Para perder peso, comience con los m√ļsculos.





En una tentativa de perder peso, muchas personas anhelan una rutina perfecta, por as√≠ decirlo. La persona dice que entrenar√° todos los d√≠as, preparar√° todas las comidas en casa (con verduras, frutas y verduras), eliminar√° los alimentos fritos … Pero estas audaces promesas (por no decir irreales) generalmente mueren en la playa, como mencion√© en el libro O Fin de las dietas. Nuestros patrones de conductas de engorde se establecen sobre la base del placer: eliminarlos de la noche a la ma√Īana no suele funcionar. ¬ŅC√≥mo, entonces, puede comenzar el proyecto ¬ęEu slimmer¬Ľ? Tenemos un aliado importante en esta batalla: nuestros m√ļsculos.





Un estudio reciente indica que los m√ļsculos producen sustancias conocidas como miocinas. Estas mol√©culas pueden alcanzar el torrente sangu√≠neo y viajar al sistema nervioso central, donde ayudan a controlar el hambre.

Cada vez que realiza actividad física diaria o entrenamiento regular, la contracción muscular induce la liberación de dosis adicionales de miocinas. Por otro lado, cuando prácticamente nos quedamos quietos, escribiendo algo en la computadora o leyendo un libro, la concentración de miocinas es muy baja. En otras palabras: al promover movimientos que recluten más grupos musculares, tendremos una mayor producción de miocinas. En consecuencia, ayudarán a controlar la ingesta de alimentos.

Esto es importante porque, al disminuir el deseo de comer, se hace más fácil adoptar una dieta menos calórica.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Entonces, ¬Ņc√≥mo poner estas actividades que promueven una mayor contracci√≥n muscular sin cambios importantes en la rutina? Propongo usar nuestras necesidades diarias b√°sicas para esto. Por ejemplo: necesitamos un vaso de agua por hora. Deber√≠amos ir al ba√Īo regularmente. Tambi√©n es bueno comer alimentos a intervalos regulares durante todo el d√≠a. Y necesitamos comunicarnos con los dem√°s, ya sea por trabajo, o para hablar con familiares y amigos.

Bueno, estas tareas pueden ocurrir promoviendo contracciones musculares m√°s grandes e intensas. Echale un vistazo:





  1. Para consumir un vaso de agua por hora, coloque una advertencia en su teléfono celular. Cuando suene la alarma, levántese, vaya a la cocina, beba agua y regrese.
  2. No haga viajes al ba√Īo. ¬ŅTe apetece? Lev√°ntate y haz lo que nadie m√°s puede hacer por ti. De hecho, beber mucha agua ayuda a aumentar estos desplazamientos.
  3. Recoge un poco de fruta o prepara un bocadillo en la cocina.
  4. Cuando suena el teléfono (o cuando llamas a alguien), levántate y habla mientras caminas.

Puede parecer que estas actitudes har√°n poca diferencia. Pero, en base a lo que suger√≠ anteriormente, cont√© el n√ļmero de viajes en un d√≠a ficticio:

  • 1 vaso de agua por hora durante 10 horas: diez viajes
  • Ir al ba√Īo: tres viajes
  • Contestar el tel√©fono o llamar a alguien: cuatro viajes.

Sumamos 17 momentos de movimiento en el d√≠a. Esta actividad es suficiente para elevar las miocinas producidas por los m√ļsculos y generar ese efecto modulador del hambre. Cr√©ame: esto cooperar√°, de manera significativa, en el control de la ingesta cal√≥rica e incluso en el aumento de los gastos de movimiento.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Comience su proyecto de p√©rdida de peso por m√ļsculo! √Čl es tu aliado, no solo para gastar energ√≠a, sino tambi√©n para controlar la ingesta de alimentos.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *