Para prevenir el suicidio, debe estar disponible









LA suicidio Es un tema que siempre ha perseguido a la humanidad. Es el final trágico de una historia de vida, una opción que muchas personas terminan viendo como la única forma de solucionar un problema grave o acabar con un dolor extremo.

Según un estudio de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), en el interior de São Paulo, El 17% de los brasileños ha pensado en quitarse la vida en algún momento de la vida. Significa que, en una empresa de 200 empleados, entre 30 y 40 han pensado o intentado suicidarse.

Pocas personas son conscientes de esta realidad, ya que el tema está rodeado de tabúes. Al ver estos datos, es muy importante entender que hay prevención. Y la prevención, como en el caso de otros problemas de salud física o mental, sólo puede existir con información.

Al comienzo del texto dije que el suicidio es un final trágico para una historia de vida, porque nadie se despierta de un día para otro y trata de morir.

Esta intención se construye con el tiempo, con la acumulación de situaciones internas y externas con las que a la persona le resulta difícil enfrentarse por sí sola y no encuentra la ayuda necesaria.

+ Lea también: Por qué no podemos descuidar el tratamiento de la depresión





saber escuchar

Dentro de esta lógica de sentimientos y pensamientos acumulados que son dañinos, la mejor manera de prevenir el suicidio es estar disponible para escuchar – pero con “oídos para oír”, es decir, sin juzgar, criticar, menospreciar ni burlarse.

Es fundamental entablar una conversación poniéndote en el estado emocional en el que vive la persona, creando una especie de melodía emocional – sin buscar tanto entender las motivaciones o pedir detalles y racionalizar la conversación.

Cuando logramos este modelo, el individuo siente su presencia, su toque humano. Este sentimiento acogedor que acaricia es capaz de arrancar el dolor, la desesperación, la tristeza del interior del pecho.

¿Sabes cuando alguien nota que te has cortado el pelo o te has cambiado las gafas? Da la sensación de ser importante y notado, ¿no es así? Porque cuando una persona se nota emocionalmente, es mucho más significativa.

Hay situaciones en las que el apoyo médico o psicológico es determinante, pero esta conversación, que cualquiera puede iniciar, tiene un enorme poder para calmar las crisis y evitar que progrese el estado autodestructivo.

Continúa después de la publicidad

+ Lea también: La salud mental necesita entrar de verdad en la gestión de las empresas

Estar disponible

Hablo de este modelo con el conocimiento acumulado del CVV – Centro de Valorização da Vida. Por más de 60 años ofreciendo apoyo emocional y prevención del suicidio gratis y exclusivamente por voluntarios en todo Brasil. Entendemos la importancia de la disponibilidad: hay más de 3 millones de llamadas al año.

Para ilustrar lo que significa estar disponible, al comienzo de la pandemia de Covid-19, solo el 7% de nuestros servicios se realizaban de forma remota. Los demás fueron realizados por voluntarios en las estaciones de servicio de la entidad. En poco tiempo, saltamos al 77 %, en un esfuerzo monumental por acercar la tecnología a la mayor cantidad de voluntarios posible y, por lo tanto, garantizar que quienes acudieron a nosotros fueran debidamente asistidos.

Cualquiera que quiera convertirse en voluntario de CVV realiza una formación para conocer las tecnicas que permitan promover que conversación acogedora.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
telegrama

Hay personas que se quedan un tiempo y luego se van de la entidad, pero llevan consigo el propósito de disponibilidad, con una percepción desarrollada de cuando una persona necesita atención.

No entendemos que “perdimos” voluntarios, sino que hicimos personas capaces de cuidar a los demás y reducir el sentimiento de soledad y sufrimiento.

Aprendimos que ofrecer esta capacitación a profesionales de la salud, policías y bomberos es una forma de lograr que más personas escuchen con comprensión, respeto y aceptación.

Un profesor que nota a su alumno más triste, un compañero de trabajo que nota falta de atención o un familiar que ve al otro más retraído y distante… Todos podemos hacer la diferencia.

Y fijarse emocionalmente en la persona, propiciando una conversación acogedora, es entregarse de verdad, sin esperar nada a cambio. Porque dar buscando recompensa no es dar: es intercambio. Y valorar la vida debería ser, en sí mismo, un propósito para todos nosotros.

*Lorival Blanco es presidenta del Centro para Valorar la Vida (CVV)

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *