Plásticos también producen gases de efecto invernadero





El plástico es una fuente importante de gases de efecto invernadero, especialmente las bolsas de plástico, que producen metano mientras se degradan.





Estas emisiones, en particular de metano y etileno, no se han tenido en cuenta en los cálculos de los científicos sobre la influencia en el cambio climático de la liberación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, indica el estudio, publicado en la revista científica PLOS ONE.

Los investigadores realizaron pruebas en todo tipo de productos, como botellas de agua, bolsas, envases y productos industriales, y concluyeron que el polietileno, el polímero más usado, era el emisor "más prolífico".

Aunque no se han determinado las cantidades de gases liberados, los investigadores advierten que es urgente hacerlo, teniendo en cuenta los ocho mil millones de toneladas de plástico en el planeta, y una producción que debe duplicarse en las próximas décadas.

Sarah-Jeanne Royer, investigadora de la Universidad de Hawai, explicó, citada por la BBC, que el descubrimiento fue accidental, ya que los investigadores medían el gas metano proveniente de la actividad biológica del agua del mar, cuando percibieron que las botellas de plástico que usaban con las muestras producían más metano que los insectos acuáticos.

"Fue un descubrimiento totalmente inesperado", dijo Royer a la BBC, explicando que miembros del equipo de investigación estaban usando frascos de polietileno para estudiar la producción biológica de metano y extrañaron las concentraciones mucho más grandes de lo esperado, descubriendo entonces que parte de las emisiones venía de la botella.

El equipo descubrió también que el plástico más utilizado, que sirve para hacer las tradicionales bolsas de supermercado, es el que produce mayor cantidad de gases de efecto invernadero, que aumenta con la temperatura. Después de 212 días al sol ese plástico emitió 176 veces más metano que al principio de la experiencia.





Los investigadores dicen en el estudio que la radiación solar al actuar en la superficie del plástico va acelerando la producción de gas, que ocurre incluso en la oscuridad.

Hasta ahora, la conexión entre los plásticos y el cambio climático se centró en el uso de combustibles fósiles para producir estos plásticos.

Según Ashwani Gupta, de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, el polietileno de baja densidad emite etileno, metano y propano, incluso a bajas temperaturas, lo que contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el caso de que el plástico se rompe más superficie se expone, aumentando la cantidad de gases que llega a la atmósfera, y que la cantidad de metano y etileno producida a partir del plástico son pequeñas, pero advirtió que a medida que el plástico se rompe más superficie queda expuesta, . "Si miramos todo el plástico producido desde 1950 él está casi todo en el planeta, sólo se está descomponiendo y pedazos cada vez más pequeños", dijo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *