Nuevas acusaciones de conducta sexual inapropiada llevaron a los demócratas a pedir la destitución de Kavanaugh





Varios candidatos presidenciales demócratas han presentado una demanda judicial por el juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh el domingo después de que The New York Times publicara nuevas acusaciones sobre su presunta conducta sexual inapropiada.





El sábado, el periódico publicó un ensayo en su sesión de opinión adaptada del libro "La educación de Brett Kavanaugh: una investigación". El trabajo está firmado por dos reporteros del Times, Robin Pogrebin y Kate Kelly, quienes ayudaron a cubrir las audiencias con el juez.

Pogrebin y Kelly pasaron diez meses investigando acusaciones de mala conducta sexual y agresión que estuvieron en el centro de las audiencias, incluida la de la ex colega de Kavanaugh Yale, Deborah Ramírez.

Ramírez informa haber asistido a una fiesta en una residencia universitaria donde los participantes bebían mucho. En ese momento, Kavanaugh acercó su polla a su cara, haciéndola apartarla y tocar accidentalmente el órgano.

Si bien los investigadores del Senado en ese momento concluyeron que el informe de Ramírez carecía de corroboración, los autores dijeron que al menos siete personas "escucharon sobre el incidente de Yale mucho antes de que Kavanaugh fuera un juez federal", incluida la madre y dos colegas de Ramírez. quien se enteró del caso unos días después de la fiesta.

El libro también informa que los abogados de Ramírez le dieron al FBI una lista de al menos 25 personas que pueden tener evidencia de respaldo, pero la agencia no ha entrevistado a ninguno de ellos. Los dos agentes que entrevistaron a Ramírez dijeron que consideraban el informe "creíble".





Los autores del libro también dijeron que descubrieron un segundo incidente no reportado que involucra un comportamiento similar de Kavanaugh en una fiesta durante su primer año en la universidad.

El ensayo afirma que un colega del juez de la Corte Suprema Max Stier, quien ahora dirige una organización sin fines de lucro en Washington, notificó a los senadores y al FBI de lo que había presenciado, pero que la agencia no investigó.

Según los informes, dos autoridades no identificadas contactaron a Stier, quien se negó a hablar sobre el episodio para el informe. Kavanaugh declinó hacer comentarios.

En la audiencia que investigó la mala conducta sexual de Kavanaugh, se escuchó el testimonio de Christine Blasey Ford, profesora universitaria de California. Ella testificó que cuando era adolescente él la inmovilizó en una cama, la agarró y trató de quitarle la ropa mientras le tapaba la boca.

En ese momento, Kavanaugh negó los cargos.

"Estas nuevas revelaciones son inquietantes", escribió la senadora demócrata de Massachusetts Elizabeth Warren de Twitter sobre el artículo del Times. "Al igual que el hombre que lo nombró, Kavanaugh debe ser despedido por juicio político".

La senadora demócrata Kamala Harris de California, miembro del comité del Senado que presidió las audiencias de confirmación del juez, envió la solicitud de juicio político a Twitter.

"Fue llevado a los tribunales mediante un enjuiciamiento fraudulento, y su lugar en el tribunal es un insulto a la búsqueda de la verdad y la justicia", escribió.

Julian Castro, secretario de vivienda del presidente Barack Obama, y ​​el senador de Vermont Bernie Sanders (independiente), también instaron a su juicio político.

Los líderes republicanos condenaron el ensayo, al que llamaron irresponsable, y defendieron a Kavanaugh.

Trump, quien nombró a Kavanaugh ante la Corte Suprema, salió en su defensa en Twitter este domingo. "Es un hombre inocente que fue tratado horriblemente", escribió. "Son mentiras sobre él. ¡Quieren asustarlo para que se convierta en liberal (en la costumbre)!"

En otro tuit, el presidente sugirió que Kavanaugh "comience a procesar a las personas por difamación, o el Departamento de Justicia debería ayudarlo".

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo en Twitter que "la disposición de la extrema izquierda a tomar acusaciones totalmente infundadas e infundadas durante el proceso del año pasado fue un capítulo oscuro y vergonzoso para el Senado".

Ronna McDaniel, presidente del Comité Nacional Republicano, tuiteó que "The New York Times debería estar avergonzado de tratar de empañar la imagen del juez Kavanaugh".

James Dao, editor adjunto de las páginas editoriales del New York Times, dijo en un comunicado que el artículo es "un informe bien investigado y valioso que arroja nueva luz sobre un tema que ha provocado un debate nacional significativo".

The Times fue severamente criticado por un tweet, que luego fue eliminado, hecho en su encuesta de opinión el sábado sobre el ensayo. Él dijo: "Tener un pene en la cara en una fiesta de borrachos en el dormitorio puede parecer una diversión inofensiva. Pero cuando Brett Kavanaugh lo hizo, dice Deborah Ramírez, confirmó que no pertenecía a Yale primero".

Dao dijo que el tweet "era claramente ofensivo y nunca debería haber sido escrito" y dijo "sinceras disculpas".

Traducción de Luiz Roberto Mendes Gonçalves

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *