Nuevo tiroteo en EE.UU. deja al menos 4 muertos en centro médico de Tulsa





Estados Unidos registró un nuevo ataque con disparos el miércoles por la tarde, esta vez en un hospital de Tulsa, Oklahoma. La acción se produjo pocos días después de que otras dos masacres, en una escuela en Texas y un supermercado en Nueva York, pusieran de nuevo en primer plano el debate sobre el control de armas en el país.





Seg√ļn la polic√≠a de Tulsa, al menos cuatro personas murieron en la acci√≥n. Otros resultaron heridos, pero en n√ļmeros a√ļn no especificados. Seg√ļn los informes, el tirador se suicid√≥ despu√©s del ataque. No se revel√≥ su identidad, pero las autoridades dijeron que era un hombre negro que parec√≠a tener entre 35 y 40 a√Īos.

¬ęEs una escena catastr√≥fica¬Ľ, dijo un portavoz de las fuerzas de seguridad de la ciudad, el capit√°n Richard Meulenberg, seg√ļn el diario estadounidense The New York Times. El ataque tuvo lugar en St. Francis, y la polic√≠a dijeron en un comunicado que los agentes hab√≠an registrado ¬ępiso por piso, habitaci√≥n por habitaci√≥n¬Ľ del edificio para analizar el riesgo de nuevas amenazas.

La Casa Blanca dijo que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había sido informado del tiroteo y estaba siguiendo de cerca la situación. Se ha puesto en contacto con las autoridades locales para ofrecer apoyo.

La policía de Tulsa fue llamada al hospital a las 4:52 p. m. (hora local; 6:52 p. m. GMT) y llegó al centro médico cuatro minutos después. Luego, los agentes escucharon disparos en el segundo piso, donde se encuentran los consultorios médicos, y encontraron los cuerpos de las víctimas y del tirador a las 5:01 p. m.

El atacante portaba un rifle y una pistola y habr√≠a utilizado ambas armas durante la acci√≥n. A√ļn no se sabe si dispar√≥ al azar o si ten√≠a blancos premeditados. Seg√ļn la polic√≠a, se espera que las v√≠ctimas incluyan personal del hospital y pacientes; sus identidades a√ļn no se han revelado.

Tulsa tiene unos 410.000 habitantes y est√° a 160 kil√≥metros de la capital del estado, la ciudad de Oklahoma. Al ser consultado en rueda de prensa sobre el hecho de que la ciudad se sumara a la lista de blancos para ataques a tiros, el alcalde, el republicano GT Bynum, prefiri√≥ solo lamentar el episodio y expresar su solidaridad con las familias de las v√≠ctimas. ¬ęSi queremos tener un debate pol√≠tico, eso es algo que debe hacerse en el futuro, no esta noche¬Ľ.





El asunto fue planteado por los reporteros porque la acci√≥n tuvo lugar apenas ocho d√≠as despu√©s de una masacre en una escuela primaria en Uvalde, Texas, que termin√≥ con 19 ni√Īos y 2 maestros muertos. El autor, un joven de 18 a√Īos, portaba un rifle AR-15 y, antes de ser responsable de la peor masacre en un jard√≠n de infantes del pa√≠s en una d√©cada, tambi√©n le dispar√≥ a su abuela.

Salvador Ramos no ten√≠a antecedentes de enfermedad mental ni antecedentes penales, pero hizo publicaciones amenazantes en las redes sociales antes del tiroteo. Tuvo una adolescencia marcada por el bullying y los problemas familiares y tras cumplir 18 a√Īos lo celebr√≥ publicando una foto con dos rifles que compr√≥ poco despu√©s de su cumplea√Īos. Ramos fue asesinado por la polic√≠a.

Al caso de Uvalde siguió también otro episodio, en Buffalo, Nueva York, en el que diez personas murieron en un supermercado. El autor tenía motivos racistas y debería ser procesado por terrorismo interno.

Los dos episodios desencadenaron la reanudación de la discusión sobre el control de armas en Estados Unidos. Tras el atentado en Uvalde, el presidente Joe Biden pronunció un emotivo discurso en el que criticó el lobby pro-armas en el país y defendió el control sobre el acceso a las armas.

¬ęEstoy cansado de esto¬Ľ, dijo. ¬ę¬ŅPor qu√©? ¬ŅPor qu√© estamos dispuestos a vivir con esta carnicer√≠a? ¬ŅPor qu√© seguimos permitiendo que esto suceda? ¬ŅCu√°ndo, en el nombre de Dios, vamos a levantarnos y enfrentarnos al lobby de las armas?¬Ľ

Durante el fin de semana, el demócrata viajó a Uvalde, el tercer viaje que hace en el cargo a un sitio de tiroteo masivo; a principios de este mes, estuvo en Buffalo. Biden y la primera dama Jill visitaron un monumento a las víctimas y dejaron rosas blancas en el cartel de Robb School.

La pareja tambi√©n asisti√≥ a una misa y se reuni√≥ con familiares de las v√≠ctimas, as√≠ como con sobrevivientes y socorristas. Cuando sali√≥ de la iglesia, una multitud afuera grit√≥ ¬ęhaz algo¬Ľ. ¬ęLo haremos¬Ľ, respondi√≥ el dem√≥crata.

El debate sobre el acceso a las armas ha vuelto unos meses antes de las elecciones legislativas de noviembre, con activistas que abogan por leyes que aumenten los controles para los compradores de armas. Sin embargo, pol√≠ticos republicanos como el senador de Texas Ted Cruz y el expresidente Donald Trump rechazan los pedidos de nuevas medidas y, en cambio, sugieren invertir en salud mental o fortalecer la seguridad escolar.‚Äč

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *