Off-Broadway ‘All the Natalie Portmans’ mostr√≥ el poder y las limitaciones de la identificaci√≥n en pantalla





Todos los porteros de Natalie





Despu√©s de una extensi√≥n del MCC Theatre fuera de Broadway, el brote de COVID-19 forz√≥ el cierre anticipado de C. Johnson Todos los porteros de Natalie. Son m√°s de dos semanas de audiencias que no pudieron experimentar esta producci√≥n en su forma original, lo cual es una verdadera pena. Pero a medida que el virus oblig√≥ a los neoyorquinos y a otros visitantes que buscan entretenimiento en la ciudad a salir de los espacios p√ļblicos, los acerc√≥ a formas m√°s √≠ntimas de entretenimiento de consumo, y muy cerca del escenario de la protagonista de la obra, Keyonna (Kara Young).

Reconozco elementos de su vida porque yo mismo viv√≠ muchos de ellos. Como ten√≠a 16 a√Īos en el a√Īo 2009 (s√≠, tenemos exactamente la misma edad), no tuvimos demasiados problemas con la parte del trabajo de clase de la escuela, pero tuvimos problemas para informar con otras personas. En cambio, encontramos consuelo y comodidad dentro de las cajas de DVD, aprendiendo empat√≠a y conectividad a trav√©s de personajes de pel√≠culas en nuestros televisores.

Mi identificación con Keyonna es más profunda, incluso si las similitudes en la superficie terminan allí. Mientras crecí con una estructura familiar estable y la fortuna del privilegio de ser un hombre blanco acomodado, era una adolescente queer negra que vivía insegura con una madre soltera que luchaba por evitar su alcoholismo para mantener un techo sobre sus cabezas como la Gran La recesión se desata en DC Keyonna pertenece a varios grupos tradicionalmente marginados, y no pretendo entender todos los obstáculos y desafíos específicos que enfrenta simplemente por ser quien es. Pero el cine es un gran ecualizador: algo sobre ver estas narraciones compactas de personas obligadas a participar activamente contra los desafíos y conflictos en sus vidas puede proporcionar a cualquier persona que se sienta pasiva en su propia vida un sustituto adictivo.

La unidad de identificaci√≥n clave para Keyonna, como muchos de nosotros, es la estrella de cine. Un artista talentoso trasciende un papel y una actuaci√≥n. Nos vemos a nosotros mismos, nuestro vive, reflejado a trav√©s de ellos. ¬ęCada una de las grandes estrellas de cine construye una imagen que es m√°s grande que sus pel√≠culas individuales, incluso cuando conecta esas pel√≠culas en una narrativa de personalidad en desarrollo¬Ľ, escribi√≥ Ty Burr en Dioses como nosotros, su incisivo libro sobre el desarrollo de iconos cinematogr√°ficos. ‚ÄúCada estrella exitosa crea una persona y dentro de esa persona es una idea. Las pel√≠culas son simplemente variaciones de la idea ¬ę. Para Keyonna, la persona en la que encuentra la identificaci√≥n m√°s profunda es la reina titular de la pantalla, Natalie Portman.

La obsesión constante de Keyonna con Portman confunde a los miembros de su familia. Su madre, Ovetta (Montego Glover), quiere saber por qué no le atraen más las películas protagonizadas por actrices con las que comparte un color de piel, preguntando por qué no pueden simplemente mirar Configurarlo o cualquier cantidad de otras películas con elenco negro mayoritario. Su hermano mayor Samuel (Joshua Boone) quiere saber por qué el extenso collage de actrices de Keyonna recortado de revistas presenta casi exclusivamente actrices blancas, con la notable excepción de Whoopi Goldberg. Escenas tempranas en Todos los porteros de Natalie mostrar cómo el comportamiento que una vez se permitieron ahora ha cedido el camino a una tolerancia indignante.





Pero todo el ¬ę¬Ņpor qu√© ella?¬Ľ La discusi√≥n que impregna el comienzo de la obra tiene un prop√≥sito m√°s all√° de establecer personajes. Es una discusi√≥n esencial sobre c√≥mo funciona el cine y para qui√©n trabaja. La fijaci√≥n de Keyonna en Natalie Portman y la preferencia por las actrices blancas revela la escasez de oportunidades disponibles para las actrices de color en la d√©cada de 2000 y antes de interpretar personajes en situaciones cotidianas relacionadas. Con demasiada frecuencia, los roles de las actrices negras en particular (especialmente las que son aclamadas) se reducen a esclavos, trabajadores dom√©sticos, drogadictos o delincuentes. Los prejuicios impl√≠citos y el racismo estructural en el negocio del entretenimiento restringieron severamente a estos artistas de construir el mismo tipo de imagen de estrella que Natalie Portman podr√≠a.

¬ŅY por qu√© Natalie Portman, en particular entre las actrices blancas, atrae a una extra√Īa adolescente negra? En un momento en que el ¬ęfeminismo¬Ľ no se hab√≠a convertido en un grito de guerra en toda la industria para las actrices y las representaciones sexistas de personajes femeninos todav√≠a corr√≠an desenfrenadamente, Portman cort√≥ contra la corriente. Sus personajes recurrieron a una reserva de fuerza femenina, intuici√≥n e inteligencia para salir de situaciones dif√≠ciles. Se resisti√≥ a la sexualizaci√≥n abierta de sus personajes, e incluso cuando sus personajes ten√≠an que manejar esta parte de su identidad, la armaron h√°bilmente. Y Portman construy√≥ su identidad como persona en algo m√°s que en quien ella interpretaba en la pantalla; durante el rodaje de Guerra de las galaxias Precuelas, obtuvo una licenciatura en psicolog√≠a en Harvard.

Para Keyonna, Portman existe no solo como un grupo de p√≠xeles en una pantalla. Es una amiga imaginaria que emerge de las puertas y otros portales en un estilo situado en alg√ļn lugar entre el realismo m√°gico y el surrealismo. Johnson nunca explica c√≥mo funciona el mecanismo, y no necesita hacerlo. Reconocemos de inmediato que Natalie Portman, encarnada en el escenario por Elise Kibler, es un producto de la imaginaci√≥n de Keyonna y, sin embargo, completamente real. Los cin√©filos, particularmente aquellos que amaron las pel√≠culas desde una edad muy temprana, sin duda reconocer√°n el lugar en su mente del que emerge esta Natalie Portman. Las pel√≠culas y los artistas que las hacen posibles no son una escotilla de escape. Son una estrategia de supervivencia.

Natalie, que aparece en atuendos ic√≥nicos de sus roles m√°s reconocibles, aparece al final de las escenas para proporcionar un valor tangible a la vida de Keyonna mientras lucha. Vestida de ella Cisne negro tut√ļ (una apariencia ligeramente anacr√≥nica dado que el final se abri√≥ un a√Īo despu√©s de que se establezca la obra), el marco √°gil de Natalie ayuda a Keyonna a pegar un nuevo recorte de celebridad en la pared en un lugar que lucha por alcanzar por s√≠ misma. Manie pixie dream girl Natalie de Estado jard√≠n Keyonna presta sus auriculares para tocar una melod√≠a que la adormece suavemente despu√©s de un d√≠a traum√°tico. Guerra de las galaxias Natalie empu√Īa un sable de luz y trae un segundo para que Keyonna haga una batalla metaf√≥rica contra enemigos imaginados. Estas son intensas manifestaciones de lo que una pel√≠cula y un artista pueden dar a quienes buscan refugio en la ficci√≥n que les falta en la realidad.

Pero a medida que las condiciones se vuelven m√°s sombr√≠as cuando Ovetta lucha por controlar su adicci√≥n y Samuel no puede reprimir su ira, Johnson nos muestra los l√≠mites de lo que puede hacer Natalie Portman, tanto real como imaginaria. Las versiones de ella que emergen son de historias mucho menos triunfantes: Donde est√° el coraz√≥n, en cualquier lugar menos aqu√≠, V para Vendetta – y demuestra que es menos √ļtil de inmediato. Estas apariencias muestran el alcance excepcional de Portman y la variedad de narraciones con las que se involucr√≥, pero eso hace poco para Keyonna mientras mira el barril de desalojo y aislamiento. En un momento de fondo, Natalie se besa con Keyonna, aparentemente rompiendo la barrera entre lo real y lo imaginado de una vez por todas.

Pero tiene el efecto contrario. El momento obliga a contar con Keyonna y le hace darse cuenta de que Natalie no puede resolver todos sus problemas. Las estrellas de cine, al igual que la cultura en general, no pueden cambiar el mundo solo por su trabajo. Pero pueden cambiar a una persona, y tal vez eso sea suficiente. Pueden reabastecernos de combustible con la energía y la motivación que necesitamos para superar algunas de las horas más oscuras de la vida. Natalie Portman, como lo imaginan Johnson y Keyonna, no es solo una figura aspiracional. Ella también es inspiradora.

Publicaciones interesantes de toda la Web:

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *