ONG se√Īala abusos contra poblaci√≥n fronteriza en Venezuela





Casas invadidas sin orden judicial, familias enteras arrastradas al campo abierto donde fueron ejecutadas, fugas nocturnas por temor a ataques aéreos, torturas. Esta pesadilla ha sido parte de los habitantes del departamento (estado) de Apure, Venezuela, cercano a la frontera con Colombia, desde el pasado 21 de marzo. Las denuncias forman parte de un informe elaborado por la ONG Human Rights Watch y publicado el lunes (26).





Seg√ļn HRW, las acciones han sido realizadas por cuatro unidades de las fuerzas de seguridad venezolanas: el Ej√©rcito, las Fuerzas de Acci√≥n Especial (FAES), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el Comando Nacional Antiextorsi√≥n y Secuestro (CONAS). El avance contra la poblaci√≥n civil ya ha provocado la migraci√≥n de 5.800 personas hacia territorio colombiano y cientos de desplazamientos internos dentro de Venezuela.

El documento fue elaborado a partir de entrevistas con 68 personas que afirman haber sido abusadas. De estos, 38 se encuentran en territorio colombiano y el resto a√ļn se encuentran en Venezuela. Tambi√©n se utilizaron videos grabados por residentes de la regi√≥n fronteriza. Tambi√©n se escuch√≥ a abogados, peritos, l√≠deres comunitarios, autoridades colombianas y organismos de derechos humanos que trabajan en la regi√≥n.

¬ęLas atrocidades cometidas contra los habitantes de Apure no son incidentes aislados causados ‚Äč‚Äčpor agentes insubordinados, sino que son consistentes con los abusos sistem√°ticos llevados a cabo por las fuerzas de seguridad de Maduro¬Ľ, dijo Jos√© Miguel Vivanco, director para las Am√©ricas de Human Rights Watch. La ONG compar√≥ el forma en que las unidades que operan en la regi√≥n operan con las t√©cnicas y formatos utilizados en territorio venezolano en otras ocasiones.

Vivanco es consciente de la necesidad de ¬ęinvestigaciones internacionales sobre estos cr√≠menes¬Ľ, debido a que el volumen de pruebas muestra que estas acciones se est√°n intensificando.

Poco después de los primeros ataques, el régimen venezolano afirmó que las acciones estaban dirigidas a grupos armados colombianos ilegales que operan en la región. Colombia, a su vez, responde que disidentes de las guerrillas y facciones criminales colombianas encuentran refugio en Venezuela con el consentimiento de la dictadura de Nicolás Maduro.

Los informes de civiles víctimas de los avances, sin embargo, muestran que muchos no formaban parte de ninguna asociación delictiva y que las invasiones de viviendas y ejecuciones se realizaron de manera ilegal, sin presentación de órdenes judiciales y sin derecho a la defensa.





El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino L√≥pez, anunci√≥ en su momento que el operativo hab√≠a llevado a cabo la detenci√≥n de 33 ¬ęterroristas¬Ľ y que se hab√≠an desmantelado seis campamentos presuntamente pertenecientes a grupos criminales colombianos. Entre ellos, indic√≥ que el m√°s buscado fue un disidente de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) conocido como Frente D√©cima Mart√≠n Villa.

La guerrilla de las FARC fue desmovilizada mediante un acuerdo de paz firmado entre el grupo y el estado colombiano. Hoy, los ex-FARC ingresaron a la política a través del Partido de los Comunes y no reconocen el vínculo de los disidentes con la posición actual de la exguerrilla, que es participar democráticamente en las decisiones políticas de Colombia.

Seg√ļn los informes de los residentes, los agentes venezolanos allanaron las casas de civiles ajenos a estos grupos y realizaron registros, arrestos y ejecuciones sin una investigaci√≥n previa sobre su participaci√≥n en operativos ilegales.

El informe tambi√©n llama la atenci√≥n sobre la necesidad de resolver la situaci√≥n de los desplazados por el conflicto. La mayor√≠a de los 5.800 venezolanos que huyeron a Colombia se encuentran en pueblos peque√Īos, como La Arauquita, de tan solo 50.000 habitantes y sin capacidad para albergar adecuadamente a esta poblaci√≥n, especialmente en tiempos de pandemia.

Seg√ļn el ACNUR (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), los municipios fronterizos colombianos como La Arauquita, Arauca y Saravena necesitan ayuda para albergar a estos migrantes que contin√ļan llegando desde la regi√≥n de Apure. El informe de HRW concluye que las casas y los albergues de civiles est√°n superpoblados.

HRW intent√≥ contactar al r√©gimen venezolano para indagar sobre la situaci√≥n de estas personas, pero no obtuvo respuesta. Seg√ļn el documento, ¬ęel poder judicial venezolano normalmente no investiga la abrumadora evidencia de violaciones generalizadas de derechos humanos¬Ľ. En conclusi√≥n, la ONG pide a la Corte Penal Internacional ya Naciones Unidas ¬ęanalizar la posible responsabilidad de los implicados directamente en ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y torturas en Apure¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *