Placa en honor al pianista brasileño desaparecido en Argentina vuelve a su lugar

Calle Rodríguez Peña, 320, Buenos Aires. Está el hotel Normandie, que durante mucho tiempo fue el corazón de la bohemia porteña, una zona de teatros y bares, encuentros entre jóvenes y también un punto de venta de droga. Hoy, el lugar está bastante deteriorado y ha perdido espacio en las noches de la capital argentina hacia barrios más alejados del centro.

Hasta hace un mes, visitar Normandía para ver la placa en honor a Tenório Jr., uno de los pianistas brasileños más importantes, era una frustración.

El hotel tuvo que cerrar durante la pandemia cuando el cartel se cayó y se rompió. Los dueños del establecimiento decidieron dejarlo así. Pero el observador atento pudo ver las marcas en la pared que indicaban que allí, junto al cartel de la fachada, había una placa.

Estuve en su inauguración, celebrada con pompa y con la presencia de amigos y diplomáticos en 2011.

Tenório Jr. fue muy conocido en su época, especialmente en el período anterior a la bossa nova. Con sólo 23 años, grabó un álbum de referencia de la música popular brasileña, «Embalos» (hoy los originales en vinilo se venden en subastas por alrededor de R$ 1 millón).

Pero su apogeo duró poco. A medida que las modas cambiaron, el tipo de música que me gustaba fue saliendo de escena. Faltaba dinero para mantener a su familia y Tenório comenzó a tocar junto a músicos más famosos. En varias ocasiones acompañó, por ejemplo, a Vinicius de Moraes y su banda, en la que también estaba Toquinho.

La noche del 18 de marzo de 1976 —es decir, unos días antes del golpe militar argentino, el 24 de marzo— fue una de ellas. Luego de un show en el icónico Gran Rex, cada uno de los integrantes de la banda tomó un camino diferente. Tenório habría ido a Normandía, pero, en mitad de la noche, le habría dejado a Toquinho una nota diciendo que había ido a comprar un sándwich y medicinas. Nunca volvió a aparecer, ni tampoco su cuerpo.

Hasta el día de hoy prevalece una versión considerada oficial, de que Tenório Jr., aunque no tenía actividad política, podría haber sido confundido con un líder montonero. Peludo, joven, 35 años, encaja en la ola de cultura hippie para la que ni siquiera el gobierno de Isabel Perón (que contaba con un escuadrón de la muerte, el triple A, para perseguir a «comunistas» y «subversivos»), y mucho menos los líderes de la Junta Militar que lo derrocó tuvo especial reconocimiento.

Es decir, precisamente en el momento en que Tenório Jr. desapareció, un período de sombras cayó sobre los países de la región bajo el mando de la Operación Cóndor.

No hay duda de que, en términos generales, ésta es la historia. Pero, al observar los detalles con lupa, comienzan a surgir evidentes inconsistencias. ¿Por qué mataron al pianista después de varios días, sabiendo que no era a quien buscaban? ¿Quién lo mató y cuál habría sido la participación del gobierno brasileño en caso de supuesto consentimiento al plan para asesinar al músico? La literatura sobre el tema tiene fechas que no coinciden, y en la encuesta hay personas que no pudieron estar donde dijeron que estarían.

En común sólo tenemos la tragedia, una época convulsa y violenta que hizo desaparecer a un gran exponente de la música brasileña.

El gurú entre nuestros colegas, Ruy Castro, que me ha estado ayudando con la investigación sobre esta época, estuvo recientemente en Buenos Aires. Quería ver el cartel. Le dije que ya no estaba allí. Sin embargo, mejor reportero que muchos de nosotros, fue y descubrió más detalles de lo que realmente había sucedido, escribiendo una columna.

Fue allí donde el embajador de Brasil en Buenos Aires, Julio Bitelli, hombre de gran sensibilidad humana, logró algo encomiable y rápidamente. Se realizó un nuevo rótulo adaptable al espacio del renovado hotel.

Ahora, cualquier aficionado a la bossa nova que vaya a Normandía y quiera saber más sobre Tenório Jr, verá allí el homenaje viviente. Tenório permanece en la memoria gracias al embajador Bitelli y a nuestro generoso Ruy Castro.


ENLACE PRESENTE: ¿Te gustó este texto? Los suscriptores podrán acceder a cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace al día. Simplemente haga clic en la F azul a continuación.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *