Perjuicios en Farfetch? "Seremos rentables cuando queramos. No estoy nada preocupado "



El líder de Farfetch es uno de los empresarios más ricos de Portugal. En el Observador, José Neves habló de las cuentas de la empresa, del estreno en bolsa y de la fundación a la que va a donar dos tercios de todo lo que tiene.



Es uno de los empresarios más ricos de Portugal, según las cuentas de Forbes, y sólo en la salida a bolsa del día (la entrada de la compañía en la bolsa de valores) de Farfetch, logró adaptarse a una mayor fortuna mil millones. A los 45 años, José Neves ya no sólo es dueño de lo que fue la primera puesta en marcha portuguesa para convertirse en un unicornio (empresa valorada en más de mil millones de dólares), es propietaria de la plataforma de comercio de la moda de lujo que desde septiembre es cotizada en la bolsa de Nueva York. Al observador, al margen del cierre de la segunda edición del Dream Assembly, programa de aceleración de startups que lanzó el año pasado en asociación con Burberry y Stella McCartney.

una azotea , dijo que la duplicación de los daños de la empresa a 109 millones de euros en el primer trimestre del año no le preocupa: "Seremos rentables cuando queramos ser rentables. Porque en este momento, estamos creciendo al 50%, no hay muchas empresas – son muy pocas, tal vez una o dos en el mundo – con 2 mil millones de dólares (equivalentes a las ventas (que es nuestro GMV), más de 500 millones (de dólares) de ingresos previstos para este año, a crecer un 50% al año. Nuestra apuesta en este momento no es en la rentabilidad inmediata, es en conquistar cuota de mercado ".

Con un ojo en nuevas áreas de negocio y en otros mercados como China y Oriente Medio, el empresario no deja de lado el mercado interno, aunque la sede de la empresa no está en Portugal. Por la Fundación José Neves, puesto en marcha por sí mismo, donará dos tercios de todos los que, durante toda su vida, para ayudar a Portugal a adoptar la nueva economía digital. "Tenemos que apostar sobre todo en la educación, porque pienso que el analfabetismo digital será el nuevo analfabetismo. Y con esto no estoy diciendo que todo el mundo debería aprender a programar, no es nada de eso, creo que deberíamos tener psicólogos que perciben de digital, sociólogos que perciben de digital, antropólogos que perciben de digital, todas estas disciplinas pueden aplicarse a una nueva economía ", agregó. Con más de 2 mil personas trabajando en los centros que la empresa tiene en el país, no tiene dudas: "Si tuviera que empezar todo de nuevo, exactamente igual … Creo que fue una apuesta certera".

En septiembre, hace un año que Farfetch fue admitida en la bolsa de Nueva York y pasó a estar en una fase completamente diferente. ¿Cuáles han sido los principales desafíos desde entonces?
No es tan diferente. Creo que las empresas, estén en bolsa o no, son negocios, ¿no? Es un negocio, son equipos, son empresas que tienen que vivir con un sentido fuerte de misión, de cultura, de valores … Al contrario de lo que la gente piensa, las empresas fuera de bolsa tienen que tener disciplina financiera tal como las que están en bolsa , principalmente cuando tienen inversores, como era nuestro caso. Yo tengo -como es público- el 15% de Farfetch, pero ya tenía inversores que tenían el 85% de la empresa. Y, por lo tanto, la responsabilidad hacia estos inversores existe, está allí. Creo que hay un mito muy grande de que las empresas cambian después de ir a la bolsa. Creo que algunas de las empresas más innovadoras del mundo están en bolsa. Si pensamos en Apple, Netflix, Google, Facebook, Amazon … son empresas que siguen revolucionando el mundo y están en bolsa.

Sin duda que fue un aprendizaje muy grande. Aprendí lo que es lanzar una empresa en bolsa en Nueva York, lo que es hacer conferencias de inversores, es mi primera vez. Desde el punto de vista personal y profesional, fue un año alucinante, pero super positivo. Por lo demás, es mirar los próximos 10 años de Farfetch y construir el futuro que todos queremos en la empresa.

Habló de disciplina financiera y la verdad es que ahora hay un mayor escrutinio de las cuentas. Todavía quedaron poco tiempo los últimos resultados de Farfetch, con pérdidas por duplicarse (a 109 millones de euros).
A nivel de crecimiento, todas las expectativas, crecimos un 44%, 50% con ajuste de cambio, y en términos de rentabilidad, a nivel de la relación que interesa a los inversores (el EBITDA), fue por encima de las expectativas. Si mira a los clasificaciones de los analistas, no descendimos en ninguno clasificación (evaluación) de ningún analista. Goldman Sachs cuenta con un servicio clasificación de la Farfetch de 40 dólares, no tocó clasificación.

Lo que sucedió fue que el valor pagado en acciones a los colaboradores fue ajustado a la performance de la Farfetch en la bolsa. Como las acciones en el cierre de ese trimestre habían subido bastante, el valor contabilizado de share-based pagos fue superior a lo esperado. Por lo tanto, si se ve, gran parte de los resultados negativos provienen share-based pagos, son las opciones, las acciones. No es dinero que salió de la empresa a los proveedores, es nuestra compensación (para los empleados). Tenemos un esquema que se llama "Farfetch for all", en el que todos los empleados de Farfetch, desde nuestra recaudación hasta nuestro CFO, son accionistas de la empresa – esas acciones están atribuidas y, al subirse y bajar, van a impactar la línea final de los resultados. Esto no alteró en nada la forma en que el mercado vio. Por supuesto, la gente va a ver la última línea del comunicado de prensa y vienen el doble del año pasado, pero no tiene nada que ver.

"Nuestra apuesta en este momento no es en la rentabilidad inmediata, es en conquistar cuota de mercado y en continuar en esta rampa de crecimiento, porque tenemos medios financieros para eso, tenemos cero de deudas, así que no tenemos ninguna deudas en el balance"

Entonces, ¿no está preocupado?
No, nada, nada. Si fuera de preocupar a los analistas habrían descendido calificación. Obviamente, los mercados están complicados con estas cuestiones macroeconómicas de China y Trump, pero al nivel de lo que son (las bases) fundamentales de la empresa, estamos dando exactamente lo que dijimos que íbamos a entregar.

Ya tenemos una Farfetch unicornio (a valer más de mil millones de dólares), una Farfetch cotizada en la bolsa neoyorquina. Para cuando una Farfetch lucrativa, sin perjuicios en la ecuación?
Seremos rentables cuando queramos ser rentables. Porque, en este momento, estamos creciendo al 50%, no hay muchas empresas – son muy pocas, tal vez una o dos en el mundo – con 2 mil millones de dólares (equivalentes a las ventas (que es nuestro GMV), más de 500 millones (de dólares) de ingresos previstos para este año, creciendo un 50% al año. Nuestra apuesta en este momento no es en la rentabilidad inmediata, es en conquistar cuota de mercado y en continuar en esta rampa de crecimiento, porque tenemos medios financieros para eso, tenemos cero de deudas, así que no tenemos ninguna deudas en el balance. Tenemos los medios financieros para eso y eso es lo que nuestros inversores quieren que hagamos, que es crecer. Si quisiéramos crecer un poquito menos, inmediatamente … Y eso es lo que crea confianza en los inversores. Ellos ven a través de las cuentas de la empresa que es una apuesta deliberada que estamos haciendo en el crecimiento.

Es decir, si fueran menos ambiciosos y quisieran crecer menos, Farfetch ya sería rentable?
Claro, obviamente.

¿Piensa usted que hay que explicar a las personas que la lógica de la inversión en capital de riesgo es diferente de la de otras empresas, de otras áreas?
Creo que es una conversación que siempre podemos tener. Si pensamos en Amazon, fue una empresa que presentó beneficios ocho años después de ser cotizada en bolsa, si vemos los casos de Facebook, Netflix, Google, etc, esto es un estándar que los inversores ya han visto … Por lo tanto, los inversores son bien claros en lo que quieren que nuestra estrategia sea: no son ellos los que definen la estrategia, somos nosotros, obviamente, pero son muy claros en el apoyo a esta estrategia y eso es lo que prometemos y que estamos realizando.

Habló en crecer y han lanzado varias áreas de negocio, como la de la reventa de maletas. ¿A dónde puede Farfetch crecer más?
Creo que hay tantas áreas de crecimiento. Tenemos primero los mercados internacionales, China, donde hemos realizado una enorme inversión: tenemos 300 empleados en China en tres oficinas: Shanghai, Hong Kong y Pekín. Es nuestro segundo mayor mercado ya, está con un crecimiento súper acelerado, pero estamos hablando de un mercado gigantesco. Somos una gota en un océano. El mercado de Oriente Medio, que lanzamos hace un año y en el que hemos invertido enormemente con un equipo local, una oficina local, el sitio en árabe con servicio para todos los países de la región. Este crecimiento internacional seguirá siendo uno de los vectores de crecimiento de la empresa y luego nuevas categorías, obviamente, adquirimos el Stadium Goods (por 250 millones de dólares), estamos en la categoría de reventa de zapatillas. La cuestión de las maletas está ligada a la sostenibilidad, pero que para nosotros también es una oportunidad de negocio. Hay muchas áreas, mucho por hacer … Tanto la expansión de las categorías, tanto la expansión de los mercados, como en el negocio principal, porque somos una empresa con 2 mil millones de ventas en un mercado de 300 mil millones. Por lo tanto, tenemos mucho por crecer.

"Ya tenemos más de 2000 empleados en Portugal, es más de la mitad del universo de Farfetch. Si tuviera que empezar todo de nuevo, era exactamente lo mismo … Creo que era una apuesta segura. A nivel personal, me lanzó una fundación en Portugal a la que me comprometo a donar dos tercios de todo lo que tengo en el curso de mi vida, precisamente para ayudar a Portugal a abrazar esta nueva economía digital, capacitar a más personal "

Ser CEO de Farfetch hace cinco años y ser ahora, en 2019, es completamente diferente. ¿Qué es más difícil hoy?
Las dificultades son como la vida … Pasamos por varias fases de nuestra vida y, personalmente, no creo que consigamos decir que una fase es más difícil que otra, hay días mejores, días peores. Para mí, lo más importante es desarrollarnos como profesionales, como seres humanos, y que estemos siempre a aprender. Eso es lo que sigo aprendiendo todos los días. Dicen que los IPO son estresantes, es obvio que son, hay mucha presión. Pero también es una oportunidad única. Tenemos que estar agradecidos por las oportunidades que tenemos. Tengo una gratitud enorme por estar en el negocio en que siempre quise estar.

Siempre he querido tener una empresa de tecnología, tengo una empresa de tecnología, siempre quise estar en el negocio de la moda, en un cruce entre tecnología y moda y revolucionar un sector y un arte que amo, la moda, y eso es lo que estoy haciendo. Siempre quise trabajar con un grupo de gente fantástica, genial, revolucionaria e innovadora y lo conseguí. Por lo tanto, creo que tenemos que celebrar esos prendas que caen así del cielo a los trampones y no nos quejemos mucho de las dificultades del día a día, porque éstas somos nosotros que pedimos, somos nosotros los que las llamamos, porque quien tiene responsabilidades también tiene problemas.

Ya ha cumplido con todos estos objetivos. ¿Qué le falta hacer todavía?
Falta mucho. La plataforma está creada, es el capítulo 1 de nuestra plataforma, falta crear el capítulo 2 en los próximos 10 años. Hay mucho por hacer … Si preguntar a cualquier ingeniero de Farfetch, le dirán que tenemos miles, literalmente miles … Tenemos más de 120 equipos de ingeniería, todos ellos con múltiples proyectos, por lo que vemos oportunidades en muchas áreas de negocio . En los datos, por ejemplo. En nuestra plataforma de datos y de fecha de la ciencia, máquina de aprendizaje, la inteligencia artificial, en la que vamos a hacer una apuesta muy grande … Innovación, de la que forma parte la "Dream Assembly", la Sustentabilidad, que es un programa que hemos lanzado este año, nuevos mercados, expansión en los mercados en los que acabamos de empezar, es una lista que nunca más acaba.

Un plan específico para Portugal?
Vamos a construir el campus de Oporto y queremos que sea uno de los edificios más sostenibles de Europa. Ciertamente, la adhesión a los procedimientos conocidos pero con un enfoque muy fuerte en la innovadora sea en la sostenibilidad, creo que vamos a seguir invirtiendo en el país, en Portugal. Ya tenemos más de 2000 empleados en Portugal, que es más de la mitad del universo de Farfetch. Si tuviera que empezar todo de nuevo, exactamente igual … Creo que fue una apuesta certera. En el plano personal, que puso en marcha una fundación en Portugal a la que me comprometo a donar dos tercios de todo lo que tengo en el curso de mi vida, precisamente para ayudar a Portugal a abrazar esta nueva economía digital, capacitar a más personal.

"Antes de todo, necesitamos muchos ingenieros, de muchos científicos de datos y las universidades no pueden tener las manos a medir, no logran tener el output necesario. La Fundación va a intervenir en esta área, en el área de la educación y las competencias digitales, en una serie de iniciativas que luego vamos a anunciar más para el final del año "

¿Cómo se llama la fundación?
Tiene un nombre muy original, se llama Fundación José Neves. (Risas) Después de haber estado durante 20 años y tal años creando nombres para las marcas, decidí usar el mío. Y se dedica a apoyar una generación para que Portugal una economía del conocimiento. No tenemos recursos naturales, muy pocos, tenemos algún turismo, pero realmente tenemos que apostar para vencer las batallas del empleo y del desarrollo humano, tenemos que apostar sobre todo en la educación, porque pienso que el analfabetismo digital será el nuevo analfabetismo. Y con esto no estoy diciendo que todo el mundo debería aprender a programar, no es nada de eso, creo que deberíamos tener psicólogos que perciben de digital, sociólogos que perciben de digital, antropólogos que perciben de digital, todas estas disciplinas pueden ser aplicadas a una nueva economía, pero sin duda que, ante todo, necesitamos muchos ingenieros, de muchos científicos de datos y las universidades no pueden tener manos a medir, no logran tener el mismo salida sea ​​necesario. La Fundación va a intervenir en esta área, en el ámbito de la educación y las competencias digitales, en una serie de iniciativas que luego vamos a anunciar más para el final del año.

Esto es para devolver a la comunidad algo? Ahora que ya está en esta fase de su vida siente necesidad de contribuir, de dar algo al país?
Sin duda. Creo que el "Dream Assembly" fue la forma de hacerlo en Farfetch, es decir, cómo podemos retribuir a startups que ahora están empezando el viaje que empezamos hace 10 años, contribuir con lo que aprendemos, con nuestra red de contactos, con boutiques, con marcas, nuestra logística, nuestra experiencia internacional, es decir, con todo lo que sabemos. Se han abierto las puertas en Lisboa, Oporto, Londres, hablar con todos en la empresa con un número de mentores en todas las áreas, sino también mutua, es muy interesante, porque lo que recibimos a cambio, y las ideas y la innovación es una energía y un emprendimiento que es interesante que la gente a lo largo del tiempo va perdiendo y luego vemos a esta juventud, esta malta que está creando empresas ahora y que cree que va a poder cambiar el mundo. Y eso es extremadamente inspirador.

Esto es la retroalimentación que tengo de mis equipos del Cipriano, que está conmigo durante 25 años y que comenzó a Farfetch desde el día 1 es genial sentarnos con estas startups y ver el mundo con los ojos completamente nuevos y frescos y eso también nos inspira. Hay aquí un intercambio, no somos sólo nosotros a retribuir a las startups, pero también recibimos de ellas esa energía muy especial. Y las ideas.

Y además de la "Dream Assembly", piensan en invertir en más proyectos, lanzar un fondo de inversión, comprar startups?
Hemos hecho algunas inversiones, hemos comprado algunas startups, somos muy exigentes en estos criterios. Literalmente vemos cientos de planes de negocio y de startups y tenemos un equipo que está constantemente en el mercado, no tenemos una estrategia de conocimiento inorgánico, es absolutamente orgánico, pero si aparecen buenas oportunidades es obvio que las agarrar.

"Creo que hay cosas peligrosas y que hay riesgos. Riesgos todos tenemos que correr, porque quien no arriesga no besa, a veces golpeamos, en otros fallamos, peligros, no hay peligros, no estamos salvando vidas ni poniendo nuestras vidas en ella. riesgo "

En ese día la salida a bolsa, vio la bandera de Portugal en la Bolsa de Nueva York, que es la más marcada?
Es un día memorable. Primero, creo que fue una jornada personal importante, fue la primera vez que lancé una empresa en bolsa, aún para más en Estados Unidos, en la bolsa de Nueva York, que es bastante emblemática. Pero para mí, estar allí con las 14 personas que estaban en el podio, cuando tocamos el timbre, que comenzaron la empresa conmigo, algunos desde el principio, otros a lo largo de la jornada, con transmisión en directo a todas las oficinas de Farfetch. También invitamos a las boutiques a estar presentes en el evento, tuvimos boutiques que vinieron, para mí fue una victoria colectiva. Fue realmente una victoria colectiva y un sentido que nosotros también podríamos estar a inspirar a otras empresas en Portugal, sino también en todo el mundo. Acontece con mucho trabajo, muy sudor, un poco de inspiración, pero es posible alcanzar los objetivos, aun cuando parecen inimaginables al principio.

Tienen diversificado su área de negocio con todo esto de lo que ya hemos hablado. ¿Tiene temor de que el mercado de la moda de lujo se agote? ¿Es posible?
No no creo. La moda es un fenómeno cultural, como el cine, la música o la arquitectura. En cualquier civilización, la moda siempre fue una forma de que el ser humano navegar entre dos deseos universales – el de pertenecer y el de individualizarse. Y eso es inherente a la naturaleza humana, por lo tanto, nosotros podemos pertenecer a una comunidad, tenemos que ser aceptados primero en nuestra familia, después en nuestra escuela, después una tribu – sea la de los surfistas, la de los góticos, no sé -, pero en ese grupo queremos ser aceptados como individuos, como nosotros mismos. Y la moda navega esas dos tensiones humanas que a veces están en conflicto, esos dos deseos universales.

Creo que va a ser siempre una expresión cultural y que el mercado va a cambiar, con certeza, existe una expectativa del consumidor de que las empresas tienen que ser mucho más sostenibles, tienen que producir menos y ajustar mejor la oferta y la demanda, para que haya menos el desperdicio, tiene que producir cosas de mayor calidad para durar más, tienen que reciclar las cosas que producen y tenemos nosotros mismos de crear una economía circular y eso va a impactar el sector, porque el sector no está hecho para eso, pero creo que eso es positivo. En cuanto a la moda como cultura se vuelve menos importante, veo lo contrario. Vemos países como China donde hay una explosión de interés por la moda precisamente porque es un país extremadamente colectivista, con una identidad muy fuerte, en la que la gente quiere ser individual … Por lo tanto, pienso que es parte de la naturaleza humana.

Ahora que Farfetch es una empresa cotizada, cuál es la peor cosa que podría suceder?
No pienso en esas cosas. Creo que hay cosas peligrosas y que hay riesgos. Riesgos todos tenemos que correr, porque quien no arriesga no lo hace. En un cierto tiempo, en otras fallamos. Peligros? No hay peligros. No estamos salvando vidas ni poniendo nuestras vidas en riesgo, por lo tanto, tengo una actitud muy tranquila y también en relación a mi equipo. Tenemos un equipo fuerte, una cultura de valores muy, muy fuerte. Y el ser humano tiene una gran capacidad de adaptación. Si tenemos un buen equipo con una buena cultura y unos buenos valores, lo que venga ahí, de una forma u otra, con más o menos obstáculos, vamos a sobrepasar.

* El Observador viajó a Londres por invitación de Farfetch.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *