Hay en la literatura de las √ļltimas d√©cadas varias tentativas de sintetizar las principales razones por las que los ciudadanos se vuelven militantes. Los autores como Seyd, Patrick y Whiteley (1992), por citar s√≥lo un ejemplo, se centraron en el tema y sus obras se han utilizado, reformulado, afinado y criticado, luego, completadas a lo largo de los a√Īos. Para no alargarme con clasificaciones, se√Īalo algunos aspectos que considero relevantes.

El prop√≥sito de un determinado grupo y su capacidad de respuesta a los objetivos del mismo; causas espec√≠ficas que impliquen luchar por una determinada pol√≠tica p√ļblica; la idea de que habr√° beneficios espec√≠ficos, como la mejora individual de las condiciones sociales, materiales o profesionales; el inter√©s en proseguir una carrera de activista, es decir, sentido de satisfacci√≥n en la b√ļsqueda de servir ciertas causas para bien de la sociedad o parte de ella; altru√≠smo (muy parecido al anterior punto pero que no se manifiesta necesariamente como un placer adquirido de la lucha por causas); expectativas relativas al establecimiento de redes sociales y su estatuto en la sociedad; identificaci√≥n y apoyo de un determinado partido o l√≠der partidista; creencia de que su acci√≥n tiene un impacto real en las acciones de los pol√≠ticos con mandatos; y, ideolog√≠a, son algunas de las principales causas para que un individuo se convierta en militante.





A "ojo desnudo" podemos se√Īalar, entre estas razones, aquellas que consideramos m√°s o menos √©ticas, dado que son todas interesadas porque los ciudadanos responden a sus intereses cuando se unen a una organizaci√≥n partidista – sean clasificadas como m√°s o menos nobles. Ahora bien, esta deducci√≥n es natural y deseable, haciendo parte de la esencia de las organizaciones pol√≠ticas, por lo que, en democracia, no debemos chocar con "razones de inter√©s".

Hay otros problemas dentro de los partidos y muchos de ellos resultan en ilegalidades, pero no necesariamente, y ah√≠ es que nos debemos detener. Es por esa indignaci√≥n que la ciudadan√≠a se manifiesta y no por la demandante idea de que quien est√° y hace pol√≠tica debe formar parte de un grupo de an√©monas sin posicionamiento o preferencias. Eso no existe, y a√ļn as√≠.

La autora escribe de acuerdo con la antigua ortografía.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *