¬°Nuevo remedio para restaurar el deseo sexual no es un Viagra femenino!





La FDA (Food and Drug Administration), órgano que regula los medicamentos en Estados Unidos, liberó recientemente la venta de Vyleesi, un compuesto que promete recuperar la libido de mujeres con trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH).

Este problema se caracteriza por la disminuci√≥n de las fantas√≠as sexuales y la voluntad de tener relaciones sin justificaci√≥n aparente. Seg√ļn datos de la Cl√≠nica Mayo, una red de asistencia m√©dica estadounidense, se estima que hasta el 10% del p√ļblico femenino pase por la situaci√≥n, lo que la hace el desorden sexual m√°s com√ļn entre ellas.

Para que sea considerada una condición médica, sin embargo, es necesario que la falta de voluntad de transar refleje en el día a día de manera negativa, generando angustia, rabia, baja autoestima o tristeza.

A diferencia del cl√°sico Viagra y otros medicamentos contra la disfunci√≥n er√©ctil masculina, que facilitan la llegada de sangre al √≥rgano sexual, la nueva droga act√ļa en el sistema nervioso. Su objetivo son los receptores de melanocortina, la hormona involucrada en diversas funciones cerebrales, el control del hambre a la excitaci√≥n sexual.

Liberado, pero con salvedades

En el estudio que llev√≥ a la aprobaci√≥n, m√°s de 1 200 mujeres fueron divididas entre las que tomar√≠an el f√°rmaco y las que recibir√≠an una versi√≥n sin ning√ļn efecto (placebo). Despu√©s de 24 semanas de evaluaci√≥n, el 25% de las voluntarias que fueron medicadas de verdad reportaron un aumento considerable en el deseo, frente al 17% del grupo placebo.





El 35% de las que tomaron Vyleesi reportaron una reducci√≥n en el estr√©s debido a la falta de sexo, ante el 31% de la otra clase. "Es importante resaltar que el n√ļmero de relaciones consideradas satisfactorias no ha aumentado. "Esto indica que su efecto es s√≥lo para iniciar el acto, y no en el placer como un todo", comenta Ana Paula Aquino, m√©dica ginecologista y especialista en reproducci√≥n asistida de la Huntington Medicina Reproductiva.

La mejora discreta es el primer "si no" del nuevo medicamento. Vamos a combinar que estos n√ļmeros no son tan impresionantes.

El modo de uso es otra limitación: son inyecciones que deben ser aplicadas por la mujer en el muslo o en la barriga 45 minutos antes del sexo. Los efectos colaterales también llaman la atención: el 40% de las voluntarias reportaron náuseas después de la primera dosis, y el 13% necesitó medicamentos para controlar este síntoma.

El compuesto todavía mantuvo la presión arterial de algunos participantes elevada durante 12 horas después de la aplicación. Por lo tanto, es contraindicado para portadores de enfermedades cardiovasculares o cualquier individuo con un alto riesgo de manifestarlas.

La novedad fue probada para mujeres que a√ļn no entraron en la menopausia. Despu√©s de ella, las fluctuaciones hormonales interfieren en la libido y en los mecanismos fisiol√≥gicos de la excitaci√≥n femenina – de ah√≠ el trastorno del deseo sexual hipoactivo deber√≠a ser manejado de una manera diferente.

La b√ļsqueda por el viagra femenino

Este es el segundo intento de la industria farmac√©utica de tratar el TDSH en las mujeres. La primera fue el comprimido Addyi, aprobado en 2015 en Estados Unidos. √Čl no emplaz√≥ en ventas, tal vez porque sus resultados han dejado a desear.

Vyleesi fue recibido con cierto escepticismo por la prensa y la comunidad m√©dica internacional. Primero porque no fue sometido al cribado de un panel de expertos, una conducta cl√°sica de la FDA. Despu√©s de que sus estudios de eficacia y seguridad son cortos: el m√°s largo lleg√≥ a las 24 semanas, con un per√≠odo extra de acompa√Īamiento voluntario de un a√Īo.

Por encima de todo, el trastorno del deseo sexual hipoactivo es un cuadro complejo y misterioso. Por lo tanto, es difícil que un solo medicamento lo resuelva.

Pero el desafío atrae los esfuerzos de la ciencia y la industria. En 2016, la FDA lanzó directrices para las farmacéuticas sobre la creación de medicamentos para recuperar la pérdida de la libido femenina.

"Hay mujeres que pasan por disminuciones en el deseo que afectan negativamente a la salud mental, y que pueden beneficiarse de un abordaje farmacológico seguro", declaró a la prensa Hylton Joffe, director del sector de la FDA responsable de los medicamentos reproductivos.

¬ŅQu√© es el trastorno del deseo sexual hipoactivo?

Es una condición médica caracterizada por la pérdida o caída brusca en el interés en transar sin causa conocida Рciertas enfermedades o desequilibrios hormonales pueden enfriar el apetito por sexo. "Hay varias posibles explicaciones, como alteraciones biológicas o ansiedad, estrés e influencias socioculturales", comenta Ana Paula.

El TDSH es muy diferente de la disfunci√≥n er√©ctil, el trastorno sexual m√°s com√ļn en la vida del hombre, que es la dificultad de mantener una erecci√≥n por motivos fisiol√≥gicos o, con menos frecuencia, psicol√≥gicos. "El problema masculino es que el pene no reacciona. El de la mujer es m√°s complejo, envuelve deseo y voluntad ", diferencia a la ginec√≥loga.

Parece plausible que esta condición resulte de varios factores, como la depresión. Incluso, estudios ya mostraron que el cerebro de mujeres deprimidas responde de manera diferente a pistas sexuales (imágenes eróticas, por ejemplo). Una de las hipótesis para ello es una activación excesiva de mecanismos inhibitorios en la mente, que reducirían la excitación.

De ahí la idea de usar remedios que buscan mejorar las funciones de las neuronas para rescatar el deseo. Hoy, la pérdida de la libido se trata con psicoterapia, terapia sexual y, en algunos casos, incluso con antidepresivos.

"Podemos usar otras sustancias neurotransmisoras que estimulan el contacto entre las neuronas e intensifiquen su acción en la corteza, en el hipotálamo y en otras estructuras involucradas en el placer", complementa Alberto D'Ariza, ginecólogo y obstetra de la Maternidad Pro Matre Paulista.

Ahora, si por un lado la qu√≠mica cerebral hasta debe tener alg√ļn envolvimiento en la libido femenina, por otro es s√≥lo pieza de un rompecabezas de extensi√≥n desconocida.

"Probablemente, muchas de las vías de excitación de la mujer ni siquiera fueron descubiertas. Lo que el nuevo remedio intenta hacer es actuar en una de ellas ", resume Ana Paula.

¬ŅLa falta de deseo sexual es un problema?

No necesariamente. Y es una de las principales discusiones suscitadas por el lanzamiento de una droga del tipo. Cualquier intervención en la vida íntima debe ser hecha solamente cuando la persona se incomoda para valer con la falta de tesón y percibe perjuicios personales en consecuencia.

"Hay personas normo, hipo e hipersecretadas, cada una con un comportamiento diferente que no necesariamente es negativo", refleja D'Aria. "Lo que necesita de evaluación es la caída brusca de un deseo que siempre ha sido satisfactorio", completa el médico.

Si ocurre algo similar, busque al especialista. √Čl iniciar√° una investigaci√≥n en busca de las posibles causas para el des√°nimo. Descartados los motivos sist√©micos – desequilibrios hormonales, enfermedades psiqui√°tricas u otras – es hora de invertir en el cambio de los factores ambientales y emocionales ligados al sexo. Y vamos a combinar que no son pocos.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *