Nueva York: Proyecto piloto de reconocimiento facial fracasa. 0% de caras identificadas



El año pasado, Nueva York fue escenario de un proyecto piloto para aplicar el reconocimiento facial a todos los coches que viajaban en el Puente Robert F. Kennedy. Sin embargo, la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA), autora de esta intervención, obtuvo un tremendo fracaso. 0% de los rostros identificados!

25 mil dólares fueron invertidos en un software que obtuvo resultados fracasos en fase de proyecto.



Nueva York obtuvo el 0% de rostros identificados en un proyecto piloto de reconocimiento facial

Vigilancia urbana con reconocimiento facial

El nuevo paradigma de la vigilancia urbana automatiza la identificación de los sujetos a través de tecnologías de reconocimiento facial. Por lo menos esta es la idea de la MTA para todos los pasajeros de los coches que viajan en el Puente Robert F. Kennedy (que conecta los bien conocidos barrios neoyorquinos de Manhattan, Queens y Bronx).

Según la información del Wall Streat Jounal, los responsables de la agencia tienen datos sobre el éxito de la prueba: el 0% de éxito. Así, el proyecto logró incluso tener un resultado peor que los 2% que Londres cosechó hace algunos meses.

Reconocimiento facial que no reconoció a nadie

La correspondencia electrónica enviada por un funcionario del MTA a una alta oficina de la administración de Andrew (gobernador de Nueva York), de noviembre pasado, admite que después de completar el período de prueba inicial, "el proyecto fue concluido sin ser capaz de detectar cualquier cara dentro de los parámetros aceptables.

A pesar de ello, el MTA pagó 25.000 dólares a la multinacional francesa Idemia para el uso del software de reconocimiento. En el pasado, la ciudad de Nueva York ya ha utilizado y con éxito tecnología de reconocimiento facial. En 2017 se han reconocido pruebas con éxito en la tecnología para realizar la vigilancia masiva.

¡Bugs políticos y maniobras tecnológicas confusas … o al contrario!

Se suponía que las cámaras instaladas en el puente serían capaces de captar los rostros de los conductores a través de los parabrisas mientras circulaban. Además, después de la recogida de la imagen, el software debería identificarlos inmediatamente en tiempo real, recogiendo información en la base de datos del gobierno.

Eso fue, al menos, lo que en julio pasado el gobernador Cuomo dijo estar en marcha. En ese momento, en un comunicado durante una ceremonia de presentación de reformas ejecutadas por la MTA, éste fue el solemne objetivo asumido.

Posteriormente, el entonces presidente de la MTA, Joe Lhota, justificó el recurso al reconocimiento facial como forma de perseguir a los infractores de tránsito que cubrían las placas de sus matrículas.

Ahora, las autoridades parecen haber desautorizado a Lhota. De esta forma, la tecnología no tiene sólo como objetivo único la identificación de conductores, más que eso el proyecto pretende combatir el crimen y el terrorismo. Sin embargo, parece que golpearon en varios "obstáculos". Unos serán problemas técnicos y otros relativos a la protección de la privacidad.

En este sentido Daniel Schwarz, de la Unión Americana por las Libertades Civiles, advirtió que existe una diferencia entre usar el reconocimiento facial como una herramienta de investigación y usar esta tecnología como un medio de "vigilancia generalizada en tiempo real para todas las personas.

Los problemas iniciales pueden resolverse en el futuro

El MTA aclaró que, tras esta fase inicial, el proyecto tuvo continuidad en marzo y se adquirieron más cámaras. Los nuevos equipos se colocaron en los puentes de Throgs Neck y Bronx-Whitestone. Este organismo controla diariamente en promedio unos 900 000 vehículos a través de 7 puentes y dos túneles.

Actualmente, con más material y con afinaciones ya logradas, los responsables afirman que han alcanzado el reconocimiento de los rostros de los conductores con una precisión del 80%. Sin embargo, para ello la captura a través del parabrisas tiene que ser hecha a bajas velocidades.

Héctor Santos-Villalobos, investigador del Laboratorio Nacional Oak Ridge, señala que la tecnología necesita evolucionar para tener éxito en conducción a alta velocidad.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *