Oumuamua: un 'chargo' interespacial, una nave extraterrestre o un negocio millonario? Hemos preguntado a los astrónomos









Un estudio especula que el Oumuamua puede ser una nave extraterrestre avanzada. El autor del estudio tiene negocios que entran en conflicto con el trabajo. Pedimos a los astrónomos para descodificar el artículo.

Hace un a√Īo, el Sistema Solar fue visitado por un objeto con formato de cigarro que lleg√≥ a estar a 30 millones de kil√≥metros de la Tierra y luego sigui√≥ viaje, para nunca m√°s ser visto. Oumuamua, que significa "un mensajero pionero venido de lejos", se convertir√≠a en el primer objeto venido del espacio interestelar alguna vez detectado por nuestras bandas y ten√≠a una caracter√≠stica que nunca hab√≠amos visto: andaba r√°pidamente de m√°s. Ahora, un estudio del Centro de Astrof√≠sica de Harvard Smithsonian dice que puede estar siendo empujado por la luz que viene del Sol. O entonces que es una nave espacial de origen alien√≠gena. Pedimos la opini√≥n a dos astr√≥nomos sobre estas conclusiones. Un descubrimiento que la credibilidad del art√≠culo est√° en jaque porque el autor tiene conflicto de intereses. Otro subraya que la idea "causa extra√Īeza", pero es "posible" aunque "improbable".

Que puede ser una nave espacial extraterrestre

La primera hipótesis se basa en un fenómeno llamado presión de la radiación solar, explica Miguel Gonçalves, astrónomo y coordinador nacional de la Sociedad Planetaria, al Observador: "Los fotones son las partículas que constituyen la energía electromagnética, incluyendo la luz. Cuando estos fotones empacan en una superficie hay una transferencia de cantidad de movimiento entre el fotón y esa superficie. Esta transferencia da dinámica al objeto y le permite acelerar. Es una aceleración gradual, pero que va aumentando con el tiempo, porque es una fuente inagotable.

La primera hipótesis se basa en un fenómeno llamado presión de la radiación suela: "Cuando los fotones embaten en una superficie hay una transferencia de cantidad de movimiento entre el fotón y esa superficie, esa transferencia da dinámica al objeto y le permite acelerar".





Miguel Gonçalves, astrónomo y coordinador nacional de la Sociedad Planetaria

"Este es un fen√≥meno que ya observamos en otros cuerpos celestes como en asteroides, record√≥ al Observador el astr√≥nomo Nuno Peixinho, del Instituto de Astrof√≠sica y Ciencia del Espacio:" La presi√≥n de la radiaci√≥n solar acelera la rotaci√≥n de objetos y eso ya se ha demostrado en asteroides. Es una cosa muy lenta, pero que fue demostrado por un panel de cient√≠ficos que le llam√≥ efecto YORP", Dijo. Cuando este efecto act√ļa, el calentamiento provocado por la incidencia de la luz solar en la superficie de los asteroides puede motivar el movimiento a medida que el calor es liberado. Y eso ya fue visto en algunos (pocos) asteroides de la cintura que orbita el Sol entre Marte y J√ļpiter.

Esta idea es posible y es plausible porque el Oumuamua tiene una velocidad muy alta y una √≥rbita demasiado inclinada: la mayor parte de la comunidad cient√≠fica acepta que "ning√ļn objeto dentro del Sistema Solar pod√≠a acercarse al Sol a la velocidad y con la √≥rbita" que registramos para ese "puro" espacial cuando √©l pas√≥ cerca de nosotros, el 19 de octubre de 2017 , explica Miguel Gon√ßalves.

El m√°s esperado es que este objeto tuviera una cola como los cometas – alg√ļn chorro que funcionara para el Oumuamua como el nitro para un coche – pero no encontramos nada que justificara la extra√Īa aceleraci√≥n de √©l, subraya Nuno Peixinho: "Cuando empiezan a evaporarse, a a medida que se acercan al Sol, los cometas pueden acelerar o desacelerar porque los gases salen como chorros. pero no hemos observado ning√ļn fen√≥meno de este tipo en el Oumuamua". La presi√≥n por radiaci√≥n solar es una respuesta plausible para este cuerpo interestelar y que los autores del estudio sostienen con matem√°ticas complejas esparcidas a lo largo de tres de las cinco p√°ginas del informe.

En las √ļltimas dos p√°ginas, sin embargo, plantean la segunda hip√≥tesis, que es mucho m√°s ex√≥tica. Seg√ļn los autores del estudio, Oumuamua puede ser "un carguero flotando por el espacio interestelar como restos de un equipo tecnol√≥gico avanzado". O bien "una nave espacial completamente operativa enviada intencionalmente a las vecinas de la Tierra por una civilizaci√≥n alien√≠gena". Esta tecnolog√≠a avanzada ser√≠a en todo igual a la velas solares, un tipo de propulsi√≥n que utiliza presi√≥n de radiaci√≥n para generar aceleraci√≥n. Y es en esa especulaci√≥n que est√° la mayor parte de los problemas de este estudio.

Oumuamua puede ser "un carguero flotando por el espacio interestelar como restos de un equipo tecnológico avanzado". O bien "una nave espacial completamente operativa enviada intencionalmente a las vecinas de la Tierra por una civilización alienígena".

Hay conflicto de intereses entre el autor principal y la conclusión a la que llega

Las velas solares funcionan de forma similar a las velas de los barcos: cuando los fotones que componen la luz solar alcanzan los espejos de esas velas solares consiguen empujarlas, tal como la presión de la radiación solar empuja algunos cuerpos celestes en la Cintura de Asteroides. Esta es una tecnología que ya está siendo desarrollada en la Tierra y que la Sociedad Planetaria pretende probar en el espacio en el próximo lanzamiento de un Falcon Heavy de SpaceX. En el caso del Oumuamua, en la teoría del estudio salido de Cambridge, el objeto estaría cubierto por "una capa de polvo interestelar que está compuesto por materiales ricos en orgánicos" que funcionaba como una vela solar, se lee en el estudio.

El gran problema es que Abraham Loeb, el autor principal del estudio, es parte de la direcci√≥n de las Iniciativas Breakthrough, un proyecto de 100 millones de d√≥lares que tiene por objetivo buscar evidencias de inteligencia extraterrestre, especialmente a trav√©s de tecnolog√≠as como las velas solares. Esto es "un poco desagradable" y "demasiado pol√©mico", considera el coordinador nacional de la Sociedad Planetaria: "Creo que estamos ante un conflicto de intereses. Este trabajo fue parcialmente financiado por la Iniciativa Beakthrough, que apoya una expedici√≥n cient√≠fica con sondas peque√Īitas que utilizan velas solares para llegar a la estrella m√°s cercana. El investigador principal forma parte de la direcci√≥n de este proyecto, y que, como director,".

Otro problema es que no fue revisado por otros cient√≠ficos, algo que es fundamental para dar m√°s solidez y fiabilidad a un estudio: el documento, titulado "¬ŅPuede la presi√≥n de la radiaci√≥n solar explicar la aceleraci√≥n peculiar del Oumuamua?", fue publicado en el repositorio arXiv, que no exige esa "revisi√≥n por los pares" . S√≥lo permite comentarios de la comunidad cient√≠fica. Y hasta eso fue pensado, cree el astr√≥nomo de la Sociedad Planetaria: "Hay aqu√≠ claramente una estrategia de colocaci√≥n de una especulaci√≥n propuesta de un informe que no fue sujeto al proceso cient√≠fico normal para crear ruido".

Abraham Loeb forma parte de la dirección de las Iniciativas Breakthrough, un proyecto de 100 millones de dólares que tiene por objetivo buscar evidencias de inteligencia extraterrestre, especialmente a través de tecnologías como las velas solares Рigual a la que él especula existir en el Oumuamua.

A unirse a todo esto, una mirada más atenta a la bibliografía que apoya el estudio plantea otro problema: algunas de las ideas rebuscadas para este informe fueron retiradas de otros estudios del mismo autor principal o de blogs en el que participa. Al citar otros científicos para soportar las ideas que defiende en el estudio, Abraham Loeb se cita a sí mismo. "Hasta el punto de vista del marketing científico ha sido bien hecho. El estudio comienza con gráficos y ecuaciones y al final lanza una bomba. Pero no tiene argumentos que sostienen la posibilidad de la vida alienígena ", apunta Miguel Gonçalves.

Los propios autores del estudio admiten que la posibilidad de la nave espacial carece de ayuda – una ayuda que va a ser dif√≠cil de conseguir porque Oumuamua nunca m√°s va a pasar por nosotros de nuevo: "Como es tarde para observar el Oumuamua con los telescopios actuales o perseguirlo con cohetes qu√≠micos, su origen probable y propiedades mec√°nicas s√≥lo pueden ser descifradas buscando otros objetos parecidos en el futuro ", puede leerse en las √ļltimas frases del informe. El astr√≥nomo Nuno Peixinho record√≥ que, en ciencia, "Una buena teor√≠a es aquella que contiene en ella la posibilidad de ser falsificada".

Sólo si observamos otros cuerpos parecidos

Esta teor√≠a de la visita de extraterrestres no ofrece esa posibilidad-al menos no tan temprano: "Yo tambi√©n podr√≠a decir que, al final, no vivo en sociedad. Al final soy la √ļnica persona en todo el universo y todo lo que veo es una ilusi√≥n m√≠a y muy bien construida. No tengo forma de arrebatar completamente esta hip√≥tesis, as√≠ que s√© que esta es una posibilidad sobre la mesa. Tambi√©n s√© que no es la m√°s plausible, pero ¬Ņc√≥mo puedo demostrar lo contrario? No puedo y las matem√°ticas golpean bien, aunque ella no atestigua la total veracidad de la teor√≠a ", explica Nuno Peixinho.

"No tengo forma de arrebatar completamente esta hip√≥tesis [da nave espacial extraterrestre], as√≠ que s√© que esta es una posibilidad sobre la mesa. Tambi√©n s√© que no es la m√°s plausible, pero ¬Ņc√≥mo puedo demostrar lo contrario? No puedo y las matem√°ticas golpean bien, aunque no atestigua la total veracidad de la teor√≠a ".

Nuno Peixinho, astrónomo del Instituto de Astrofísica y Ciencia del Espacio

Nos queda esperar. As√≠ como los sism√≥logos contin√ļan diciendo que no fue el n√ļmero de sismos que ha aumentado en el planeta, sino nuestra capacidad de encontrarlos, tambi√©n se espera que nuestros telescopios evolucionan cada vez m√°s para que cuerpos como el Oumuamua sean encontrados con regularidad"De acuerdo con lo que sabemos hoy sobre la din√°mica de los sistemas planetarios, no es extra√Īo que pueda haber intercambio de objetos entre ellos. Sabemos que hay estrellas que pueden coger planetas que vengan de otras estrellas, por lo que no es totalmente extra√Īo que vengan aqu√≠ a parar cosas de otros lados. S√≥lo tenemos telescopios de gran capacidad y una red con gran precisi√≥n hace relativamente poco tiempo. Somos una especie muy rudimentaria en ese sentido. No quedar√≠a admirado que dentro de unos a√Īos asistimos a la detecci√≥n de otros cuerpos ", considera Miguel Gon√ßalves.

√Čl puede decirnos algo sobre nuestro propio Sistema Solar

Por ahora sabemos que no hay manera de negar la posibilidad de que Oumuamua sea una nave espacial extraterrestre, pero tampoco hay posibilidad de decir que lo es con certeza absoluta. Es una teoría muy remota, eso con certeza.

Cierto es que es importante desentra√Īar m√°s misterios de Oumuamua y encontrar m√°s objetos como √©l. Es que puede ser en ellos que se esconde el secreto para percibir la evoluci√≥n de nuestro Sistema Solar, advierte Miguel Gon√ßalves: "En este momento, el √ļnico sistema planetario que conocemos -y a√ļn as√≠ con gran grado de incertidumbre- es s√≥lo el nuestro. Ya conocemos m√°s de tres mil exoplanetas, todav√≠a sabemos poco sobre la construcci√≥n de sistemas planetarios, como se crean, c√≥mo evolucionan. Por ejemplo, sabemos que las √≥rbitas de nuestros planetas no siempre han sido as√≠. J√ļpiter ya camin√≥ por estas bandas y fue tirado a Saturno. Por eso, la informaci√≥n de otros sistemas con otros funcionamientos, los cuerpos celestes y las constituciones qu√≠micas son piezas de un rompecabezas".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *