Orçamentómetro. Lo que los partidos quieren, lo que el Gobierno ha dicho y lo que puede suceder





Viene allí el último presupuesto de la "geringonza", pero no por ello traerá menos exigencias de los socios. Las cuentas de Centeno tampoco son más fáciles. ¿Qué piden los partidos y qué quiere el Gobierno?





Las reuniones para el último presupuesto de la "gestión" comenzaron aún antes del verano, pero ahora, rentréeque se intensifican en el Parlamento y el Ministerio de Finanzas. Entre Gobierno y sindicatos y entre Gobierno y partidos. Por la mañana. El ballet de la estación se repite por cuarta vez, hay todo un camino ya oleado por esta experiencia, pero también el acumulado de frustraciones de los otros años y, esta vez, un extra de peso: elecciones en el año en que el Presupuesto que está se negociará va a vigilar. El caldo político está hecho para una intensa negociación, donde los socios parlamentarios exigen a Mário Centeno que oiga menos Bruselas y más los llamamientos internos para invertir en los servicios públicos. También vuelven a la carga en las pensiones y los impuestos. Y aún en los funcionarios públicos.

El Observador habló con actores en este proceso negociador, oyó las declaraciones de los últimos meses y con esos datos hace un primer balance: cuáles son los principales puntos que están sobre la mesa en la negociación del Presupuesto del Estado para el próximo año y cuál es la expectativa que existe – de los dos lados – frente a lo que puede ser incluido en la propuesta final (la probabilidad de que figure en el Presupuesto, en el gráfico del Observador, va del verde oscuro, muy probablemente, al rojo, improbable). El Presidente de la República ya ha venido a decir que "será aprobada sin problema", pero no sin las tensiones habituales. Aquí quedan los puntos alrededor de los cuales la "geringonza" intentará engrenar por última vez, antes de partir hacia la carretera electoral.

  • ¿Quién pide? La izquierda y los sindicatos de la Administración Pública. Es una reivindicación antigua de los socios parlamentarios del Gobierno que apuntan a una congelación que dura desde hace 9 años y hasta cortes, en algunos casos, en el período de la troika. El PCP insiste en el asunto incluso fuera del calendario de negociación del Presupuesto. El secretario general comunista, Jerónimo de Sousa, asumió que la cuestión no tiene que estar en la negociación de los partidos con el Gobierno, sino en la lucha de los sindicatos, que han defendido aumentos entre los partidos, 3 y el 4% el próximo año. Aunque también ha dicho que en el presupuesto hay que consignar la cantidad que permitiría concretar ese aumento. Para Catalina Martins, del BE, el aumento salarial "no es materia de opinión, es un hecho". Y el Bloque de Izquierda coloca el asunto directamente sobre la mesa de las reuniones con el Gobierno sobre el OE para 2019, a principios de esta semana el Diario de Negocios avanzó aunque el partido propuso aumentos escalonados en las reuniones con el Ejecutivo. El Observador confirmó que el BE admite una "solución de compromiso", es decir: ceden las dos partes. Pero el diseño de la propuesta aún no está cerrado.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? "Ha habido oscilaciones en el discurso del Ejecutivo a lo largo del último año, aunque la tesis más reciente expuesta por el propio primer ministro deje el asunto más cercano a la exclusión del OE para 2019." Si me preguntan qué es más importante, aumentar el número de funcionarios o el vencimiento de los funcionarios, respondo que el aumento del número de empleados ", respondió António Costa en una entrevista con el diario de noticias en mayo pasado. Y este miércoles, incluso a la puerta de la negociación con los sindicatos de la Administración Pública, el Ministerio de Finanzas divulgó datos sobre lo que ya está previsto de gasto en lo que se refiere al rendimiento global de los funcionarios públicos. Para el año, el Gobierno prevé un aumento de 758 millones de euros en los gastos de personal en la administración pública en 2019, más el 3,7% de lo ocurrido este año. Es la respuesta de Mário Centeno a todas las reivindicaciones, pero en este gasto se destaca sobre todo la parte de la descongelación que se quedó para hacer el próximo año. La medida quedó inscrita en el Presupuesto de este año, pero con el aumento salarial correspondiente a las progresiones a llegar de forma gradual: 25% en enero de 2018, 25% en septiembre, otro tanto en mayo del próximo año y la última parte en diciembre.
  • Probabilidad de aparecer en el presupuesto? Hasta ahora ningún gobernante con responsabilidad en esta materia ha venido a decir con carácter que no hay dinero para esta medida concreta, aunque la aguja se ha vuelto siempre a la prioridad en reforzar los medios en la función pública y no los salarios, por lo menos este año. Una cosa está, sin embargo, asentada: para todo, no hay dinero. Por otra parte, cuando éste fue el asunto, Centeno lo evitó, tirando -como lo hizo este miércoles- con el gasto que ya hizo y que prevé hacer el próximo año y que ya significa, por otras vías, una ganancia real en los salarios de los funcionarios públicos. Hay otro contra, más político: la percepción que podría crear una medida de estas en vísperas de elecciones, copiando lo que fue hecho por otro Gobierno socialista, en 2009, encabezado por José Sócrates.
  • ¿Quién pide? Los sindicatos y los socios de la izquierda. Por otra parte, el argumento es que el recuento total del tiempo (9 años, 4 meses, 2 días) a efectos de descongelación de las progresiones en la carrera de los profesores deriva naturalmente de una norma que está en el Presupuesto del Estado en vigor. Pero no es ese el entendimiento del Gobierno. Los intentos para llegar a un acuerdo duraron meses y los partidos entendieron que debía ser concluido en el marco de la negociación sindical, para que luego la partida correspondiente pudiera ser inscrita en el Presupuesto del Estado. Pero como se percibió al final de la tarde de este viernes, las partes están más lejos que cerca. Por una huelga marcada entre el 1 y el 4 de octubre, tras una ronda negociadora que terminó con Mário Nogueira, líder de Fenprof, diciendo esto: "Esta reunión fue un auténtico desierto sin respuestas. Ahora, es la lucha. En este momento no hay negociación. Over ".
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? "El presupuesto es para todos los portugueses". A finales de julio, en una entrevista con el público, el ministro de Finanzas fue particularmente duro en la respuesta a esta reivindicación específica al decir que "no es posible cuestionar la sostenibilidad de algo que afecta a todos, sólo a causa de un asunto específico". El argumento del ministro ha sido la falta de presupuesto para comportar una medida que estima que costará más de 600 millones de euros. Es decir, lo que los profesores quieren -la recuperación total del tiempo de servicio congelado- requeriría un gasto adicional en el orden de los 630 millones de euros. El viernes, frente a la ruptura en las negociaciones, el primer ministro y el ministro de educación acusaron directamente a los sindicatos por la inflexibilidad. "Tengo pena. Como se suele decir, siempre es preferible un mal acuerdo que un desacuerdo. "Tengo pena que no haya habido acuerdo", dijo António Costa. Tiago Brandão Rodrigues dejó la garantía de que, a pesar de todo, el ejecutivo va a avanzar con el decreto de ley que prevé la bonificación de dos años, 9 meses y 18 días a los profesores a partir del 1 de enero de 2019, en una propuesta que los costes se estiman en 658 millones de euros.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? La totalidad del tiempo de carrera de los profesores, que es lo que se ha exigido, no será aceptada por el Gobierno. Las dudas, si las hubiera, quedaron aclaradas este viernes. Pero Mário Centeno también lo había dejado claro – aún más presionado, como está, por los varios avisos que ha recibido, como el que llegó de la Comisión Europea o lo que vino de la Unidad Técnica de Apoyo al Presupuesto.
  • ¿Quién pide? Ha sido una petición recurrente a la izquierda y, en esta negociación, el Bloque de Izquierda la sitúa entre las medidas prioritarias en el capítulo de la valorización del trabajo en la función pública, pero con impacto también en los pensionistas – los beneficiarios descontar el 3,5% de la remuneración o pensión para este subsistema de Salud.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? No es la primera vez que el tema está sobre la mesa y hace un año el propio Gobierno estudió el impacto de una reducción de este descuento que pasaría al 3,25%, pero acabó por no incluir la medida en el Presupuesto del Estado para este año .
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? En el Bloque de Izquierda se garantiza que el Gobierno está ahora dando apertura a que se reduzca esta contribución, pero aún no se arriesga valores.
  • ¿Quién pide? No hay partido con asiento parlamentario que haya prescindido de esta reivindicación en el último año, siempre que Mário Centeno apareció en la Asamblea de la República. Los socios del Gobierno plantean esta misma prioridad en las negociaciones que se están llevando a cabo para un entendimiento en el próximo presupuesto del Estado. Salud y transporte están en la parte superior de la lista, pero PCP y Bloque de Izquierda también quieren mayor capacidad presupuestaria para responder en áreas como la educación, la ciencia o la cultura. "Invertir. Es éste el tiempo. "Si no fuera ahora, ¿cuándo?", Cuestionó esta semana la líder bloquista Catarina Martins. En el bloque, el argumento es que si hay holgura presupuestaria, es para usar en los servicios públicos en vez de impresionar a Bruselas: "Fue una elección política del Gobierno y del PS, que colocó la exhibición en Bruselas por encima del desarrollo de los servicios públicos", acusó que se celebrará el jueves en el Parlamento, Mariana Mortágua. En el PCP, la línea de raciocinio va en el mismo sentido, aún en julio, João Oliveira decía al Público que es "prioritario" saber si las opciones del Gobierno son "resolver los problemas del país o satisfacer a Bruselas en relación a las metas del Presupuesto". Los partidos de la "gergeronza" fueron, además, a Belém decir esto al Presidente de la República en las audiencias sobre el Presupuesto que se desarrollaron durante el verano. Las medidas propuestas pasan por más contrataciones, especialmente en el sector de la Salud, pero también por la inversión en infraestructuras y material, como es el caso del ferrocarril.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? "Hemos reforzado y mucho la inversión. En el sector de la salud, por ejemplo ", dijo Mário Centeno en la entrevista más reciente que concedió, avanzando incluso un número:"Es factual que el gasto presupuestado en Salud en 2018 es de 700 millones de euros superior a la de 2015. Y corre el riesgo de que, como en 2016 y 2017, el gasto realizado sea superior a la presupuestada. Es mucho dinero, es un crecimiento entre el 8% a 9% del presupuesto de la salud en tres años. El ministro, en esa misma entrevista, advierte que "el peor error que un ministro de Finanzas puede cometer es comprometer el mismo euro dos veces", como quien dice que la inversión hecha tiene que ser bien ponderada, teniendo en cuenta que el objetivo de " cumplir el déficit, que los servicios públicos funcionen y que haya fondos a lo largo de todo el año. Pero también hay la frase de António Costa, aquella en que admite ser más importante aumentar el número de funcionarios públicos que los salarios en la Administración Pública y el anuncio, en el debate del Estado de la Nación, del "reclutamiento para los cuadros del Estado de mil jóvenes con formación superior para reforzar los centros de competencias y las áreas estratégicas de concepción y planificación de políticas públicas y de digitalización de la administración.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? La presión creada en los últimos meses va a obligar a Mário Centeno a abrir los cordones a la bolsa en este capítulo. Y un área en la que ya es cierto el aumento-asumido por António Costa en el último debate del Estado de la Nación- es la de la Cultura, donde el primer ministro ya prometió que "en 2019 tendrá el mayor presupuesto de siempre, reforzando el apoyo a la creación y la recuperación del patrimonio ". Pero no quedará por aquí, con Costa a admitir, aún recientemente en la toma de posesión de nuevos guardias, que el "esfuerzo que se ha hecho [e estava a falar para quem o ouvia no no Estabelecimento Prisional da Carregueira] no es suficiente y tiene que ser perseguido, como tiene que ser proseguida la inversión en la salud, educación y en otras en las áreas de la acción del Estado ".
  • ¿Quién pide? Municipios en todo el país (a partir de pertenecer a la zona metropolitana de Lisboa y Oporto) llegaron esta semana pidiendo cambios significativos en el modelo de los billetes. Por otra parte, el presidente del Consejo de Lisboa y la AML, Fernando Medina, llegó incluso dan por sentado que esta reducción de precio (en Lisboa existiría sólo dos pases: 30 euros para la ciudad y 40 para los de municipios MLA) estaría cubierta en el Presupuesto del Estado. El Área Metropolitana de Porto también está trabajando en el mismo escenario y otros municipios del país aprovecharon la deja para exigir no quedarse excluidos de esta baja de precios. Por otro lado, a la izquierda (PCP y BE) alabaron la medida, pero pidiendo que ella traía también inversión en las infraestructuras de transporte y en el material rodante.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? El anuncio de Fernando Medina vino a poner al ministro de Medio Ambiente (que tutela el transporte urbano) en el campo para "aclarar" que la idea de extender la propuesta a todo país "nació desde el primer día", después de que varios municipios lo solicitar. Y también agregó los cargos que la medida traerá a los presupuestos del Estado: 65 millones para responder a la reducción en Lisboa, de 15 a 20 millones en Oporto, y de cinco a 10 millones para el resto de país.Quanto expensas de la financiación para la compensación a pagar a las empresas de transporte en los desplazamientos intramunicipales, Matos Fernandes lo empuja hacia las Cámaras.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? Es un punto que se asienta en el próximo Presupuesto, a juzgar por las explicaciones del propio ministro, pero el impacto en los usuarios podrá llegar a ser sentido de forma gradual, teniendo en cuenta lo que Matos Fernandes explicó: los pases de valor reducido deben llegar primero a los municipios que no las zonas de Lisboa y Oporto (y durante los dos primeros trimestres) y luego en la segunda mitad del año llegará a los dos grandes centros urbanos.
  • ¿Quién pide? Es un tema que tanto el PCP como el Bloque de Izquierda han traído al debate presupuestario. En este presupuesto, el BE coloca su bandera como una exigencia prioritaria y quiere eliminar hasta el final de la legislatura el factor de sostenibilidad (vincula el valor de las pensiones anticipadas a la longevidad), es decir, el fin del corte del 14,5% en la pensión para los trabajadores de 60 años de edad con al menos 40 años de descuentos.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? En las cuentas del Gobierno, la concreción de esta medida tendría un peso de 350 millones de euros en el Presupuesto del Estado y acabó por no ser incluida en las cuentas para este año. La penalización creada por el ministro Vieira da Silva en el primer Gobierno de Sócrates, ya fue eliminada para las carreras contributivas muy largas, pero los otros casos acabaron siendo dejados para una resolución posterior, ya que los costos estimados ascendían a los 357 millones de euros, luego en el primer año de la aplicación. El Gobierno la planificó para que se cumpliera en el último año de la legislatura.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? La medida aún no tiene un diseño cerrado, según ha constatado el Observador, aunque los partidos que la piden presionen con aquel que fue el compromiso inicial del propio Ejecutivo, de tenerla en vigor hasta 2019. En una entrevista al Expreso, el primer ministro, a entender que habrá algo sobre la mesa sobre este punto concreto de las carreras largas: "Es una materia que estamos negociando, trabajando para buscar encontrar [uma solução]. "A ver si conseguimos dar otro paso adelante", dijo después de referir lo que se ha hecho hasta aquí: la eliminación de penalización para quien tiene 48 años de trabajo y 60 años de edad; la posibilidad de jubilación a los 60 años para los que tengan 46 años de servicio y haya comenzado a cobrar a los 15 años de edad.
  • ¿Quién pide? El PCP quiere ampliar el número de escalas de IRS a 10 y con ello "aumentar la progresividad del impuesto y la justicia del IRS: quien más tiene, más paga y quien menos tiene, menos paga", explicó recientemente en una entrevista a la Lusa sobre las " propuestas del partido para el Presupuesto del Estado. Los comunistas también defienden una nueva revuelta en el mínimo de existencia (mínimo hasta el cual el contribuyente está exento de IRS), yendo más allá de lo que fue hecho el año pasado, al indexar este valor al Indexante de Apoyo Social en vez de ser fijo. Regresa también la propuesta para agravar la tasación de los rendimientos del capital, por encima de 100 mil euros.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? En el programa de Estabilidad presentado en abril, el Gobierno inscribió que espera perder ingresos con el IRS el año que viene en el orden de los 155 millones de euros, pero en el curso de la revisión de los escalones realizada en 2018. No preveía otra medida en esta materia. Por otra parte, la única novedad que existía iba más allá de esta legislatura, con el Gobierno a inscribir en el documento que envió a Bruselas una pérdida de ingresos significativos pero en 2021. En aquel momento, el Ejecutivo previó una pérdida de 200 millones de euros en ingresos del IRS pero no explicó con qué medida.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? Después de los cambios en los escalones del año pasado, es poco probable que Mário Centeno vuelva a moverse en el IRS y no hay indicaciones en ese sentido por parte del Ejecutivo.
  • ¿Quién pide? Bloque y PCP. Para los comunistas es incluso una prioridad en las negociaciones de este presupuesto reducir el IVA de la energía, que en 2011 subió del 6% al 23%. El Bloque de Izquierda también coloca esta reducción de impuesto a la cabeza de sus exigencias. Ambos piden el retorno al IVA mínimo, el 6%. "Queremos tener la perspectiva de electricidad IVA a ser un activo esencial, siendo la electricidad esencial en un país como Portugal, donde las estadísticas indican que uno de los factores de pobreza energética es el costo de la energía", dijo el líder parlamentario , Dijo a la AFP un portavoz de la Casa Blanca.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? El Gobierno ha mantenido el silencio sobre esta medida que ya está negociando en marcha y que incluso puede dejar atrás el descenso de la ISP (ver más abajo), ya que las dos juntas tendrían un coste presupuestario demasiado pesado, estimado en el orden de algunas cientos de millones de euros, como ha avanzado el Observador.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? Es dependiente de la negociación global del Presupuesto del Estado, pero todo indica que el Gobierno estará más inclinado a esta reducción-con un impacto más amplio- que a la baja del Impuesto sobre los Productos Petroleros.
  • ¿Quién pide? La izquierda (y la derecha también). El descenso del impuesto sobre los productos del petróleo (ISP) casi se aprobó en el Parlamento al final de la última sesión legislativa. Pero un cambio de votos a la izquierda, acabó por dejarla en el papel.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? La propuesta que estuvo casi a ser aprobada era del CDS y en las cuentas del Gobierno significaría una pérdida de ingresos que podría sobrepasar los 300 millones de euros. El Ejecutivo llegó incluso a advertir que, de acuerdo con la ley freno, la medida no podría entrar en vigor ya que afectaría el equilibrio presupuestario en el año en curso.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? El ministro de Finanzas reaccionó siempre de forma negativa a medida, aunque ella puso de acuerdo a todos los partidos en el Parlamento (excepto PS) – al menos para que pudiera aplicarse a partir de 2019, sin el riesgo de violar la ley de freno. No hay garantías de que el Gobierno cede en esta materia, aunque ahora pueda haber quórum suficiente para hacerla pasar en el Parlamento, en las votaciones del Presupuesto del Estado, incluso contra la voluntad del Ejecutivo y del PS.
  • ¿Quién pide? El Gobierno. Fue el propio primer ministro en anunciarla.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? António Costa dijo, en la rentrée Socialista: "Siguiente Presupuesto del Estado propondrá que todos los que quieren volver, jóvenes o no tan jóvenes, más o menos cualificado calificado, pero se apartó en los últimos años y quieren volver entre 2019 y 2020 Portugal, a permanecer durante tres cinco años, a pagar la mitad de la tasa del IRS que pagarían y pudiendo deducir íntegramente los costos de la reinstalación ". La propuesta no cautivó a los socios de la izquierda y António Costa vino a explicarla de nuevo.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? En cuanto al anuncio del propio primer ministro, la medida (negociada también con empresarios) es cierta en el presupuesto, aunque Costa ya ha prometido encontrar una solución final, tras todas las críticas.
  • ¿Quién pide? Los socios de la izquierda. Ambos se golpearon, en los dos últimos presupuestos del Estado, por la ganancia negociadora en las pensiones, con el aumento extraordinario de 10 euros que llegó, tanto en 2017 como este año, apenas en agosto. Pero ahora, ambos prometen presionar -tal como lo hicieron en los otros años- para que este aumento vigore luego a partir del primer día del año.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? En los últimos años esta siempre se ha colocado en el presupuesto como una medida de cesión a la izquierda que comienza con los socios a pedir un aumento más amplio y termina en una solución de compromiso. De cualquier forma, el crédito de esa negociación será siempre entregado por el Gobierno a la "geronación".
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? Difícilmente la negociación de este año incluirá otros siete meses, pero el Gobierno aún no ha dicho a los socios lo que pretende hacer esta vez. Sin embargo, cuando el Gobierno aprobó el aumento de este agosto de las pensiones más bajas, el ministro Vieira da Silva subrayó que, con ello, el Ejecutivo "concluye el proceso de corrección" en los valores de las reformas.
  • ¿Quién pide? El Bloque de Izquierda. La idea todavía está en la ecuación, pero ya se ha presentado al Gobierno, según ha constatado el Observador, y pasa por una prestación que acuda a los desempleados que ya no tienen acceso al subsidio de desempleo (por haber estado durante mucho tiempo en esa situación), pero que aún no tienen edad para acceder a la reforma. La medida se dirige a un universo no muy amplio y el partido aún no avanza con cálculos sobre su costo, pero ya la llevó a las reuniones que ha mantenido con el Gobierno.
  • ¿Qué ha dicho el Gobierno? Aún no se ha escuchado al Ejecutivo sobre esta medida.
  • ¿Cuál es la probabilidad de ser incluida en el presupuesto? Por el momento existe sólo la expectativa bloquista, todavía no hay ninguna realimentación por parte del Gobierno.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *