Ola de protesta refuerza la identidad de Hong Kong





La ola de protestas en Hong Kong contra el proyecto de ley de extradición expone una vez más una brecha entre generaciones.





Los actos radicales, como la invasión del Parlamento el 1 de julio, han aumentado el apoyo entre los manifestantes más jóvenes, mientras que la población de mayor edad se siente especialmente cerca de China. La división ya era visible en el Movimiento de los Paraguas en 2014.

Seg√ļn la √ļltima encuesta publicada por la Universidad de Hong Kong, m√°s de la mitad de la poblaci√≥n se identifica como Honguguese, mientras que alrededor del 10% se consideran chinos.

Un salto de las cifras del a√Īo pasado, que mostr√≥ el 40 por ciento de los honcongueses. El sentimiento de apreciaci√≥n de la identidad local es a√ļn m√°s fuerte entre los j√≥venes.

Una encuesta de estudiantes de secundaria publicada por un grupo pol√≠tico pro-Pek√≠n, el Nuevo Partido Popular, muestra que esta percepci√≥n de identidad no se debe a la falta de conocimiento sobre China. La investigaci√≥n indica que, si bien los j√≥venes consumen pel√≠culas, libros, m√ļsica y contenido chinos en l√≠nea, visitan ciudades chinas y aprenden mandar√≠n en las escuelas, no se identifican como parte del pa√≠s.

Hong Kong es una antigua colonia británica y regresó al dominio chino en 1997 bajo el acuerdo "un país, dos sistemas", que permite mantener un cierto grado de autonomía.

Hay control de fronteras y pasaporte separado. Los siete millones de habitantes viven bajo reglas separadas, gracias a un poder judicial independiente.





Para 2018, 42,000 chinos se han convertido en residentes de Hong Kong, seg√ļn el Departamento de Estad√≠sticas, menos de los 47,000 que emigraron a Hong Kong en 2017.

Hong Kong sigue siendo el destino m√°s buscado por los turistas de China continental. Un r√©cord de 65 millones de chinos visitaron el territorio el a√Īo pasado, seg√ļn datos del Departamento de Turismo.

Una presencia que aporta beneficios económicos y fricciones sociales. El discurso contra Pekín en Hong Kong no suele estar cargado de prejuicios contra los visitantes chinos.

El a√Īo pasado, la inauguraci√≥n de grandes proyectos de infraestructura ampli√≥ la conexi√≥n f√≠sica con el continente. El puente que une a Hong Kong, Macao y Zhuhai en China, y la integraci√≥n de la red ferroviaria de alta velocidad de China son dos episodios recientes que han generado un debate sobre la creciente influencia pol√≠tica, econ√≥mica y cultural del vecino.

En la actualidad, en las regiones chinas de Tíbet y Xinjiang, el gobierno adopta una política de represión a gran escala contra las minorías étnicas vista por China como un desafío a la unidad territorial del país.

La movilización civil en Hong Kong sigue siendo fuerte, incluso después de cinco semanas consecutivas de disturbios provocados por el intento del gobierno de aprobar el controvertido proyecto de ley.

El mi√©rcoles (17), 8,000 personas mayores, seg√ļn el n√ļmero publicado por los organizadores, salieron a las calles en defensa de las protestas en las que los j√≥venes est√°n en la l√≠nea del frente.

Las principales demandas de las calles son la retirada del proyecto de ley que permitiría procesar el envío de sospechosos en China, la liberación de manifestantes arrestados, la formación de una comisión independiente para investigar los abusos policiales y el voto directo universal, además de la renuncia. del jefe ejecutivo, carrie lam.

"La conexi√≥n entre la protesta pol√≠tica y la identidad de Hong Kong es fundamental. Los habitantes de Hong Kong ven su identidad como √ļnica, distinta del resto de China, basada en los derechos y libertades del territorio ", dice Antony Dapiran, autor de" Ciudad de protesta: una historia reciente de disidentes en Hong Kong " de la disidencia en Hong Kong).

La efervescencia política domina los diálogos cotidianos en la ciudad, ya sea en el taxi o en la cola. El espacio urbano se ve socavado por las referencias a las manifestaciones de mensajes, graffiti, carteles o rejillas metálicas utilizadas por la policía.

El deterioro de las condiciones de vida es combustible para la movilizaci√≥n social. Hong Kong es hoy el mercado inmobiliario m√°s caro del mundo, seg√ļn el √ļltimo informe de la consultora Demographia. El aumento del costo de la vida, la desaceleraci√≥n de la econom√≠a y el aumento de la desigualdad social afectaron a los j√≥venes.

Para Dapiran, lejos de perder aliento, la movilizaci√≥n contin√ļa desarroll√°ndose y creciendo. "Hong Kong tiene un d√©ficit de democracia. Es un sistema parcialmente democr√°tico, pero las personas no pueden expresar sus voces votando ", dice.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *