¬ŅPodr√≠as por favor, ayudarme?





La √ļltima l√≠nea del coro de ayuda de los Beatles es el coro apropiado para estos tiempos. Desde gigantes de la aviaci√≥n y monstruos petroleros (¬°qu√© semana!) Hasta el peque√Īo caf√© del vecindario, casi todas las compa√Ī√≠as est√°n resistiendo.





Despidos, líneas de financiación, atrasos de crédito y alquiler, reembolsos sectoriales. Hoy se necesita toda la ayuda para tratar de evitar que las empresas y los trabajos caigan al abismo. Los gobiernos, los bancos centrales y las instituciones internacionales reiteran que están haciendo exactamente eso, lo que sea necesario, para crear una red para detener esta caída.

Si la red de soporte será lo suficientemente delgada como para mantener más negocios y empleos de los que permite, probablemente solo podremos evaluarla en unos pocos meses, cuando toquemos el fondo de la recesión.
Podemos hacer otras consideraciones ahora, ya que son bastante claras.

Primero, la cuestión de la necesidad. Podemos preguntarnos si los bloqueos fueron absolutamente necesarios o si el modelo sueco no tendrá mejores resultados. Pero una cosa es cierta, habiendo optado por la recesión temporal de la economía, las autoridades tienen que extender una red para que no se desmorone cuando toque el suelo.

En segundo lugar, la ubicación misma de esta red de apoyo económico, simultáneamente con una red de salud, en un tiempo récord, debe ser bienvenida. Después de algunos contratiempos iniciales, la mayoría de los gobiernos y las instituciones económicas y monetarias pudieron implementar soluciones para mitigar el impacto de la recesión en las empresas y las familias. Tienen todos los defectos, desde limitaciones de acceso hasta demoras, pero debemos ser tolerantes, porque no es fácil crear una red tan grande en tan poco tiempo.

Tercero, culpa y colecci√≥n. Al contrario de lo que sucedi√≥ en crisis anteriores, cuando era f√°cil se√Īalar con el dedo a banqueros, especuladores o petro-naciones, esto no es tan lineal. S√≠, los comportamientos de China, la OMS o algunos l√≠deres pueden ser cuestionados, pero la gran mayor√≠a de las personas y organizaciones fueron atrapadas sin culpar directamente al tema.

A pesar de esta ausencia generalizada de culpa, todos recibiremos la factura de ayuda, por mucho que intenten convencernos, no es gratis. Las medidas de apoyo del gobierno no son una cuenta de suma cero en las finanzas p√ļblicas. El incumplimiento de cr√©dito es un maquillaje temporal que ser√° reemplazado por un viejo amigo, mal cr√©dito y probablemente m√°s apoyo para los bancos. Los canjes a empresas como TAP son apuestas que, incluso en caso de √©xito, solo pagan mucho m√°s tarde. La aceleraci√≥n de la inversi√≥n p√ļblica tambi√©n, y con los peligros que vimos en la √ļltima crisis.





La idea de que la recuperación será rápida y llegará a tiempo para pagar la factura es cada vez más poco realista, ya que nos damos cuenta de la magnitud de la recesión y el lento ritmo del retorno de la actividad y la lucha contra el virus.
El primer ministro, después de cierta contorsión sobre el tema en dos entrevistas, dijo nuevamente anteayer que no habrá austeridad, ya que sería contraproducente.

Teniendo en cuenta el trauma reciente de los portugueses, y consciente de lo que le sucedió a su predecesor, Pedro Passos Coelho, y el apetito exagerado de austeridad, António Costa intenta a toda costa evitar tener que imponer este castigo nuevamente.

Pero para eso, el Primer Ministro tiene que explicar c√≥mo nos va a liberar de la austeridad. No es suficiente decir que solicitar√° m√°s ayuda de Europa, en forma de subsidios o ¬ęcoronabonos¬Ľ. Porque esa ayuda nunca puede llegar.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *