Operación Marqués. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez,









La defensa de Armando Vara dice que la elección del juez Carlos Alexandre en el proceso que involucra a José Sócrates fue "ilegal y manipulada" y quiere que sea alejado de la fase instructiva del proceso, fundamental para percibir si el caso sigue o no para juicio. Para ello, los abogados del ex ministro sostienen que una parte de los actos validados por Carlos Alejandro durante la investigación son nulos. Y que no puede ser él el juez a evaluar esa cuestión en fase instructiva.

En la solicitud de apertura de instrucción, a la que el Observador tuvo acceso, los abogados Tiago Rodrigo Bastos y Filipa Elias alegan que una "parte muy sustancial de los actos cometidos en la investigación se encuentran fulminados debido a la ocurrencia de nulidades insanables que determinan su anulación y en consecuencia, su extirpación del proceso ", por lo que deja de haber pruebas que permitan" la sustentación en la fase de juicio ".

Según la defensa, el procedimiento de distribución del proceso a 9 de septiembre de 2014 fue manipulado para que se quedara en manos de Carlos Alejandro, por lo que todos los actos practicados después de eso deben ser considerados nulos, vaciando así las pruebas reunidas en fase de investigación y matando la acusación. Los abogados dicen que, en virtud de la Ley de Organización del Sistema Judicial, y después de que el Tribunal Central de Instrucción Criminal pasara a tener dos jueces, el DCIAP envió el proceso para ser redistribuido y que la jueza presidenta determinó que se distribuyera de forma electrónica y, por lo tanto, al azar. Sin embargo, el proceso Marqués, así como el de los Vistos Gold -tanto mediáticos y la implicación de ex gobernantes- se mantuvieron con Carlos Alexandre, mientras que al otro juez se le asignaron otros cinco procesos.

La referida afectación fue hecha, como se puede leer en el documento, mediante una llamada asignación manual, no habiendo sido observada la distribución electrónica, en los términos legales ", dice.

La defensa alega además que, por otra parte, en fase de investigación el proceso es del Ministerio Público, su único titular, no estando distribuido o atribuido a un juez de instrucción. Este sólo se llama a intervenir "puntualmente", por lo que sucede que, cada vez que los investigadores piden la validación de algún acto, el juez de instrucción debe ser elegido al azar. "Cada vez que el MP pretende que se practique un acto jurisdiccional, habrá que distribuir el proceso, garantizando la aleatoriedad de la atribución del proceso, de forma a salvaguardar las garantías de imparcialidad del juez".

"En el proceso se ha violado uno de los más importantes principios constitucionales, y los inculpados privados de uno de los más elementales derechos que la ley y la Constitución le confieren, el derecho a tener decisiones jurisdiccionales dictadas por el juez legal, o sea, , el juez que le parezca a suerte como resultado de un proceso aleatorio ".

Los abogados piden además que Carlos Alexandre sea llamado a testificar sobre esto en la fase de instrucción ahora solicitada. Y, siendo llamado como testigo, no puede ser él a apreciar la acusación y decidir si hay materia para llevar a los 28 acusados ​​a juicio. Así, la única solución sería atribuir el proceso al juez Ivo Rosa.





En respuesta al Observador, el Consejo Superior de Magistratura recuerda que ni el proceso de la Operación Marqués, ni el de los Vistos Gold, fueron distribuidos en septiembre de 2014, tras la nueva ley de la reorganización judicial, pero en 2013. "El 1 de septiembre 2014, con la reorganización judicial, el Tribunal Central de Instrucción Criminal pasó de uno a dos puestos de juez. Hasta esa fecha el tribunal en cuestión tenía sólo un titular ", señala el CSM. En aquel momento fue colocado otro juez en aquel tribunal, pero, como estaba en comisión de servicio, fue sustituido por Juan Bártolo.

Más: el órgano que tutela la magistratura refiere que "la distribución de los procesos es distinta para cada fase del proceso". Y que, al contrario de lo que alega la defensa de Vara, "en Tribunales de Instrucción Criminal con más de un titular, el proceso remitido para actos jurisdiccionales es distribuido en la primera solicitud de intervención de juez y permanece desde entonces afecto al juez a quien fue distribuido. Existirá nueva distribución cuando y si el proceso se remite a la fase de instrucción criminal ". Es decir, los procesos que Carlos Alejandro tenía en manos, y sobre los cuales ya había practicado actos, se mantuvieron con él. Sólo los nuevos procesos fueron distribuidos por los dos jueces.

El CSM rechaza que haya habido una "distribución manual". "La asignación manual hecha por la Señora Escriva de Derecho el 9 de septiembre de 2014, no es distribución de procesos (que ya se habían distribuido) sino transición de aquellos procesos de la antigua estructura a la nueva estructura, como ocurrió en los demás tribunales". Y se hizo manualmente como sucedió en otros tribunales debido a problemas de funcionamiento de la plataforma Citius.

[Veja o vídeo do interrogatório a Armando Vara]

En la petición, la defensa alega además que se utilizaron pruebas prohibidas, refiriéndose a escuchas del proceso Face Oculta de conversaciones mantenidas entre Armando Vara y José Sócrates que fueron objeto de una orden de destrucción. "Se impone determinar la prohibición de utilización como medios de prueba", alega la defensa.

Armando Vara es acusado de un crimen de corrupción pasiva de José Sócrates y de uno de blanqueamiento a causa de un crédito concedido por la Caixa Geral de Depósitos para el emprendimiento de Vale do Lobo. Dice el Ministerio Público que ambos recibieron dos millones de euros a dividir por los dos que fueron depositados en cuentas en Suiza en nombre de Joaquim Barroca. Pero, en la versión de la defensa, no importa si el dinero anduvo a circular por varias cuentas porque para efectos criminales sólo se convierte en una ventaja cuando llega a las manos de los corrompidos. Y todas estas operaciones que la acusación ve como formas de blanqueamiento fueron hechas antes de que los inculpados recibieran efectivamente el dinero y de él provecho.

Vara sigue siendo acusado de dos delitos de fraude fiscal para los años 2005 y 2008. Sin embargo, recuerda la defensa, el millón de euros recibido en 2008 sólo podía ser declarado en 2009, por lo que uno de estos crímenes debe ser eliminado. Y de un crimen de blanqueamiento en una operación hecha a través de la empresa Citywide, una sociedad de Vara que acabó comprando el apartamento que su hija, también acusada en el proceso, acababa de vender. Sin embargo, dicen los abogados, este negocio fue hecho en 2009 y habrá prescrito en octubre de 2014. Luego, los inculpados no pueden ser responsabilizados por él.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *